Proyecto Faq Represión y víctimas mortales del franquismo en la colonia de Fuente Palmera (Córdoba) de 1936 a 1978

lunes, 18 de enero de 2021

Represión y víctimas mortales del franquismo en la colonia de Fuente Palmera (Córdoba) de 1936 a 1978

Represión y víctimas mortales del franquismo en la colonia de Fuente Palmera (Córdoba) de 1936 a 1978

Un total de 388 víctimas de desaparición forzada, deportados a Mauthausen, esclavos del franquismo o torturados por Billy el Niño se suman a la querella argentina, dice la promotora de la iniciativa, María José Bernete, con el apoyo de los abogados Ana Messuti y Máximo Castex, y de la Red Catalana y Balear de Apoyo a la Querella Argentina contra los Crímenes del franquismo. Todos los casos tienen un marco común: las poblaciones que conformaban la Colonia de Fuente Palmera (Córdoba) de 1936 a 1978.

Expectación Jiménez Fernández fue asesinada junto a su marido y a su hija, Josefa Peña Jiménez. Un grupo de franquistas entró a su casa el 12 de septiembre de 1936, violaron a su hija delante de ella y su marido y, cuando se hartaron mataron a tiros a la hija y a la madre. A su marido no lo mataron enseguida, primero lo hicieron cavar la fosa en el cementerio de Fuente Palmera, en Córdoba, después tuvo que meter dentro los 2 cuerpos calientes, y entonces le dispararon a él. Pero no murió de los tiros y fue rematado con la pala con la que había abierto el agujero que los engulliría a los tres. Ahí siguen los huesos, en una fosa común, como testigos de la pedagogía del terror ejecutada por los franquistas. Una violencia que adoptó especial saña contra las mujeres.

Hace una década, María José Bernete empezó “a investigar los casos de colonos” que pasaron por los campos de exterminio por la Alemania de Adolf Hitler. Fue el caso de Juan Salas Sánchez, trabajador del campo, soldado Republicano, y vecino de una de las aldeas de la Colonia, Fuente Carreteros. La derrota de la democracia Republicana española obligó al jornalero a cruzar la frontera. En Francia fue hecho prisionero de los nazis, trasladado a Mauthausen en enero de 1941, luego a Gusen, y al final Hartheim donde fue asesinado el 18 de diciembre del 41 a la edad de 26 años.

Manuel Cobos Herruzo murió a los 34 años en Gusen. Su primo murió en Hartheim y su hermano en el exilio solo y enfermo. El padre y hermano de Francisca Adame Hens fueron esclavos del franquismo en el Canal de los Presos, una obra faraónica que sigue dando riego a parte del bajo Guadalquivir. Hasta 138 personas de Fuente Palmera fueron destinadas a Batallones Disciplinarios de Trabajadores.

En 1960 hubo 41 personas detenidas en una caída del Partido Comunista en que se estaba organizando entre los trabajadores del campo 1960. José Balmón Castell fue detenido en 1976 y trasladado a la Dirección General de Seguridad, “donde durante 10 días fue torturado salvajemente por Billy el Niño, quien le fracturó la mandíbula, le rompió varias costillas y le causó graves hematomas por todo el cuerpo.

La propia querellante acumula hasta 11 casos en su familia: “Mi abuelo Manuel Bernete Jiménez fue esclavo del franquismo construyendo el pueblo nuevo de Belchite. Tras la guerra, mi abuelo junto a su familia volvieron a Fuente Palmera, donde fue detenido y encarcelado. El régimen de franco le condenó en consejo de guerra a 12 años y un día, que cumplió en la prisión de Córdoba y en San Juan de Mozarrifar, Zaragoza, donde vio morir de hambre a sus compañeros”. La acusación fue “pertenecer a la UGT y ser presidente del Comité de Defensa de la República en la aldea de Silillos”. Y, también, “ser tío del Capitán Chimeno”, como se conocía al militar anarquista Juan José Bernete Aguayo. Una venganza que sufrieron otros miembros de la familia.

Como Rosario Bernete. “Le raparon su bonito pelo rubio dejándole parte del cabello en forma de cruz, la pasearon por las calles y la sentaron en una silla en la plaza del pueblo, siendo obligada a ingerir varios tazones de aceite de ricino migados con pan entre insultos, mientras perdía el control de sus esfínteres”. La que había sido novia del Capitán Chimeno, Concepción Quero Dublino, corrió la misma suerte: “vejada y humillada”. Y su hermano Antonio Bernete Aguayo fue esclavo del nazismo en la Organización Todt y “pasó por varios campos de concentración franceses”.


banner distribuidora

Represión y víctimas mortales del franquismo en la colonia de Fuente Palmera (Córdoba) de 1936 a 1978 Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR