Proyecto Faq La Nueve: los libertadores españoles de París ocupada por los nazis

domingo, 29 de agosto de 2021

La Nueve: los libertadores españoles de París ocupada por los nazis

La Nueve fue una compañía enmarcada en las tropas francesas que lucharon contra la ocupación nazi en Francia, duranta la II Guerra Mundial.

La Nueve: los libertadores españoles de París ocupada por los nazis / :

La historia de centenares millones de españoles y españolas en 1939 discurre entre la muerte, el exilio, la represión y el silencio. La Guerra Civil está finalizando, por lo que en los puertos huyen muchos de los que han luchado en el bando del Gobierno Constitucional de la II República.

En esos barcos con destinos dispares zarpan obreros que tras tres años de luchas son ya también veteranos de guerra.

Los que hoy nos ocupan acaban desembarcando, en su mayoría, en el mismo lugar en el que se encuentran las tropas del norte de África en las colonias de Francia.

Al llegar reciben la misma “bienvenida” que aquellos que acabaron en Argeles sur Mer, Colliure u otros nombres de ingratos recuerdos para el exilio forzado. Para poder subsistir a la gran mayoría no le queda otra que enrolarse en la Legión Extranjera del ejército francés, donde al menos hay ración de pan diaria.

Al estallar la II Guerra Mundial Francia se desmorona ante el empuje de la Bliztkrieg. En 40 días Francia ha capitulado, y los refugiados españoles del sur de Francia empiezan su peregrinaje a Mauthausen y otros nichos de trabajos forzados, esclavitud, represión y muerte.

Pero volvamos a África, allí nuestros protagonistas se ven en la situación de estar bajo el mandato de la Francia de Vichy. Están bajo mandato de un Estado títere de la Alemania nazi.

Ante esta situación estos hombres, obreros y militantes de organizaciones abiertamente antifascistas, empiezan a trabajar en la manera de eludir ese mandato, y unirse a la lucha contra el fascismo.

No lo tienen fácil, incluso, cuando la Armada Británica entra en combate con la flota francesa atracada, muchos se ven en la paradoja de ser atacados. Pronto y al calor de la Resistencia Francesa, el General De Gaulle da el famoso discurso que hará que las colonias francesas luchen junto al bando aliado: nace oficialmente La Francia Libre.

Nuestros protagonistas se ganan fácilmente el respeto de compañeros y oficiales, no en vano son ya veteranos de guerra curtidos en enfrentarse a tropas con mejores materiales. Ellos a saben lo que es oír los pepinos que sueltan los Stukas desde el aire, y los Panzer I desde tierra, ya los han combatido antes y peor equipados que ahora incluso.

Bajo las órdenes del oficial Raymond Dromme y encuadrados en la División Leclerc, que debe su nombre al oficial al mando, estos hombres inician lo que para ellos es la continuación de la lucha contra el fascismo (acabarán uniendo las dos guerras).

En África les toca contener nada más y nada menos que al Áfrika Korps, uno de los ejércitos blindados y más exitosos del III Reich. Dinamarca, Holanda, Bélgica, la Francia continental y más de medio ejército inglés no había aguantado este empuje más de dos meses. Pero con idas y venidas, victorias, tablas y derrotas, Rommel, el más reputado militar alemán, se irá de África sin haber podido dominarla, y aquí han estado ellos combatiendo.

Para nuestros protagonistas, los cuales por el camino ya han tenido muchas bajas, es un golpe que aumenta su moral, y gracias al apoyo industrial del único país que no estaba siendo bombardeado (EEUU), toda la División Leclerc es ya blindada.

Cañones e incluso tanques Sherman equipan mejor a una compañía que usaba armamento propio de la I G.M. Los españoles están exultantes: esta vez son los fascistas los que salen huyendo en barcos. En cada trinchera arenosa, barracón…se oyen canciones que hace poco se entonaban en Brunete, Guadalajara, Ciudad Universitaria, Belchite y otros enclaves donde nuestros hombres luchaban por sus ideales antifascistas y de justicia social.

Empieza tras África el episodio más famoso de La Nueve. Parten en barcos hacia Gran Bretaña, ya saben lo que les espera: uno de los mayores contingentes y de las operaciones bélicas de la historia está en ciernes: El Desembarco Aliado en Europa.

Ellos están preparados, pero el destino otorga a La Nueve otra misión: mientras ya luchan en suelo francés en agosto del 1944 van liberando ciudades como Alençon, Le Mans, Rennes… no sin bajas considerables.

Están encuadrados en el II Ejército Estadounidense del díscolo y famoso General Patton. Bien es verdad que los franceses iban un poco por libre y que: “Los Republicanos Españoles de Dromme”, como eran conocidos, lo eran aún más. En un cierto guiño al filme Malditos Bastardos de Tarantino saben mejor que nadie cómo combatir a los fascistas.

En ese agosto del 1944, en París, la resistencia francesa inicia un levantamiento, y ante el temor de que París, una de las pocas metrópolis continentales no bombardeadas, acabe como Varsovia, se encomienda la orden inmediata de entrar en ella.

Y así fue, en estas fechas del mes de agosto el año 1944, las unidades blindadas de La Nueve entraban en París ante el abrazo de una población liberada, -los blindados pintados con la bandera tricolor española-.

Las instrucciones son claras, defender y mantener intactos los puentes. Una vez conseguido, rápidamente tomar los principales edificios gubernamentales y acuartelamientos alemanes en colaboración o sin ella con los partisanos de la resistencia.

La población de París les aclama cantando La Marsellesa, pero salvo Dromme lo que responden los libertadores es un “je suis español”. Tal cual cuentan la anécdota de Francisco Izquierdo y Alfredo Piñero.

Uno, al ser besado por una joven parisina al grito de “eres el primer soldado francés al que beso”, espeta sonrojado y con educación “perdone señorita pero somos rojos españoles”. Lo mismo ocurre ante un atónito locutor que les entrevista en las calles entre sonidos de obuses: “somos españoles”.

La euforia pronto toma las calles de la ciudad y es de justicia decir que aparte de Dromme hay algún blindado más de avezados soldados franceses. Pronto llegan de madrugada al ayuntamiento de la ciudad, y Dromme pide al cuartel general nazi la rendición incondicional.

En medio de los combates callejeros la nueve sufre una baja mortal. Poco después de tomar al asalto varios edificios e instituciones llega la gran noticia, París está liberada. El cuartel general de las tropas nazis entrega la ciudad y son los republicanos españoles los que reciben y apresan al general Dietricht von Choltizt, Gobernador General de la ciudad ocupada. Al que entregarán días después a Leclerc.

París ha sido liberada y al norte y sur las tropas aliadas casi la rodean también, por lo que es ya plaza segura. Al día siguiente se hace el desfile de la liberación. En ese desfile tenemos fotos de nuestros protagonistas con sus blindados jalonados con insignias tricolores.

Ellos no pararon ahí, en Alsacia (liberación de Estrasburgo) y también en suelo alemán libraron combates. Algunos de ellos incluso llegaron al “Nido del Águila” de Hitler. Les quedó la impotencia de no haber podido liberar a su tierra.

Hace poco tiempo falleció de COVID-19 el último de los supervivientes, Rafael Gómez Nieto. De los 144 integrantes de la división solo 16 sobrevivieron a la guerra, cada año la ciudad de París les rinde homenaje y pendones e insignias tricolores son enarboladas en su honor.

Durante muchos años esta historia nos fue ocultada o ajena a quienes creíamos que París fue liberada por la resistencia (que también) francesa y las tropas americanas. Con otros cuerpos, unidades y soldados la historiografía ha sido más generosa en forma de filmografía y literatura. Buen guión daría para una producción desde luego.

En este aspecto en los últimos años han surgido algún que otro documental (lo tienes a golpe de “click” en internet) y material escrito: como la biografía de Amado Granell de Rafael Torres, o el libro-cómic de Paco Roca “Los Surcos del Azar”.

Además, y esperemos así siga siendo, el revisionismo no ha intentado empañar la realidad de estos combatientes, como sí ocurre en otros tantos casos con lo relacionado con la II República y la Guerra Civil española.

A 77 años de la liberación de París, a muchos hijos o hijas, nietos y familiares les debe recordar y hacerse enorgullecer la historia de estos héroes, no es para menos:

Es la historia de los hombres que unieron y libraron dos guerras en el “lado bueno” de la historia.

La 9.ª Compañía de la 2.ª División Blindada de la Francia Libre: “La Nueve”.


Fuente →  elestado.net

banner distribuidora

La Nueve: los libertadores españoles de París ocupada por los nazis Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR