Proyecto Faq Dejar de ser súbditos. El fin de la restauración borbónica

sábado, 18 de diciembre de 2021

Dejar de ser súbditos. El fin de la restauración borbónica


Jordi Serrano escribe sobre «Dejar de ser súbditos. El fin de la restauración borbónica» en el Diari de Girona 

Gerardo Pisarello i Jordi Solé Tura

Me he leído el libro de Gerardo Pisarello Dejar de ser súbditos. El fin de la restauración borbónica (Akal, 2021). El profesor de Derecho Constitucional y actualmente secretario primero de la mesa del Congreso de los Diputados por En Comú Podem ha publicado un libro importante. En primer lugar es importante como contribución a la historia de la monarquía en España, pero en segundo es importante, me atrevería a decir, muy importante debido a que venga de la mano de uno de los grandes intelectuales de la izquierda española en el ámbito de Unidas Podemos. El libro cuenta con un brillante prólogo de Javier Pérez Royo.

Seguramente el mayor error de la Transición no es uno de los mil que la gente dice, muchos de ellos por falta de conocimientos y de capacidad de análisis, para mí el mayor error es haber renunciado al horizonte republicano y lo que es peor, a los valores republicanos. Se podía incluso aceptar la monarquía pseudo parlamentaria en 1978, pero no el horizonte republicano. Aquí PSOE y PSC cometió un gran error, pero también el PCE y el PSUC y han arrastrado un gran problema político hasta ahora. Pisarello tiene un conocimiento enciclopédico de la historia de la monarquía española y de las monarquías europeas. Y de hecho refuta la idea de que «nuestra» es una monarquía similar a las de otros países más al norte. Los reyes de Gran Bretaña se quedaron en Londres bajo el bombardeo de la Lutwaffe, mientras el de aquí se añadieron a la coalición fascista que bombardeaba donde la propia Lutwaffe y el Comando Aviazione Legionaria delle Baleari Madrid, las carreteras de Málaga, Barcelona, ​​Guernica o Granollers. En España los borbones sólo han servido para impulsar retrocesos en las libertades y derechos sociales. El libro está lleno de anécdotas y de frases sensacionales como esta de Charles-Maurice de Talleyrand: «Es costumbre real robar, pero los borbones exageran» escrito antes de 1830. O recupera una frase de Tony Benn del ala izquierda del laborismo inglés: «Si fuera al dentista y la persona encargada de taladrarme la boca me dijera que en realidad no es odontólogo, pero que no me preocupara porque su padre o abuelo sí que lo fueron, sin duda me marcharía de inmediato».

Pero Pisarello lo que hace es superar el esquema que creó el PCE-PSUC en la transición y la primera democracia que nos llega hasta ahora, y es que la forma de gobierno no es importante. De hecho éste es el gran error de Jordi Solé Tura del que yo fui admirador, cuando se hacía una cursillos clandestinos de marxismo defendiendo un leninismo bien entendido. Pisarello, seguramente por tener mejores conocimientos que Solé, nos hace ver una cosa, que por otra parte sabía cualquier obrero con conciencia de clase hasta 1939. La monarquía no es sólo el obstáculo principal para ejercer el derecho a la autodeterminación de Cataluña, sino el principal obstáculo para hacer políticas sociales. Los borbones siempre han sido los líderes de la facción reaccionaria. Tales como con el Ibex 35 que cobija bajo su inmunidad. Pisarello devuelve a la izquierda catalana y española de la que nunca debería haber salido. Un libro que tendrá efectos prácticos. Seguro. Fuente: gerardopisarello.com


Fuente → Diari de Girona

banner distribuidora

Dejar de ser súbditos. El fin de la restauración borbónica Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR