Proyecto Faq El asesinato del diputado socialista Luis Dorado Luque por militares franquistas en Córdoba, en 1936

domingo, 12 de julio de 2020

El asesinato del diputado socialista Luis Dorado Luque por militares franquistas en Córdoba, en 1936

 

El asesinato del diputado socialista Luis Dorado Luque por militares franquistas en Córdoba, en 1936

Luis Dorado Luque nació en Antequera (Málaga) en 1899; era hijo de un reputado peluquero que tenía una barbería en la calle Estepa. Durante la guerra de Marruecos fue destinado a servicios sanitarios en el hospital militar de Málaga, donde adquirió los conocimientos y prácticas para su posterior titulación como practicante. En oposiciones del cuerpo sanitario del Estado, aprobó y obtuvo plaza de practicante en el dispensario antituberculoso del Carmen, en el barrio obrero del Perchel, en Málaga capital. Vivía en nº 10 del Compás de la Victoria; allí tenía consulta para personas humildes y trabajadoras. Fue ayudante de su mentor político, el eminente doctor Almanza.

Su conciencia socialista y Republicana fue reconocida por las agrupaciones socialistas y de la UGT, que lo auparon a cargos de alta responsabilidad. En las elecciones de febrero de 1936 fue elegido diputado por el Frente Popular en Málaga capital. Su presencia en el parlamento se hizo notar: de 85 posibles votaciones hasta su asesinato participó en 73, y de un total de 33 sesiones participó en 28.

En la madrugada del 18 de julio, Dorado viajaba en tren de Madrid a Málaga, acompañado por el también diputado socialista Antonio Acuña Carballar. En Alcolea, el tren fue detenido. Avanzada la mañana varios camiones del ejército al mando de un capitán de Infantería registraron el tren, detuvieron a los 2 diputados, y los ingresaron en un calabozo del Cuartel de San Rafael de Córdoba, en el que también fueron encerrados los diputados por Córdoba Bautista Garcés Granell y Antonio Bujalance López, comunista el primero y socialista el segundo, y el periodista cordobés, masón y ex diputado socialista Joaquín García-Hidalgo Villanueva.

La primera víctima fue Joaquín García-Hidalgo, la mañana del 28 de julio por causa de un “coma diabético”, que pudo ser provocado obligándole a comer dulces, sin embargo según Julián Zugazagoitia, la muerte se debió a una paliza que recibió en su celda. Garcés y Acuña fueron asesinados la noche del 28 al 29. Luis Dorado y Antonio Bujalance cayeron la noche del 29 al 30 de julio. El cuerpo de Dorado fue examinado por un forense en el Cementerio de la Salud de Córdoba, que dictaminó que había fallecido “a consecuencia de heridas por arma de fuego en el cerebro y el hígado”.Luis Dorado Luque fue inscrito en el Libro de Registro del Cementerio gracias a documentos, tarjetas y una cédula personal a su nombre encontradas en su ropa. Entonces comenzó la tergiversación de los hechos. La familia nunca tuvo una comunicación oficial de la muerte, del asesinato. La ocultación de la represión a efectos legales ya había comenzado. El juez lo inscribió en el Registro Civil como un “varón desconocido”. Luis Dorado no había fallecido legalmente. Ambos registros fueron desconocidos por sus familiares, que también sufrieron represión, persecución y exilio.

Las secuelas de esa ocultación de la verdad se prolongaron incluso después de concluir la dictadura franquista. Cuando Josefa Ortiz Lara, viuda de Luis Dorado, solicitó en 1979 una pensión de viudedad al amparo de la Ley 5/1979 de 18 de septiembre sobre reconocimiento de pensiones en favor de las viudas y familiares de los fallecidos como consecuencia de la Guerra Civil, la prestación le fue denegada porque su esposo no figuraba inscrito como fallecido en el Registro Civil. El trámite burocrático, hasta que Luis Dorado dejó de ser un mero “desaparecido” y su fallecimiento se reconoció legalmente, no concluyó hasta 1993. Sus descendientes no han cejado en el empeño por la restitución de la verdad, emprendiendo acciones jurídicas contra el Estado para que se reconozcan las verdaderas causas de la muerte de Luis Dorado Luque.

Documentos: Todos los Nombres (Francisco Espinosa Maestre: La Justicia de Queipo; Antonio Gutiérrez Dorado: “Exilio interior”. Cuadernos para el Diálogo, nº 11, junio de 2006). Cordobapedia y Generaciones de Plata


banner distribuidora

El asesinato del diputado socialista Luis Dorado Luque por militares franquistas en Córdoba, en 1936 Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR