Proyecto Faq La huída del rey Juan Carlos es un hecho insólito en la Europa actual

jueves, 12 de agosto de 2021

La huída del rey Juan Carlos es un hecho insólito en la Europa actual

 Sin embargo, más insólito ha resultado aún que la insólita y secretisma "espantá real" se haya producido sin que ni políticos, ni magistrados, ni medios de comunicación se atrevieran a formular demanda alguna

Ivo Engels, historiador: «La huída del rey Juan Carlos es un hecho insólito en la Europa actual» /

"En Europa, -asegura el historiador alemán Jens Ivo Engels- la mayoría de los jefes de Estado europeos , después de aparecer complicados en asuntos de corrupción, permanecieron en sus países correspondientes a la espera de ser sometidos a las investigaciones judiciales pertinentes. Tal fue el caso, por ejemplo, de Jacques Chirac o Nicolas Sarkozy en Francia, por ejemplo"

Jens Ivo Engels es un historiador e investigador alemán que imparte clases en la Universidad Técnica de Darmstadt, Alemania.

Está especializado en temas relacionados con la corrupción institucional. Integra una nueva corriente historiográfica caracterizada por tener la consideración no sólo la noción de corrupción en los casos concretos en que ésta se produce, sino igualmente el conjunto de actividades clientelares y de favores políticos que arrastra. Éste enfoque, que vincula la historia de las ideas, de los medios de comunicación y de los discursos, con la historia de las prácticas, la historia social le permite desarrollar una nueva visión sobre el fenómeno de la corrupción en las sociedades modernas .

Para este historiador e investigador, especializado en temas de corrupción, la "espantá" del rey Juan Carlos de Borbón al extranjero es un caso extrañísimo que no se produce en la Europa de nuestros días, y del que resulta difícil encontrar precedentes en la historia del último medio siglo en el continente.

La extraña y repentina "huída" de Juan Carlos de Borbón, acompañado por el secretismo propio de una nocturnidad alevosa sobre la que ni políticos, ni magistrados, ni medios de comunicación se han atrevido a formular demanda alguna, tiene que ver más con las bochornosas fugas protagonizadas por sátrapas latinoamericanos y filipinos que con un monarca que se ha pretendido presentar siempre ante la sociedad española como un impoluto y moderno Jefe de Estado de factura "europea"

"En Europa, -asegura Engels- la mayoría de los jefes de Estado después de aparecer complicados en asuntos de corrupción, permanecieron en sus países correspondientes a la espera de ser sometidos a las investigaciones judiciales pertinentes. Tal fue el caso, por ejemplo, de Jacques Chirac o Nicolas Sarkozy en Francia, por ejemplo" .

Muy diferentes fueron las circunstancias que rodearon la "espantá" protagonizada heredero político de Franco, que enredado hasta los mismísimos tuétanos en los escándalos de cuentas bancarias opacas, comisiones multimillonarias y "premios" de decenas de millones de euros a su ex amante, de la noche la mañana puso "pies en polvorosa", abandonando secretamente el país y refugiándose en un Estado teocrático y autoritario árabe . No resulta extraño, pues, el asombro que tal hecho provoca en sesudos tratadistas europeos, que no se sabe por qué razón - o sí-, siguen persuadidos de que en España funciona una democracia formal, aunque adornada con ribetes pintorescos.

Esa es la razón por la que este historiador alemán, dice observar con inquietud que las tendencias antimonárquicas que se están produciendo en la sociedad española, podrían multiplicarse como efecto de este tipo de desvergonzados comportamientos reales.

Por otra parte, Friedrich Schneider, profesor emérito de Política Económica en la Universidad de Linz y experto en los llamados "delitos de cuello blanco", indica que el número de Estados que se están prestando a aceptar la residencia en su territorio de personas con este tipo de pasado criminal, está disminuyendo considerablemente. Siempre es un consuelo.


banner distribuidora

La huída del rey Juan Carlos es un hecho insólito en la Europa actual Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR