Proyecto Faq Exhumar la fosa 111 significa cerrar una herida que lleva 80 años abierta

viernes, 15 de mayo de 2020

Exhumar la fosa 111 significa cerrar una herida que lleva 80 años abierta

 

La secretaria de la Asociación de Familiares de Víctimas del Franquismo de la fosa 111 de Paterna, Vicen Juan, explica que llevan 4 años de lucha para conseguir la exhumación de la fosa 111 del cementerio de Paterna que se ha iniciado este miércoles

Vicen Juan: “Exhumar la fosa 111 significa cerrar una herida que lleva 80 años abierta” / Pau Alemany Fernàndez: 

La lucha por recuperar la dignidad de las familias de fusilados durante el Franquismo continúa su camino. Hoy se ha dado un paso más en la recuperación de la memoria histórica, ya que se han iniciado las excavaciones para la exhumación de la fosa 111 del cementerio de Paterna, donde se estima que puede haber unos 150 cuerpos enterrados. Esta exhumación es el resultado de un largo proceso de más de cuatro años de trámites y papeleo para conseguir los permisos necesarios. Vicen Juan es la secretaria de la Asociación de Familiares de Víctimas del Franquismo de la fosa 111 de Paterna y su abuelo es uno de los fusilados por el régimen que están enterrados en dicha fosa. “Para mí, la exhumación que hoy se inicia significa cerrar una herida que lleva 80 años abierta”, cuenta Vicen, cuyo único deseo es “poder identificarlo y poder enterrarlo” junto a su abuela y su madre en el cementerio de Manises. Eso sí, le da lástima que su madre, fallecida hace dos años, no esté presente en este momento para poder observar cómo se hace justicia.

Su abuelo fue fusilado por el régimen el 6 de abril de 1940 acusado de ‘adhesión a la rebelión’. Así es como se indica en el sumario de la causa, unas adjetivaciones que han marcado la vida de Vicen y de su familia. “Cuando todo esto ocurrió, mi familia quedó señalada por el pueblo de Manises y mi abuela se quedó viuda con cuatro hijos a los que nadie quería ayudar”, relata Vicen con sufrimiento. Los primeros años fueron duros para la familia, ya que tuvieron que sobrevivir con lo poco que conseguían y nadie les daba trabajo: “Mi abuela estuvo a punto de morir por inanición hasta en dos ocasiones”, recuerda Vicen, quien durante su infancia no podía hablar de qué familia era. Además de la recuperación del cadáver para poder enterrarlo dignamente, una de las exigencias que se hace desde la asociación es cambiar la acusación de ‘adhesión a la rebelión’ que figura en el sumario.

A pesar de que ya habían realizado algunas investigaciones intermitentes previamente, el proceso para conseguir la exhumación de la fosa 111 se inició hace cuatro años. “Ha sido un proceso largo y duro hasta conseguirlo”, declara la secretaria de la Asociación. Y es que, para poder realizar la excavación de la fosa, hay que seguir un procedimiento en el que, primero, se acredite y se justifique que existe una persona enterrada. A continuación, hay que registrar la Asociación de familiares afectados en los ayuntamientos implicados, con todo el papeleo que supone y, finalmente, hay que conseguir el apoyo de la Diputación y los permisos para realizar la excavación. “Durante el gobierno del Partido Popular era imposible conseguir información”, explica Vicen, que también quiere agradecer a los funcionarios del ayuntamiento de Manises por su colaboración durante todo el proceso para conseguir los papeles necesarios.

Sin embargo, la exhumación de una fosa no implica en algunos casos la identificación del cadáver, ya que los cuerpos se encuentran en estado de degradación y hay veces que no se pueden identificar. En el caso de la fosa 111 será el equipo de arqueología ArqueAntro el encargado de realizar la búsqueda y el reagrupamiento de los cuerpos, en una excavación que se prevé que durará entre tres y cuatro meses. Una vez acabada la exhumación, los cuerpos se envían en cajas a la Unidad de Medicina Forense de Madrid, donde se procede a la identificación de los cuerpos. Más tarde, los cadáveres identificados se devuelven a las familias y son estas quienes deciden qué hacer con ellos.

El historiador Vicent Gabarda es uno de los principales responsable de que se haya podido llevar a cabo este proceso de exhumación en distintas fosas del cementerio de Paterna. Es el fundador de la Comissió de la Veritat del País Valencià y sus investigaciones han sido claves para los arqueólogos que están trabajando en las exhumaciones de paterna, ya que en ellas se indicaban el número de fusilados enterrados y los nombres de muchos de ellos. “Es como nuestro guía”, reconoce la secretaria de la Asociación. Gabarda estima que hay unos 150 cuerpos enterrados en la fosa 111.

Todavía habrá que esperar unos meses para que Vicen pueda constatar que, efectivamente, su abuelo fue enterrado en la fosa 111 de Paterna, pero la exhumación iniciada hoy permite ver la luz al final del túnel. “Verdad, justicia y reparación, es lo único que pedimos”, concluye la Vicen.

Fuente → valenciaextra.com

banner distribuidora

Exhumar la fosa 111 significa cerrar una herida que lleva 80 años abierta Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR