Proyecto Faq Juan Carlos de Borbón, Liechtenstein y los Botín: casuales coincidencias

lunes, 4 de mayo de 2020

Juan Carlos de Borbón, Liechtenstein y los Botín: casuales coincidencias


 
Las investigaciones y revelaciones también habrían puesto de manifiesto que Juan Carlos de Borbón ha utilizado los servicios fiduciarios del despacho Allgemeines Treuunternehmen (ATU) de Liechtenstein y de su presidente el abogado Guido Meier


Juan Carlos de Borbón, Liechtenstein y los Botín: casuales coincidencias / José Antonio Gómez:
Las últimas revelaciones del presunto asesor financiero de Juan Carlos I respecto a los ingresos millonarios realizados en cuentas suizas de dinero presuntamente procedente de Bahrein, corroboran aún más lo publicado por Diario16 hace unos meses en relación a los escándalos del rey emérito en relación con sus sociedades y fundaciones Zagatka y Lucum en paraísos fiscales como Liechtenstein y Panamá, su relación con la cuenta Soleado y las presuntas comisiones de la venta del Banco Zaragozano al Barclays Bank y del AVE a la Meca, relacionadas con los amigos del rey emérito Alberto Cortina, Alberto Alcocer y Juan Miguel Villar Mir consejero del Banco Santander hasta el año pasado.

Las revelaciones de la «amiga entrañable» de Juan Carlos de Borbón, Corynna zu Sayn-Wittgenstein, las investigaciones del fiscal suizo Yves Bertossa y las publicaciones del diario británico The Telegraph y el helvético Tribune de Genève parecen aventurar que los testaferros del rey emérito podrían ser Arturo Fassana, Dante Canónica y su primo Álvaro de Orleans.

Estas investigaciones y revelaciones también habrían puesto de manifiesto que Juan Carlos de Borbón habría utilizado los servicios fiduciarios del despacho Allgemeines Treuunternehmen (ATU) de Liechtenstein y de su presidente, el abogado Guido Meier.

Dicho despacho de servicios fiduciarios, ATU, fue fundado por Guido Feger que posteriormente crearía el banco Verwaltungs-und Privat Bank AG (VP Bank). Tanto el despacho fiduciario como el banco forman parte del mismo grupo, que ofrece a sus clientes un servicio global de agente fiduciario y servicios financieros para invertir y, presuntamente, ocultar los bienes de los clientes a los respectivos fiscos de sus países de residencia. Ambas entidades fiduciaria y bancaria comparten dirección ya que ATU tiene a sus oficinas en el nº 5 de Aeulestrasse en Vaduz, mientras que el VP Bank tiene su sede, en la acera de enfrente, en el nº 6 de la misma calle de la capital del Principado de Liechtenstein.

Guido Meier es el abogado fiduciario que aparece como administrador de la fundación del rey emérito, Zagatka, en la que figuraba como uno de los beneficiarios Felipe de Borbón, fundación que fue constituida por el despacho de servicios fiduciarios ATU. Guido Meier, además de miembro del consejo de administración de ATU desde 1980 y presidente desde 2002 hasta 2015, ha sido también miembro del consejo de administración del VP Bank desde 1989 y vicepresidente del mismo desde 2001 hasta 2016.

Esta relación directa del administrador fiduciario Guido Meier, tanto con el despacho fiduciario ATU como con el banco VP BANK, plantea la presunta relación de los fiduciarios de Juan Carlos de Borbón y los de la familia Botín; ya que en el escándalo de la finca de Mijas, protagonizado por el Banco Santander y, presuntamente, por los miembros de su comité ejecutivo, aparece la sociedad del paraíso fiscal y bancario del Principado de Liechtenstein, Tinre Etablissement, de la que era administrador Heinz Batliner, quien, a su vez, ha sido gerente general del VP Bank desde 1960 y presidente desde 1990, ostentando en la actualidad el cargo de presidente emérito desde 1996.

La sociedad Tinre Etablissement constituida en 1986 por el grupo formado por ATU y el VP Bank, pasaría posteriormente al despacho Intergestions Trust IGT también creado por la entidad de Liechtenstein en 1993.

Tinre Etablissement, de la que era administrador el banquero Heinz Batliner, fue propietaria del 25% de la sociedad española Vertientes de Calahonda SL que adquirió una finca en Mijas al Banco Santander, un día antes de que se publicase su expropiación en el BOE. La sociedad Vertientes de Calahonda habría comprado la totalidad de la finca de Mijas de más de 480.000 metros cuadrados por sólo 450.000€ (menos de 1€/m2), cuando un tercio de la misma fue justipreciado por más de 20 millones de euros por el Jurado Provincial de Expropiación de Málaga, de lo que se deduciría que el precio total de la finca superaría los 60 millones de euros.

Fuentes cercanas a la anterior propietaria de la referida finca de Mijas, la sociedad Inversión Hogar, que aún mantiene pleitos ante la Audiencia Provincial de Madrid con el Banco Santander relacionados con la finca, manifiestan que los verdaderos propietarios de Vertientes de Calahonda serían los miembros del comité ejecutivo del Banco Santander, entre ellos la familia Botín, que se ocultarían tras testaferros como la citada sociedad de Liechtenstein, Tinre Etablissement, y su administrador, Heinz Batliner.

Pese a que el justiprecio de la expropiación no habría sido aún cobrado en su totalidad por la empresa Vertientes de Calahonda, por encontrarse pendiente un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en el que se reclaman hasta 24 millones de euros por un tercio de la finca, la compañía, participada al 25% por Tinre, fue disuelta y liquidada cuando Inversión Hogar destapó judicialmente el posible fraude de la venta de la finca de Mijas por el Banco Santander a testaferros que presuntamente ocultarían a la familia Botín. La sociedad de Liechtenstein también ha sido disuelta pasando su participación en Vertientes de Calahonda a la sociedad Aviarosa SL.

Nada limpio parece ocultarse tras los testaferros de Liechtenstein de Juan Carlos I y los Botín y la venta de la finca de Mijas, ya que el hermano del banquero Heinz Batliner era un famoso abogado fiduciario, Herbert Batliner, fallecido a los 90 años en 2019, relacionado con la creación y administración de fundaciones y sociedades que habrían servido para el manejo de dinero de narcotraficantes como Pablo Escobar o el ecuatoriano Jorge Hugo Reyes Torres, dictadores como Mobutu y Ferdinand Marcos, mafiosos rusos, políticos alemanes, llegándose a relacionarle con Jacques Hachuel, la fundación Levi y Mario Conde, en su día muy vinculado con Juan Carlos de Borbón. Los Batliner también han sido investigados por los servicios de inteligencia alemanes (BND), el Senado americano y la Asamblea Nacional francesa por su participación en escándalos de presunto fraude fiscal y blanqueo de capitales.

En definitiva, las investigaciones y revelaciones parecen indicar que Juan Carlos de Borbón tiene como testaferros a Arturo Fassana, Dante Canónica y su primo Álvaro de Orleans, mientras que los Botín tienen los suyos, Jonathan James Low, Paul Louis Saurel; pero los administradores fiduciarios, al parecer, son los mismos de Liechtenstein: los Guido Meier y Heinz Batliner del grupo que forman ATU y VP Bank.


Fuente → diario16.com

banner distribuidora

Juan Carlos de Borbón, Liechtenstein y los Botín: casuales coincidencias Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR