Proyecto Faq 46 años desde la muerte del dictador y seguimos esperando Justicia

sábado, 3 de julio de 2021

46 años desde la muerte del dictador y seguimos esperando Justicia

46 años desde la muerte del dictador y seguimos esperando Justicia


¡QUEREMOS QUE LLEGUE LA HORA DE LA JUSTICIA!

José María Muguerza, fue uno de cientos de miles de republicanos prisioneros en un campo de concentración franquista, en el que para subsistir tomaban “agua negra de castañas, agua con espinas de pescado y gusanos o se bebían su propia orina”. Más de 300 campos en toda la geografía del Estado, por los que pasaron más de medio millón de personas, quienes nunca han obtenido justicia. Ni reconocimiento. Ni reparación.

Sabemos que María no podrá sacar a su madre de entre los zarzales, porque María ya ha fallecido, pero la fosa en la que está (debajo de una carretera) sigue en el mismo sitio. Y lo saben. Y lo sabemos. Quizá su hija Mari Ángeles pueda recuperar los restos de su abuela y enterrarlos en un lugar donde puedan honrar su memoria. Es otra de las 130.000 personas que siguen en fosas clandestinas o conocidas. Son nuestros desaparecidos. Están, pero no están. Deberíamos saber quiénes están y quién hizo u ordenó esas matanzas. ¿Qué ganaron con ello?.

Justa no conoció apenas a su padre, porque era maqui. Siguió muchos años en el monte hasta que le atraparon. Pero eso no fue lo peor. Su madre no pudo trabajar porque era familia de un republicano huido, y nadie le daba trabajo. Tras eso se escondía el deseo del jefe de la Falange por apropiarse de sus tierras, las más fértiles del pueblo, que siempre había deseado aunque no supiera ni coger una azada. ¡Cuántas apropiaciones indebidas deberíamos reajustar! Pero hace falta mucha verdad para ello, y mucha justicia. Porque Meirás es solo un pequeño ejemplo, pero hay miles.

A Sole le robaron a su hermano mellizo, Francisco. Debieron pensar que para qué querría una mujer pobre, madre ya de familia numerosa, dos hijos a la vez. Francisco, cuyo nombre no será ahora este, es uno entre los miles de niñas y niños desaparecidos durante el franquismo, hasta bien entrada la democracia. No, no me he confundido: ¡MILES! Muchas familias siguen buscando a sus niñas y niños robados, personas adultas hoy día que necesitan conocer su identidad de origen. Entre otras medidas, es preciso un banco único y público de ADN para que puedan reencontrarse. ¡Hace falta justicia, investigación y muchas ganas de saber la verdad!

En los Sanfermines de 1978, la Policía Armada (aún existía, sí) disparó a Germán. A él y a otros 200 más. Pero a Germán le mataron. La “modélica” transición trajo de “regalo” más de 300 víctimas mortales a manos de los cuerpos de seguridad del Estado que nunca, NUNCA, han sido depurados. Muchos de los casos no se han juzgado. Y aquí sí podemos decir que los culpables puede que sigan vivos. Pero no hay justicia. Hay ocultación, hay impunidad, hay complicidad con los crímenes del franquismo.

Kutxi fue torturada. Sí, a manos de Billy el Niño. Ya sabemos que ha muerto, pero hay muchos más torturadores, decenas, centenares. ¿O pensabas que era algo que le ocurría a ese tipo? No, todos hacían lo mismo, cada uno en su ciudad: el capitán Muñecas en el País Vasco; Benjamín Solsona en Valencia; Eduardo Quintela y Antonio Juan Creix en Barcelona; Pascual Honrado en Asturias…Otra vez, sistemático. Otra vez, impunidad. Queremos juzgarles por las torturas. Queremos que llegue la hora de la justicia.

La Recuperación de la Memoria Democrática y el fin de la impunidad del franquismo es responsabilidad de toda la sociedad, y una obligación ineludible para un Estado que se dice de derecho y que respeta los derechos humanos. Porque el franquismo asesinó a hombres y mujeres republicanos y antifascistas por todo el país, provocando un trauma transgeneracional significativo que todavía hoy no ha sido abordado con rigurosidad y, en consecuencia, aún no se ha podido superar.

El Estado Español debe cumplir los tratados y acuerdos internacionales ratificados por España y la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Por ello, las más de 100 organizaciones que actualmente integramos el Encuentro Estatal de Colectivos de Memoria Histórica y Víctimas del Franquismo, te pedimos que nos ayudes, firmando esta petición, para conseguir una Ley que acabe con la impunidad del franquismo y garantice la verdad, la justicia, la reparación a todas las víctimas de la Dictadura Franquista y la Transición, y que ello permita cerrar las heridas, que después de tantos años, aún permanecen abiertas.

Llamamos a la ciudadanía democrática, y a todo tipo de entidades cívicas comprometidas con los derechos humanos, a apoyar nuestras justas reivindicaciones por una ley que ponga fin al silencio, olvido e impunidad sobre tanto crimen de aquella genocida dictadura. Reclamamos para las víctimas del franquismo, que el Estado español les dé similar trato al que otorga a otros colectivos de la violencia política en España, como los son las víctimas del terrorismo.

El Gobierno español tienen la oportunidad y la obligación de acabar con la lacra de la impunidad del franquismo, y la situación de injusticia y desamparo legal en la que, a día de hoy, se siguen encontrando las víctimas de la dictadura, presentando un Proyecto de Ley de Memoria Democrática que ponga las bases para garantizar los derechos a la verdad, la justicia y la reparación a todas las víctimas del Franquismo y la Transición. Puedes ampliar la información de nuestras peticiones AQUÍ

Firma la petición para que se haga, por fin, justicia.

ENCUENTRO ESTATAL DE COLECTIVOS DE MEMORIA HISTÓRICA Y VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO


Fuente → change.org

banner distribuidora

46 años desde la muerte del dictador y seguimos esperando Justicia Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR