Proyecto Faq España: los que ganaron mucho dinero con la pandemia

domingo, 15 de agosto de 2021

España: los que ganaron mucho dinero con la pandemia


España: los que ganaron mucho dinero con la pandemia
Pascual Serrano

 Año y medio después de que se declarase la pandemia de COVID en el planeta, sus consecuencias económicas han llevado a millones de personas a una situación desesperada. Sin embargo, bancos, eléctricas, aseguradoras, tecnológicas o farmacéuticas han logrado disparar sus beneficios a la sombra (y muchas veces a costa) de la pobreza de los demás. 

Casi año y medio después de que la OMS declarase la pandemia de COVID, es indiscutible que la economía ha sufrido una crisis que ha afectado a la población mundial. En el caso de España los datos son elocuentes, el porcentaje de población española en riesgo de pobreza o exclusión social subió 1,1 puntos en 2020, año marcado por el coronavirus, y se situó en el 26,4%, el dato más elevado desde 2017, según la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística (INE).
 
La pandemia ha empujado al paro a 2,14 millones de trabajadores, según el Servicio Público de Empleo Estatal español (SEPE), el 59,4% de los 3,4 millones de desempleados registrados. De ellos, se pueden considerar ya parados de larga duración, por llevar más de seis meses sin trabajo, 1,21 millones, más de la mitad. No hubo un aumento tan brusco desde 2009, cuando según los registros del SEPE experimentó un alza del 58,96%.
 
La consecuencia es que debido a la pandemia un cuarto de millón de familias españolas han acabado en las llamadas colas del hambre, ya son un millón y medio las que necesitan ayuda para poder llenar su nevera, lo que supone una de cada doce en un país con poco más de 18 millones de hogares. Eso en cuanto al Programa de Ayuda Alimentaria del FEGA (Fondo Español de Garantía Agraria), un organismo del Ministerio de Agricultura, y sin tener en cuenta la distribución de alimentos de otras ONGs y de las redes de apoyo de los barrios.
 
Esta es la situación más o menos conocida por todos y ampliamente difundida por los medios. Sin embargo, hay otra circunstancia que merece nuestra atención, se trata del otro lado de la balanza, los sectores, colectivos o empresas que, mientras se nos complicaba la economía a la mayoría, ellos han disparado sus beneficios, bien durante los momentos más duros de la pandemia o bien más tarde, como consecuencia de la pandemia.
 
Como ya contaba Noemi Klein en su libro La doctrina del shock, determinadas tragedias son aprovechadas por algunos sectores para tomar decisiones impopulares y hacer negocios. Veamos quiénes son.
 
Empecemos por la banca. El Ibex 35 es el principal índice bursátil de referencia de la bolsa española y está formado por las 35 empresas con más liquidez que cotizan en las cuatro bolsas españolas. Pues bien, los cinco grandes bancos del Ibex35 (Bankínter, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Santander) cerraron el primer semestre del 2021 con unos beneficios netos en el mercado doméstico de 3.773 millones de euros, según los resultados semestrales remitidos a la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores).
 
Si se incluye el negocio internacional, los beneficios de los cinco grandes bancos suman 8.224 millones. Esto supuso multiplicar por cuatro sus beneficios frente a los obtenidos en el mismo periodo de 2020.
 
El panorama quedaba así en el primer semestre del año actual: Santander ganaba 3.675 millones hasta junio, el mayor beneficio en un primer semestre desde 2010; BBVA, 1.911 millones; CaixaBank tuvo unos beneficios de 1.278 millones sin contar los extraordinarios de la fusión con Bankia; el Sabadell gana un 51% más (220 millones) y Bankinter hasta 1.140 millones.
 
Lo más insultante es que el beneficio de los bancos se debe a la desgracia de los demás. La pandemia ha disparado la demanda de crédito por parte de las empresas y los autónomos, a quienes el parón de la actividad económica generó problemas de liquidez que les hizo recurrir a la banca, ya fuera directamente o mediante operaciones públicas como los avales del ICO (Instituto de Crédito Oficial), es decir gracias al Estado. Los bancos subieron los intereses y a hacer caja.
 
Otra fuente de aumento de ingresos de la banca a costa de las familias en plena crisis por la pandemia es el incremento de las comisiones que cobran por mantener una cuenta. Según se recoge en el barómetro sobre comisiones bancarias elaborado por la organización de consumidores Asufin (Asociación de Usuarios Financieros), disponer de una cuenta corriente y de una tarjeta para operar le cuesta en España una media de 140,16 euros al año a los clientes de las principales entidades financieras.
 
En algunos casos, como Bankinter y Santander, alcanza los 180 y los 240. Y todo en unos tiempos en los que, reduciendo cada vez más sus trabajadores en plantilla y ahorrándose esos sueldos, todos los servicios están automatizados y las gestiones las hacemos por internet o en el cajero.
 
Para redondear sus beneficios, la banca ha utilizado la pandemia para formalizar más de 15.000 despidos de trabajadores.
 
El resultado de todo ello será el reparto, según los analistas, de unos de 7.000 millones de euros entre sus accionistas.
 
Vayamos ahora a otro sector que se ha forrado durante esta pandemia. Agárrense, las eléctricas ganan en España un millón más cada día con el recibo de la luz que ha disparado su precio.
 
Las tres principales compañías eléctricas españolas, Endesa, Iberdrola y Naturgy, que controlan el 85% del mercado eléctrico español, han aumentado sus ganancias más de un 6% en la primera mitad de este año, cuyos dos últimos meses han registrado un desconocido encarecimiento del coste de la electricidad que soportan los hogares y empresas.
 
Los datos proceden de los resultados que esas mismas compañías han remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) donde reflejan unos beneficios conjuntos de 3.233 millones de euros del 1 de enero al 30 de junio de este año, 195 millones más que en el mismo periodo del anterior.
 
Han ganado cada día un millón más que el año pasado y han elevado hasta casi 750.000 euros por hora el ritmo de los beneficios. Destaca el caso de Naturgy que alcanzó un beneficio neto ordinario fue de 557 millones de euros.
 
Como estos beneficios no les parecen suficientes también acuden a la ventanilla del Estado a hacer caja. Iberdrola se embolsó el pasado mes un préstamo del ICO por valor de 6 millones de euros para generar hidrógeno verde en Barcelona.
 
Al importe del préstamo se suma una subvención de 3,7 millones de euros, procedente de la iniciativa Connecting Europe Facility (CEF) de la Unión Europea.
 
El negocio eléctrico ya lo están oliendo algunos. El hombre más rico de España, Amancio Ortega, el fundador de Inditex, a través de su sociedad Pontegadea Inversiones, ha entrado en el capital del grupo Red Eléctrica (REE) con una participación del 5% del capital, valorada en unos 456 millones de euros, el máximo que le permite la ley. Además también adquirió el 12% de la empresa homóloga portuguesa, Redes Energéticas Nacionais (REN), valorado en unos 190 millones de euros.
 
Hay que reconocer que la pandemia ha tenido sus consecuencias negativas en Amancio Ortega, su empresa inversora recortó su beneficio neto en 2020 y "solo ganó" 666 millones. Toda nuestra solidaridad, los ricos también lloran. Pero no nos preocupemos demasiado, se espera que en 2021 Ortega reciba cerca de 1.300 millones en dividendos de Inditex. Nos quedamos más tranquilos.
 
Pero volvamos a la energía. Repsol obtuvo un beneficio neto de 1.235 millones de euros en el primer semestre del año. Aunque para eso fue necesaria la solidaridad (involuntaria) de los españoles, que pagaron y siguen pagando un 21% más caro los carburantes que el año anterior. En julio la gasolina iba por su octava subida consecutiva.
 
Si una gran mayoría de los ciudadanos se ha quedado con su economía temblando tras la pandemia, no parece que haya sucedido lo mismo con las grandes empresas. No olvidemos que las grandes corporaciones en España pagan un tipo medio del Impuesto de Sociedades del 5,11% frente al 12,24% de las pymes.
 
Seguimos. Durante el primer semestre de este año Telefónica multiplicó por diez su beneficio neto respecto al año anterior, llegando al récord de 7.743 millones de euros.
 
Otra de las grandes, la tecnológica Indra, ha obtenido en el primer semestre del año un beneficio neto de 55 millones de euros, no solo supone dejar atrás las pérdidas del 2020 sino elevar un 63% el beneficio respecto a 2019.
 
No solo es que algunas empresas ya estén superando sus beneficios de antes de la pandemia, es que otras ganaron en plena crisis. Es el caso de la cárnica Campofrío, que ganó 11,4 millones de euros en 2020, un 58% más, y facturó 2.169 millones. Si bien durante la pandemia sufrió fuertes caídas en su negocio destinado a hostelería debido al cierre de bares y restaurantes, lo compensó con las ventas en el supermercado.
 
Hasta una tragedia como una pandemia sanitaria tiene beneficiarios. Los seguros de salud privados, durante 2020, batieron sus récords en España, tanto en número de asegurados (más de 11 millones) como en el porcentaje que este representa sobre el total de la población (23,4%) y en su facturación. El negocio superó por primera vez la barrera de los 9.000 millones de euros en 2020, según datos de la patronal aseguradora Unespa.
 
Si vemos la evolución durante el primer semestre de 2021, observamos que estos seguros de atención sanitaria han incrementado sus ingresos en un 4,8% frente a 2020 y un 10% si la comparación se efectúa con 2019.
 
El ranking lo lidera el SegurCaixa Adeslas, que integra a Caixabank y a Mutua Madrileña. Su volumen de primas el año pasado ascendió a 2.732 millones de euros, con un 29,5% de cuota de mercado.
 
Su éxito empresarial no fue consecuencia de la asistencia que prestaron a los enfermos de COVID, sino de la preocupación de la ciudadanía por la afectación de la asistencia pública en otras patologías ante la alta demanda de recursos sanitarios que supuso el COVID.
 
Y si de beneficios y sanidad se trata, los del gran pelotazo han sido las farmacéuticas de la vacuna contra el Covid. Pfizer, AstraZeneca, Moderna y Johnson & Johnson (J&J), matriz de Janssen, consiguieron un beneficio neto de 24.522 millones en el primer semestre de 2021, lo que supone un aumento del 66% respecto a 2020. (Pfizer, 8.845 millones; Moderna, 3.377; AstraZeneca, 1.782 y J&J, 10.500). Esos beneficios también se han reflejado en sus colaboradoras españolas: Rovi, 51 millones; Reig Jofre, 3,56; PharmaMar, 43,2.
 
Y ya se han dado cuenta que el negocio no ha hecho más que empezar. No solo están planteando la necesidad de una tercera dosis, sino que, según el diario británico Financial Times, el precio de la dosis de Pfizer pasará de 15 a 19,50 euros, y el de Moderna subirá de 19 a 21.
 
Y como de lo que se trata es de ganar dinero y pagar pocos impuestos, uno de los principales grupos de sanidad privada en España, los dueños de HM Hospitales, crearon nada más decretarse el estado de alarma una sociedad instrumental en Luxemburgo. Este mes de julio ya habían llevado allí 25 millones de euros.
 
No podemos olvidar uno de los grandes beneficiados con la pandemia, Amazon. El gigante de comercio electrónico cerró su año fiscal 2020 con unas ganancias netas de 17.700 millones de euros, casi el doble que en 2019, gracias al gran impulso de las compras por internet a consecuencia de la pandemia de COVID-19. Pero es que en el primer trimestre de 2021 registró un beneficio neto de 6.706 millones de euros, lo que supone triplicar la cantidad obtenida en el mismo periodo de tiempo del pasado año.
 
En general todo el sector informático ha salido beneficiado con el COVID. De acuerdo con los datos más recientes de la consultora International Data Corporation (IDC), la venta de portátiles, sobremesas y tabletas ha crecido cerca del 50% mundialmente en la última década. Si acotamos la tendencia únicamente a España, durante 2020, en plena crisis del coronavirus, la venta de portátiles creció un 300%, según los datos anunciados por la empresa PcComponentes.
 
En España, durante la pandemia, hasta ha hecho caja la familia del dictador Francisco Franco. Gracias al aval del Estado han logrado vender un hotel de lujo en Madrid y así embolsarse 114 millones de euros.
 
Y si alguien piensa que los beneficios de las grandes empresas favorecieron por igual a trabajadores y directivos se equivoca.
 
La pandemia provoca una caída sin precedentes del salario bruto medio en España. Según informó El País, la remuneración anual por trabajador se situó en 2020 supuso un retroceso del 2,6%, el mayor desde que empezó a elaborarse la Encuesta anual de coste laboral en 2008.
 
El dato contrasta con la evolución de los sueldos de los directivos. Los consejos de administración de las compañías del Ibex 35 ganaron 123,5 millones de euros en el primer semestre de 2021, cantidad que supone una mínima caída del 0,45% respecto a la masa salarial del mismo periodo del año anterior. En el caso de los miembros de la alta dirección de las compañías del Ibex 35, la masa salarial sumó 182,2 millones de euros, con un retroceso del 1,78%.
 
Ahora los beneficios agregados de las empresas del mercado continuo entre enero y junio de 2021 sumaron 30.304 millones de euros (en el Ibex el beneficio conjunto fue de 28.835 millones), poco de ese dinero irá para sus trabajadores.
 
Veamos algún dato al respecto. Según un informe de la plataforma InfoJobs, el 19% de la población activa señala que hace entre 1 y 2 horas extra a la semana no controladas o remuneradas; otro 19% indica que realiza entre 3-5 horas de más; y un 13% afirma incluso que cubre más de 5 horas extra a la semana sin recibir compensación económica alguna.
 
En conclusión, la mitad de los trabajadores españoles realiza horas extra que no están controladas o pagadas.
 
Por otro lado, según el Servicio Público de Empleo (SEPE), el 22% de los contratos firmados en la hostelería dura menos de una semana.
 
Una vez más se confirma que los tiempos de crisis son tragedia para muchos, pero de oportunidad para algunos. Hemos repasado el caso español, pero nos tememos que no será muy diferente en otros países. Lo triste es que tanto la tragedia como la oportunidad parece que siempre se repiten para los mismos.
 

Fuente →  mundo.sputniknews.com

banner distribuidora

España: los que ganaron mucho dinero con la pandemia Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR