Proyecto Faq La crisis de la monarquía: ¿oportunidad para el movimiento republicano?

jueves, 26 de marzo de 2020

La crisis de la monarquía: ¿oportunidad para el movimiento republicano?

 

  • "Ahora es el momento de que el movimiento republicano dé un paso al frente", afirman desde la plataforma Referéndum UAM
  • "Esta descomposición de la monarquía posiblemente acelere la reorganización del movimiento", aseguran desde Madrileños por el Derecho a Decidir

La crisis de la monarquía: ¿oportunidad para el movimiento republicano? / Sara Montero:

En paralelo a la crisis del coronavirus, se abría en España otra crisis institucional: la de la monarquía. El pasado 15 de marzo, el rey Felipe VI renunciaba a la herencia de su padre, Juan Carlos I, con la "finalidad de preservar la ejemplaridad de la Corona". El comunicado llegaba días después de que The Telegraph destapara la vinculación de Juan Carlos I y su hijo con una empresa off shore. La preocupación por un desafío sanitario de mayor magnitud volvió a salvar a la Corona española de ser el problema urgente, pero se convocaron caceroladas en los balcones y se volvió a pedir una comisión de investigación en el Congreso, ¿estamos ante una nueva crisis de la institución? ¿es una nueva oportunidad para el movimiento republicano? ¿Han dejado los españoles de ser 'juancarlistas'?

La iniciativa de respuesta más visible fue la cacerolada de protesta contra el rey convocada por redes sociales el pasado 18 de marzo, pero los movimientos republicanos comparten estos días un manifiesto en el que exigen a Fiscalía y a los tribunales de Justicia que "lleguen hasta el fondo de la investigación" respecto a los negocios de Juan Carlos I. La inviolabilidad del rey y las dudas sobre hasta dónde y, sobre todo, hasta cuándo protege al emérito han protagonizado los análisis en prensa.

Estas nuevas informaciones aparecidas en prensa han coincidido con la organización de la convocatoria de la consulta estatal Monarquía o República , prevista para el próximo 9 de mayo de 2020 y ahora en duda por la crisis del covid-19. Ésta es la última parada de un camino que comenzó en 2018 y que ha llenado universidades, pueblos y barrios de consultas no vinculantes sobre la forma del Estado. ¿Es una oportunidad para elaborar una propuesta política organizada? "Claro que es una oportunidad y sobre todo una necesidad para el movimiento republicano de carácter transformador", explica Pedro Casas, de Madrileños por el Derecho a Decidir.

"Que salga a la luz información concreta sobre una fundación en un paraíso fiscal (más otras que están investigando) a nombre del rey emérito y con el propio Felipe VI como beneficiario no deja de ser un golpe muy duro para la monarquía. Cada vez es más difícil de justificar su permanencia", explica Lucía Nistal, portavoz de la plataforma Referéndum UAM, que califica de "gestos totalmente cosméticos" los realizados por el monarca.

Iniciativas políticas

Estas últimas informaciones sobre los negocios de Juan Carlos I también han llegado hasta el poder legislativo. El pasado 10 de marzo, PSOE, PP y Vox tumbaron la petición de investigación en el Congreso de los Diputados, pero ERC, PNV, Bildu, Junts y BNG volvieron a registrarla días después tras conocer las últimas informaciones y el comunicado de Felipe VI.


        Cartel elaborado por Madrileños por el derecho a decidir. / Cedido

Además, este mismo miércoles, ERC y EH Bildu registraron una proposición de ley en el Senado para pedir la modificación del Código Penal y despenalizar los delitos de injurias a la Corona y los ultrajes a España como la quema de banderas. "El Estado español debe superar estas censuras que tipifican como delitos la quema de banderas o la injuria a la Corona desde un concepto de sacralización de la imagen del rey y de su familia", explican en el escrito. Estas formaciones ponen de ejemplo la condena a la revista El jueves en 2007 por una ilustración sobre Felipe VI, el proceso contra el rapero Valtònyc o "la persecución a un concejal de Santa Coloma de Gramenet y activistas de la CUP y Arran por quemar (supuestamente) fotos del rey en una manifestación o la quema de la imagen del rey —también en 2007— en Girona con razón de la visita del Monarca español".

Por otro lado, el Partido Comunista de España (PCE) también ve una oportunidad para impulsar la propuesta republicana. Al menos, a juzgar por el último informe de su comisión política, en el que señalan el próximo 14 de abril como una fecha a tener en cuenta para "incrementar las movilizaciones- en las calles o en los balcones- para exigir la recuperación de los recursos económicos apropiados ilícitamente y dedicarlos a fines sociales y sanitarios" y para "evidenciar un rechazo hacia la monarquía cada vez mayor".

Coronavirus, escándalos y restricciones

El comunicado de Casa Real coincidió con la crisis del coronavirus, ante la que la monarquía española había estado callada. El 18 de marzo rompió su silencio. Así describía Sato Díaz en cuartopoder su intervención: "Felipe VI pronuncia un discurso previsible y vacío obviando los problemas de corrupción que rodean a la monarquía".


Cartel elaborado por Madrileños por el derecho a decidir. /Cedido

                           Cartel elaborado por Madrileños por el derecho a decidir. /Cedido

Con los ciudadanos confinados en casa, la única protesta posible fue una cacerolada, convocada por redes, que pedía que Juan Carlos I "donara a la sanidad pública" los 100 millones de euros que provendrían supuestamente de las comisiones saudís. "No es extraño que el último escándalo despierte una especial indignación. Descubrir un nuevo episodio de los oscuros negocios multimillonarios de la Corona cuando estamos sufriendo restricciones, sin derecho a un test si no somos de la casta política o la propia familia real, yendo a trabajar sin medidas de seguridad o perdiendo nuestro trabajo, con familiares enfermos…", afirma Nistal.

Sin embargo, la gravedad de la crisis sanitaria ha restado focos a la histórica renuncia del rey a la herencia de su padre: "Ahora ni siquiera es posible pensar en un nuevo 15-M, y la que se nos viene encima es muy grave, gravísima, y no sólo por el asunto de la Monarquía, sino por la crisis económica que se avecina", asegura Carlos Fernández Liria, que escribió, junto a Silvia Casado, el libro ¿Qué fue la Segunda República? (Akal, 2019).

Este profesor de Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid escribió en este medio el artículo El coronavirus, para una reflexión republicana , donde apostaba por los valores republicanos mucho más allá de la falta rey. "Hay mucha gente que todavía recuerda lo que es el concepto de República. Sobre todo los que reflexionan en torno a la Renta Básica, en el grupo de Sin permiso, en Barcelona", reflexiona hoy.

La "reorganización" del movimiento

Los esfuerzos por desligar la Corona de los escándalos de la figura de Juan Carlos I se materializaron el 19 de julio de 2014 con la proclamación de Felipe VI, que tomaba el relevo de su padre, en una transición exitosa que logró calmar las aguas. Sin embargo, la semana pasada, el rey se vio, de nuevo, obligado a desvincularse del emérito, de su herencia y a retirarse la asignación. "Parece que estamos en un intento de lavado de imagen, y un cortafuegos ante lo que pudiera suceder con las investigaciones. Como el intento ha sido clamorosamente fallido, la crisis de la institución está servida", explica Casares, que insiste en que hay que desmitificar la figura del rey emérito y esclarecer, por ejemplo, cuál fue su papel en el conflicto del Sáhara con Marruecos.

Tanto Nistal como Casas han participado en algunas de las consultas ciudadanas, no vinculantes, que desde la primavera de 2018 se organizan en barrios y universidades de España. Este mayo preparaban la consulta estatal. "Esta descomposición de la institución posiblemente acelere la reorganización del movimiento de cara a diseñar el futuro de la transición y la nueva forma de estado. Pero esto hay que hacerlo", asegura Casares.

Nistal también es crítica con el papel que ha jugado Unidas Podemos dentro del Gobierno junto al PSOE: "Ahora es el momento de que el movimiento antimonárquico y republicano dé un paso al frente, se mantenga independiente del Gobierno y exija la expropiación de la fortuna de la monarquía para ponerla a disposición del pueblo trabajador en esta crisis y, por supuesto, la abolición de la monarquía".


Fuente → cuartopoder.es

banner distribuidora

La crisis de la monarquía: ¿oportunidad para el movimiento republicano? Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR