Proyecto Faq ‘Operación Princesa’: Felipe VI y Pedro Sánchez perfilan ya un gran lavado de cara para la monarquía

viernes, 12 de noviembre de 2021

‘Operación Princesa’: Felipe VI y Pedro Sánchez perfilan ya un gran lavado de cara para la monarquía

Tendría el 31 de octubre de 2023 como fecha clave y “neutraliza la posibilidad de adelantar las próximas elecciones generales”, asegura un exasesor del Gobierno de coalición.

‘Operación Princesa’: Felipe VI y Pedro Sánchez perfilan ya un gran lavado de cara para la monarquía / Javier Lezaola:

El jefe del Estado, Felipe VI, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, perfilan ya una operación de gran calado para intentar resignificar la monarquía restaurada en la persona de Juan Carlos de Borbón por el general golpista Francisco Franco a su muerte en 1975. Así se lo ha asegurado a LUH un exasesor del Gobierno de coalición, que ha destacado que esta ‘Operación Princesa’ de “lavado de cara” de la monarquía “neutraliza la posibilidad de adelantar las próximas elecciones generales”, que en ningún caso se celebrarían antes de diciembre de 2023.

Y es que, según la misma fuente, esa operación tendrá el 31 de octubre de 2023 –el día que la heredera de la Corona, Leonor de Borbón, alcanzará la mayoría de edad– como fecha clave e implicaría reformar artículos del Título II de la Constitución –el relativo a la Corona–, lo requeriría la aprobación por mayoría de dos tercios de cada Cámara, la disolución inmediata de las Cortes Generales y la elección de unos nuevos Congreso y Senado que deberían ratificar la decisión, estudiar los nuevos artículos de la Constitución y nuevamente aprobarlos por mayoría de dos tercios de cada Cámara antes de que la reforma de la Constitución fuera sometida a referéndum. Esa disolución inmediata de las Cortes a la que obliga la Constitución tras aprobar la reforma por mayoría de dos tercios de cada Cámara resultaría menos engorrosa si se hiciera coincidir con un final de legislatura, como sería el caso.

Por otra parte, esa mayoría de dos tercios de cada Cámara –tanto de los actuales Congreso y Senado como de los que surjan de las próximas generales– requeriría el consenso de PSOE y PP, los dos grandes protagonistas del turnismo bipartidista que marcó el régimen del 78 hasta la abdicación en 2014 de Juan Carlos I, recluido en Abu Dabi desde agosto del pasado año 2020. Precisamente la publicación de los escándalos de Juan Carlos I y las investigaciones fiscales sobre ellos está dejando maltrecha la imagen de la monarquía, por lo que la operación que estarían perfilando Felipe VI y Sánchez pretende desvincular esa imagen de la de Juan Carlos I y vincularla a la de su nieta Leonor de Borbón.

Felipe VI nació en Madrid el 30 de enero de 1968, y el mismo día de 1986 –el día que alcanzó la mayoría de edad– dijo en las Cortes Generales: “Juro desempeñar fielmente mis funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes, respetar los derechos de los ciudadanos y de las comunidades autónomas y fidelidad al rey”. “Las Cortes Generales acaban de recibir el juramento que Vuestra Alteza Real ha prestado, en cumplimiento de la Constitución, como heredero de la Corona. Señorías, ¡viva la Constitución!, ¡viva el rey!, ¡viva España!”, le respondió el entonces presidente de las Cortes, Gregorio Peces-Barba.

Leonor de Borbón nació el 31 de octubre de 2005, por lo que el mismo día de 2023 alcanzará la mayoría de edad, y a ella también le tocará entonces prestar juramento como heredera de la Corona. Ese 31 de octubre de 2023 “se celebrará un acto similar al del 30 de enero de 1986”, apunta el exasesor del Gobierno de coalición, que asegura que la ‘Operación Princesa’ incluiría “destacar el hecho de que Leonor de Borbón es una mujer y otorgarle un papel con funciones que vayan más allá de las meras funciones de heredera, para decir en Europa que estamos ante una monarquía diferente y modernizada”. Sánchez ha encargado la tarea –enmarcada en una reforma de la Constitución que afectará no sólo a la monarquía sino también a otros aspectos del régimen del 78– a Félix Bolaños, y para ello lo designó el pasado mes de julio –en el seno del Gobierno– ministro de Presidencia y en octubre –en el seno del PSOE– secretario de Reforma Constitucional y Nuevos Derechos.

Sucesores de Juan Carlos I, inviolables y preferentemente varones

“La Corona de España es hereditaria en los sucesores de S. M. Don Juan Carlos I de Borbón, legítimo heredero de la dinastía histórica. La sucesión en el trono seguirá el orden regular de primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores; en la misma línea, el grado más próximo al más remoto; en el mismo grado, el varón a la mujer, y en el mismo sexo, la persona de más edad a la de menos”, establece el artículo 57 de la Constitución. “La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”, establece el 56.

La reforma de la Constitución podría incluir la eliminación del nombre de Juan Carlos I, de esa preferencia del varón sobre la mujer e incluso de esa inviolabilidad e irresponsabilidad de la persona del jefe –o de la jefa– del Estado, pero la “clave” de la ‘Operación Princesa’ sería “darle ya un papel a Leonor de Borbón para que sea la imagen de la monarquía en España”, apunta la misma fuente, que asegura que Felipe VI “siempre ha querido mandar, pero sabe que su padre ha manchado su figura y él no puede presentarse como alguien ejemplar, y más teniendo en cuenta el fracaso que constituyó su momento fundacional el 3 de octubre de 2017”, por lo que “necesita poner a Leonor como la cara amable de la monarquía y ser él quien mande por detrás”.

Según la misma fuente, la posibilidad de adelantar las próximas elecciones generales no sólo la neutralizaría esta operación, también la neutraliza el hecho de que España ejercerá la Presidencia del Consejo de la UE entre el 1 de julio de 2023 y el 1 de enero de 2024, un periodo que coincidirá precisamente con el 18º cumpleaños de Leonor de Borbón y por ello con su juramento ante las Cortes Generales como heredera de la Corona. “Todo apunta a que incluso podría pedirse una prórroga para que las próximas elecciones generales no se celebren hasta primeros de 2024”, apunta, e insiste en que “Sánchez podría estar barajando esta opción de la prórroga porque tiene una excusa muy poderosa, como es la Presidencia del Consejo de la UE; no se puede estar de campaña mientras se ostenta la Presidencia de la UE, no es serio…”.

Juan Carlos I compartió su reinado con siete presidentes del Gobierno –Carlos Arias Navarro, Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo-Sotelo, Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy–, y con ninguno de ellos ha mantenido una relación tan privilegiada como con Felipe González, el principal valedor –desde siempre y hasta la fecha– no sólo de Juan Carlos I sino también de la propia monarquía. La ‘Operación Princesa’ contaría con su beneplácito y con su auspicio, y los nuevos/viejos aires que corren en el PSOE no serían ajenos a ella.


Fuente → luhnoticias.es

banner distribuidora

‘Operación Princesa’: Felipe VI y Pedro Sánchez perfilan ya un gran lavado de cara para la monarquía Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR