Proyecto Faq "Mientras faltan mascarillas, la Casa Real vive a cuerpo de rey"

lunes, 27 de abril de 2020

"Mientras faltan mascarillas, la Casa Real vive a cuerpo de rey"

Telechea: "Mientras faltan mascarillas, la Casa Real vive a cuerpo de rey" / Carlota Camps:

La portavoz adjunta de ERC en el Congreso, Carolina Telechea (Igualada, 1981), hace más de cuarenta días que está confinada en su ciudad natal, la primera en aislarse de toda Catalunya por el virulento brote que se detectó. A la espera de que la pandemia remita y pueda volver a la primera línea del Congreso, la diputada republicana crítica duramente la gestión de la crisis del coronavirus por parte del Gobierno de Pedro Sánchez. En una entrevista telemática con El Nacional, Telechea considera que Sánchez ha llegado tarde y que va a remolque de la Generalitat. Apuesta por conseguir recursos para parar la Covid-19 recortando en Ejército y en Casa Real, cree que el Govern tiene que gestionar él mismo el desconfinamiento y pide convocar la Mesa de Diálogo cuanto antes mejor.

¿Cómo está viviendo el confinamiento? ¿Lo está pasando en Igualada?
Justo el miércoles anterior al estado de alarma yo estaba en Madrid en la Junta de Portavoces, y es cuando se decidió suspender toda la actividad. Entonces volví hacia Igualada y desde el 12 de marzo que continúo aquí. Ahora mismo, ya con ganas que se empiecen a aplicar las medidas para que puedan salir los niños y aunque sea una horita poder salir a pasear con mi hijo. Los niños lo necesitan.

¿Cómo se ha vivido la situación aquí en la cuenca de Òdena, uno de los primeros lugares que se confinó y se cerró perimetralmente?
Al principio fue un choque bastante fuerte. Pero la gente ha seguido exhaustivamente todas las recomendaciones del Govern y ha sido muy colaborativa. Al principio sí que era un poco desconcertante porque había mucha información y no sabías de dónde venía, pero bien. El ejemplo del confinamiento de la cuenca de Òdena ha sido un ejemplo claro de la buena gestión, de la buena gestión del Govern, avanzando y anticipándose con este cierre y los datos lo han demostrado. Con el cierre perimetral se han podido contener los contagios.


El confinamiento de la cuenca de Òdena ha sido un ejemplo claro de buena gestión del Govern y los datos lo demuestran. El gobierno del PSOE siempre ha ido tarde y a remolque

Pero hubo un momento de cierta confusión, en que algunos vecinos no sabían si tenían que hacer caso al Govern o al Estado, ¿no?
Nosotros lo que hicimos es seguir las indicaciones del Govern. Yo he podido ver agradecimiento de mis vecinos y vecinas. Lo hemos vivido bien porque el Govern en todo momento iba dando indicaciones y hemos ido conviviendo con ellas.

¿Cómo valora la gestión del Gobierno en esta crisis?
Ha llegado tarde. El gobierno del PSOE siempre ha ido tarde y a remolque de las iniciativas y de los planes que iba sacando el Govern de la Generalitat. Si hubiera actuado con eficiencia, tendría que haber cerrado Madrid cuando se dieron los primeros casos de Covid. Eso es lo que hicimos aquí en la cuenca de Òdena. No teníamos todavía el estado de alarma y la Generalitat ya decidió confinar este territorio a causa de la gravedad de los contagios. Eso es lo que tenía que haber hecho el gobierno del estado español, responder de forma rápida y eficaz. No lo hizo y, en lugar de eso, decidió declarar estado de alarma que le ha permitido dotarse de unas competencias que no tiene y recortarnos derechos y libertades a todos.


Sánchez se escuda bajo el estado de alarma para recortar derechos y libertades, como pasó el 1-O

¿Qué quiere decir?
Creo que se habla poco, pero la monitorización de los móviles con este estado de alarma es muy grave. La gente no es consciente de ello, pero el gobierno del estado español y de Pedro Sánchez, con la excusa del coronavirus y escudándose bajo el estado alarma, está recortándonos los derechos y libertades como pasó el 1-O.

¿Es comparable una situación con la otra?
El recorte de derechos y libertades, los pinchazos de teléfono, la geolocalización de los móviles... La práctica como mínimo es muy similar, o se aproxima mucho a cómo actuaron en aquella época. Es grave y estamos viendo que el gobierno del estado español se siente muy cómodo en esta posición. Hay peligro de acabar viendo normal esta situación y que acabe quedándose. Eso no nos lo podemos permitir.



En aquel momento, durante el 1-O, gobernaba el PP. ¿Cómo cree que habría actuado un gobierno de derechas en este momento?
No sé qué hubiera hecho el PP, pero sí que puedo decir que el gobierno de Pedro Sánchez y del PSOE, un partido que es de izquierdas, no está dando respuesta a las necesidades de la ciudadanía. Hay un ejemplo muy claro con el tema de los ERTE. Por ineficiencia de la administración hay miles y miles d'ERTE que no se están tramitando. Eso supone que haya familias que se pasen prácticamente casi dos meses sin cobrar. Es jugar con el pan y el techo de las familias. No nos lo podemos permitir. Sánchez tiene que dar respuesta de manera eficaz a las familias. Y hay más ejemplos.

¿Como cuáles?
Pues con las políticas activas de ocupación. El PSOE tiene la habilidad de desviar la atención hacia otras cosas, pero la ministra de Trabajo hace unas semanas recortó un 55% las políticas activas de empleo. Se trata de unas subvenciones que permitían a los ayuntamientos hacer planes de ocupación. Es un claro ejemplo de la mala gestión. Sería muy fácil recortar en defensa o incluso, y que todavía es mucho más grave, en la Casa Real.


No podemos permitir que por la ineficacia de la administración, haya familias que pasen dos meses sin cobrar. Es jugar con el pan y el techo de las familias

¿Propone recortar el presupuesto de la monarquía y destinarlo a la crisis de la Covid?
Hemos tenido problemas para comprar mascarillas. Nuestro personal sanitario no tenía mascarillas, ni material para protegerse y desarrollar su trabajo con condiciones, y en cambio tenemos una Casa Real que vive a cuerpo de rey y que, además, lo hace con dinero público, que es de todo el mundo. Faltan recursos y el gobierno del Estado no es capaz de recortar al Ejército ni, lo que es más grave, a la monarquía. La solución sería muy fácil: recortarles el presupuesto y destinarlo a lo que es prioritario, que es ayudar a la gente.



El Ejército, sin embargo, ha tenido un protagonismo muy destacado en esta crisis.
Se podría haber optado por otros cuerpos, pero se ha escogido al ejército, que tiene una determinada connotación. Sánchez juega con el discurso bélico y del miedo. No era necesario sacar al Ejército para poder hacer tareas de ayuda. No era necesario que la UME viniera aquí a desinfectar.

¿Y cómo se podría haber hecho?
De hecho, eso ya se ha hecho. Aquí en la cuenca de Òdena ya se hacía desinfección de las calles y de centros. No era necesario el Ejército. Nosotros estamos perfectamente dotados para ese fin. El cuerpo de Bombers está perfectamente capacitado para poder hacer todas estas tareas. No era necesaria la UME, pero es evidente que Sánchez tiene otra visión de las cosas y otra manera de hacer frente a la situación, que no se corresponde con la que nosotros creemos que tendría que ser.

Sánchez juega con el discurso bélico y del miedo. No era necesario sacar al ejército


Tengo la sensación que centra la crítica sólo en el PSOE y Pedro Sánchez, pero Podemos también está dentro del gobierno, ¿no?
Sí, sí, efectivamente. De hecho, las políticas activas de ocupación pertenecen al ministerio de Trabajo, que es de Unidas Podemos. Por lo tanto, Unidas Podemos tiene su parte de responsabilidad, pero el liderazgo y los ministerios más importantes que están tomando estas medidas son los del PSOE.

Esta última semana la polémica ha sido el plan de salida de los niños, que finalmente han tenido que rectificar...
No es la primera vez que el gobierno del Estado rectifica en sus medidas y eso de los niños es un claro ejemplo, va a remolque de las medidas del gobierno de la Generalitat. Catalunya se adelantó con un plan de salidas de los menores, que ponía en el centro la salud de los niños, la medida del PSOE trataba a los niños como objetos. Podían acompañar a los padres al supermercado o a hacer gestiones. No priorizaba ni ponía en el centro a los niños y ¿qué ha acabado pasando? Han tenido que rectificar. Van a remolque de las medidas del Govern de la Generalitat. Este caso demuestra la ineficiencia o ineficacia de este gobierno.

Con el plan de salidas de los niños se ha demostrado que el gobierno del Estado va a remolque de la Generalitat

¿A qué atribuyen estos giros de guion?
Es una muestra de desconcierto. No saben hacia dónde tiene que ir y se les escapa la situación de las manos. No sabemos gestionarlo y las comparecencias del Ministerio de Sanidad son claros ejemplos. No acaban de dar respuesta, ni demostrar un plan eficaz. No acaban de saberlo gestionar. Habría sido mucho más fácil si nos hubieran dejado gestionar en cada territorio nuestra propia crisis. Estamos demostrando que lo gestionamos bien.

Más allá de las salidas, algunas familias están preocupadas porque los niños no tienen escuela y ellos tienen que volver a trabajar y no tienen con quién dejar los niños. ¿Cómo se les puede ayudar?
Desde Esquerra le reclamamos y exigimos al vicepresidente Pablo Iglesias qué medidas pensaba aplicar para aquellas familias que se han visto obligadas a dejar el trabajo o reducirse la jornada porque tienen menores a su cargo y no los han podido dejar con nadie. Estas familias verán que sus ingresos han disminuido muchísimo. Le preguntamos a Iglesias qué medidas pensaba aplicar en este sentido. De hecho presentamos una enmienda, pero la respuesta fue cero. No hubo ninguna respuesta por su parte.

Pedimos a Iglesias medidas para compensar a las familias que han reducido las jornadas laborales por los hijos. La respuesta fue cero

A pesar de sus críticas, de momento están aprobando decretos del Govern y se han abstenido en las prórrogas del estado de alarma, pero esta semana Gabriel Rufián ya avisaba el otro día de que estaban más cerca del 'no' que del 'sí'. ¿Pueden acabar votando en contra si hay una nueva prórroga?
No lo sé. No es una decisión que nos toque decidirla sólo a nosotros como grupo parlamentario. Es una decisión que tendremos que valorar también a nivel de partido. Ya veremos cómo se desarrollan estas dos semanas y cómo va sucediendo todo y, en todo caso, ya veremos qué hacemos.

¿Sigue vigente la mayoría que dio a Sánchez la investidura? Se le ve más próximo a PP y Cs que a ustedes. ¿Cambiará la relación después del coronavirus?
Sí que es verdad que ahora se abrirá un nuevo panorama, y a raíz de eso tendremos que ver cómo lo gestionamos. Está claro que la situación que tenemos ahora no es la misma que la que teníamos. Es cierto que habrá otro panorama, que tendremos que gestionar y ya veremos qué mayorías habrá. Lo que ERC tiene claro, y como bien diría Oriol Junqueras, es que por responsabilidad, nosotros seremos el socio más leal al pueblo de Catalunya. Nosotros nos mantenemos aquí y no saldremos de aquí.



Sánchez propuso hace unas semanas unos nuevos Pactos de la Moncloa. Finalmente, sin embargo, ha acabado con una Mesa de reconstrucción en una comisión en el Congreso ¿Acabará quedando en nada?
Cuando Sánchez anunció los Pactos de la Moncloa nadie le compró. Tuvo que cambiarle el título para que pudiera vender una mesa de reconstrucción social y económica, pero no dejaban de ser unos Pactos de la Moncloa encubiertos, está claro. Ahora se ha acabado degradando un tema tan importando, según ellos, en una comisión. Nosotros tenemos enfocada la mirada en la reconstrucción social y económica de Catalunya, y eso tendría que ser la prioridad por parte del Estado. Tendría que destinar todos los esfuerzos a esta reconstrucción.

¿Y no lo hace?
Si esta mesa la degrada a una comisión legislativa en el Congreso de los Diputados, demuestra su poca voluntad. Ya tenemos comisiones en el Congreso desde donde trabajar y tratar las reformas legislativas que hagan falta. No era necesario crear una comisión nueva. Fue una iniciativa del PP y el PSOE se la ha comprado entera. Es un pacto de la Moncloa con el PP.

La comisión para la reconstrucción es un pacto de la Moncloa con el PP

Dice que están centrados en la reconstrucción en Catalunya. ¿No son incompatibles?
Nosotros queremos la reconstrucción del pueblo de Catalunya y también queremos lo mejor para el resto de pueblos del Estado. Es evidente, pero nosotros ahora tenemos la mirada en la reconstrucción de Catalunya, que es a quien nos debemos.


 

Ha criticado mucho al Gobierno pero... ¿el Govern de Catalunya lo ha hecho todo bien? ¿No haría falta también un poco de autocrítica?
Siempre se tiene que hacer autocrítica, pero considero que en general el Govern de la Generalitat ha demostrado ser eficiente y eficaz en la gestión de esta crisis sanitaria. Los datos lo demuestran. Nosotros hemos ido siempre un poco por delante. Evidentemente que siempre se puede hacer mejor y que todo es mejorable. Nadie se imaginaba poder vivir esta situación, nadie estaba preparado. Evidentemente todo es mejorable, pero siempre desde la buena voluntad y con esta vocación de servicio público se ha intentado ayudar y se han puesto todos los esfuerzos del país a priorizar a las personas.

En los últimos días hemos oído varias declaraciones afirmando que una Catalunya independiente lo habría hecho mejor y habría menos muertos. Lo ha dicho la portavoz Meritxell Budó y también el presidente de la cámara Joan Canadell. ¿Lo comparte?
Es una declaración totalmente desafortunada. Totalmente. Cuando se habla de situaciones de crisis humanitaria, de pandemias, hacer este tipo de declaraciones no ayudan. Ha habido los contagios que ha habido. Es un virus muy agresivo cuya expansión no se ha podido controlar. Hay los casos que hay, aquí, en Madrid, en Francia, en el Reino Unido o Alemania. El virus se ha extendido de manera brutal y todo el mundo está intentando ayudar y hacer todo lo mejor que puede y que sabe para salir de esta situación.

Una cosa son los muertos y la otra si la gestión hubiera podido ser mejor. ¿Una Catalunya independiente lo habría hecho mejor?
No lo sé, ahora mismo no lo somos, pero lo que sí que está claro es que desde las competencias que tenemos y a pesar de la restricción de competencias con el estado de alarma, hemos demostrado otra vez la solvencia de la Generalitat y de la ciudadanía del pueblo de Catalunya.

Si Sánchez no permite a Catalunya gestionar el confinamiento, el Govern tiene que ir por su cuenta. Lo tengo claro

¿Quién tiene que gestionar el desconfinamiento?
Sánchez tendría que dejarlo a competencias de cada territorio. El gobierno del Estado tendría que ceder y devolver las competencias a cada territorio. Cada territorio es diferente, los contagios han sido diferentes y el desconfinamiento lo tendría que decidir cada territorio. Es evidente.

Y en caso de que no se permita, ¿qué tiene que hacer el Govern de Catalunya? ¿Tendría que hacer caso o tiene que decidir por sí mismo?
Tendríamos que actuar por nuestras cuenta, está claro. No necesitemos demostrar nada al gobierno del Estado. Hemos gestionado perfectamente esta crisis humanitaria y nosotros tendríamos que ir por nuetra cuenta, efectivamente. Yo lo tengo claro.

Si hubiéramos tenido un estado propio con nuestras propias estructuras de estado lo habríamos gestionado mejor

¿Es un poco unilateral no eso, no?
El gobierno del estado español también es unilateral en sus decisiones y tampoco tiene en cuenta los territorios. Si tuviéramos un estado propio, con nuestras propias estructuras de estado, evidentemente que lo hubiéramos podido gestionar de manera mucho más eficiente. Lo hemos demostrado, y si hubiéramos tenido nuestras estructuras y nuestro propio sistema de financiación es evidente que lo hubiéramos gestionado mejor.


Sobre la mesa de diálogo... ¿Cuándo se tiene que reprender?
Todas aquellas vías de diálogo bilaterales, como la mesa de diálogo que ERC consiguió que se constituyera, se tienen que aprovechar. Ahora más que nunca tenemos que aprovechar todos estos espacios de relaciones y bilaterales que tenemos con el gobierno del Estado. Eso no se detiene. El país continúa y, por lo tanto, tenemos que aprovechar todos estos espacios. Y lo tenemos que hacer cuanto antes mejor.

¿Antes del verano?
Sí, sería conveniente.


Ahora que la situación del coronavirus está más controlada tenemos que reanudar la mesa de diálogo

¿Es incompatible gestionar el coronavirus y seguir hablando de independencia y amnistía?
Una cosa no quita la otra. Es perfectamente compatible. Es importante hablar de política y de aquellas políticas que al final nos harán salir de eso, ¿no? No podemos parar el país porque haya esta crisis humanitaria. Es evidente que la prioridad ha sido parar estos contagios, eso lo hemos tenido claro todos, pero ahora que la situación está más controlada tenemos que avanzar lo más rápido posible con esta mesa.

¿Serán más difíciles ahora las relaciones entre gobiernos?
Dependerá de la voluntad de las partes. Si hay voluntad todo será posible.


Fuente → elnacional.cat

banner distribuidora

"Mientras faltan mascarillas, la Casa Real vive a cuerpo de rey" Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR