Proyecto Faq En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida

domingo, 11 de abril de 2021

En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida

En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida
Maité Campillo

Título en frase detonante de Federico García Lorca, poeta y dramaturgo fusilado, canto de vida y libertad contra la reconciliación en nombre del capital, fascismo que le asesinó y oligarquía, cordón umbilical, de monstruos y grotescos.

Es por todo lo que seguimos padeciendo válidos los principios de clase d` Marx:

No se trata de reformar la propiedad privada, sino de abolirla; no se trata de paliar los antagonismos de clase, sino de abolir las clases; no se trata de mejorar la sociedad existente, sino de establecer una nueva”. Sistema más que fraudulento el capitalista, donde pagar pagan los pueblos sus catástrofes internacionales inalterables sus arcas, no se involucran, sino el paria más paria, incluyo el que llaman ‘primer mundo’ deprimente de la solidaridad interclasista de matanzas. Es por ello que mi canto venga del puro llanto entre remolinos en flor de viento proletario, por la misma razón es que me levanto, contra el punto cardinal que sea en carpa espacial ambulante en alta alcurnia dominante, media, y, hasta baja burguesía, si su misión es misericordia de intereses lavando cara a la destrucción en derroque de culturas. Reafirmo a Marx entre lineas, me identifico cuando dice que la unidad de la burguesía puede ser sacudida, solamente, por la unidad del proletariado. Es mentira, que la clase obrera como tal no exista; pese haber abolido las grandes fábricas en el primer mundo las clases no están abolidas, ninguna revolución así lo acredita. El proletariado existe, y existirá, le vistan de buzo pasarela entre eventos o de traje con bozal al servicio de la banca, disfracen y camuflen como azafatxs uniformadas, o de robot en galaxia espacial y no como lo que toda la vida a sido camarero -o barman- donde la limpieza del centro laboral han de hacerla ellos mismos, tras haber cumplido la jornada, ya sea currela de bar, cafetería, o cualquier avión en misma mano de obra por muy de lujo que sea el cliente, la mierda, siempre hay que limpiarla. En fin, encubran al obrero de la construcción como dicten sus incondicionales serviles con o sin buzo azul tradicional o fosforito, con y sin casco en pantalón y chaquetilla blanca o tipo astronauta uniformando contenidos en escuadrón interclasista seguirá siendo un paria, un explotado, a tiempo parcial cada vez más inseguro su puesto de trabajo donde según Marx “sin la presencia de la lucha de clases, sería difícil de justificar la existencia de los sindicatos”. He aprendido de los grandes maestros su magistral filosofía, pues es mi resistencia activa son de revolución y no de reconciliación, sí, he aprendido, de la clase que pisan y destruyen entre mazmorras, matanzas selectivas, ofensivas económicas, guerras, hambrunas y más sentencias y esencias de la vida; dónde pues quedaría sino Lenin, esa fase revolucionaria de toma del poder y esa afirmación de Marx, dando sentido a la filosofía marxista-leninista en la que según él, podría resumirse, en la abolición de toda propiedad privada?.

Todo intento de abolición sin revolución, de nuestra clase, está condenado en la historia al fracaso; todo intento de adular, desde el capitalismo, nuestro concepto de clase es para esclavizarla aún más si cabe, como opresor, agarrarla más a sus riendas para quitarle todo carácter e identidad. Para el capital, solo somos masa útil, la opresión sobre ella ejercida se encuentre, fuera, dentro de la casa, en círculo social que sea o partido político por muy de izquierdas que su teoría encubra, hay que erradicarla, fulminarla, destruirla, nunca contemplarla. Insisto contra la farsa humanista, solidaria, venga de donde vega, pues ni todos los días del año son fiesta ni obedecen a sentido alguno, y menos, a nuestra realidad económica ni siquiera a inversión alguna científica, sino a su propia ambición capitalista, haciendo creer al mundo en su nombre, su dominio como pueblo solidario, al que nada representan: VERGUENZA. Pues solo ellos y nadie más que ellos fomentan todo tipo de cánceres, pandemias y dependencia farmacéutica. Envenenan el agua, la tierra, el aire y el conjunto del planeta destruyendo colmenas y glaciales, invadiendo con plagas de destrucción activa todo contenido de vida. Sus intereses no son los nuestros, al menos los míos; tratan de cambiar nuestra vida al revés, darla el sentido contrario en oposición a lo que fundamentó el 8 de marzo como clase esclavizada en clave de liberación e independencia de la mujer; de lo que el 27 del mismo mes dio luz rompiendo con el arte pueril decadente del fascismo y burguesía dominante, brotando efervescencia los auténticos actores y actrices enmarcando página dando sentido un Día de lucha reivindicativa Internacional del Teatro, en creatividad y ejemplo de historia, en empeño de una cultura propia de cada país cimentada sobre el día a día, abarcando otro mundo no capitalista ni fascista al servicio del imperialismo sea alemán, yanqui, o ambos en fusión con el siniestro sionismo de Israel. Sigue su empeño desde el poder absoluto formando monstruos y grotescos personajes contra lo que resaltó en sufragio universal revolucionario, el 14 de abril, en República de emancipación e independencia y Frente Popular, frente a los ejércitos imperiales de la muerte alimentándose despóticos de terror fuera de todo sentido humano; siguen restando inquietudes y derechos en intento de decadencia contra el emblemático 1º de mayo internacional, que lo fue sin fariseos ni arribistas en marcha triunfal de clase, y 26 de julio antimperialista, contra colonos explotadores ensalzando a Martí vencedor del monstruo unido a la revolución; desvirtúa su hipocresía democrática, todo contenido en libros y documentales la autenticidad de la revolución de octubre que dio rotundidad de carácter al paria, filtrando personajes grotescos de todo tipo y condición, haciendo ver el monstruo donde el líder revolucionario ensalza bandera de clase enarbolando el poder de los oprimidos.

Día Internacional del Teatro, el que hemos pasado, despersonalizado, como la gran mayoría de espectáculos y cine de este siglo, lleno, muy lleno de contenido, quietud y profesionalidad no hace tantos años: 27 de marzo del 2021, ya naufrago, perdido en el abismo del siglo lleno de ambigüedad y palabrería en decadente ocio, huérfano de interpretación como fenómeno artístico que alimentó todos los elencos de escena incluido el cine desde sus inicios. Aprovecho en memoria de un día tan laico como representativo, que lo fue de las tarimas más cercanas a los establos activos que a los templos -más dados a la contemplación en carga ostentosa que a la meditación- para recordar al escritor dramaturgo galego que hoy estaría sin duda alguna en la cárcel, por escribir lo que los gobiernos de las democracias no les interesa que escribas ni escuches ni leas, ya que lo dramático en su “España” tiene tinte de comedia y, es que ser, es una deformación grotesca -lo que ellos han creado de civilización europea- como diría Valle-Inclán, o tragicomedia grotesca como suelo aludir. Hoy, el personaje Max Estrella, diría -es un ejemplo- que Europa es una deformación grotesca presa de su propia civilización, si es que alguna vez ha habido “civilización europea” como desgañitan darnos a entender, pero que ni su propio Dios, entiende, por más que su ejército de fieles mediáticos de la información pretenda hacernos tragar. Es Max Estrella, a través del cráneo privilegiado del mágico dramaturgo, el que dice, al paria anarquista catalán con el que se encuentra encerrado en el mismo calabozo del Ministerio del Interior: «Yo (a Barcelona) le debo los únicos goces en la lobreguez de mi ceguera. Todos los días, un patrono muerto, algunas veces dos… Eso consuela».

Valle-Inclán escandalizó a muchos cortos pusilánimes de la época, aquel giro radical de quien llevaba a una sociedad entera a pasear ante los espejos cóncavos del callejón del Gato, para que la imagen de los héroes se deformara en esperpento al proyectarse en ellos porque sabía que: “el sentido trágico de la vida española sólo puede darse con una estética sistemáticamente deformada”. Así es la vida -diría Max Estrella, al bueno de Sancho que acompañó al loco que luchaba contra gigantes imaginarios. Y, hoy, estos dos mismos personajes, estarían juntos en un calabozo condenados por rebeldía revolucionaria que no por locos. Es imposible negar el fascismo (quién niegue la crudeza de su bota genocida es un aliado) ni la creación de monstruos para su obra demoledora en reguero de sangre, muchos, muy deformes los han creado a imagen y semejanza, tantos como personajes grotescos. Entre estos últimos como “civilización europea” se encuentra Adolf Hitler: no fue exactamente un monstruo en su obra macabra sino una deformación grotesca de la sociedad alemana creado para gobernar Europa; el Führer, surge en un momento y contexto histórico que exigió la magnitud conocida, nada es por casualidad todo obedece a una razón de ser cuando de fascismo imperial se trata, no pierde el tiempo, ni tiene remordimientos humanistas; lo crea y aupa al poder la propia oligarquía, el pueblo alemán lo asume mayoritariamente como carne de su mismo cuerpo e idealismo, y en esa fusión, se fue creando y desarrollando un personaje grotesco, bufón, macabro en caricatura de la propia sociedad alemana enferma que se reflejaba como en un espejo cóncavo. El dictador Franco, alias ‘El Caudillo’, tampoco fue en la palabra estricta un monstruo sino una deformación grotesca creada por las propias reminiscencias burguesas de la II República, fundamentalmente la iglesia Católica en alianza con el fascismo internacional junto a banqueros, caciques y políticos cobardes.

En el Estado español, ha habido y hay gran cantidad de monstruos, algunos ejemplos serían el del archicofrade conocido Millán-Astray en: ¡¡Muera la intelectualidad traidora Viva la muerte!! ¡¡Cataluña y Vascongadas, Vascongadas y Cataluña son dos cánceres en el cuerpo de la nación!! ¡¡El fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí!!. Otro monstruo similar fue Queipo de Llano: ¡¡Pasar por las armas inmediatamente a todas las personas que se pongan en huelga, advierto y resuelvo que toda persona que resista las órdenes de la autoridad, o desobedezca las prescripciones de los bandos publicados, o que en lo sucesivo se publiquen, será también fusilada sin formación de causa!! (Un decreto del 28 de julio de la Junta de Defensa Nacional fascista extendió el estado de guerra, a todo el Estado español, estaría vigente hasta 1948; en el se establecía que incurriría en delito de rebelión militar, todo aquel que defendiera, activa o pasivamente el orden constitucional republicano). Otro de los monstruos lo fue General Mola: ¡¡Sembrar el terror eliminando sin escrúpulos ni vacilación a todos los que no piensen como nosotros. Yo veo a mi padre en las filas contrarias y lo fusilo!!. Nos encontramos frente a otro de ellos, el Coronel Yagüe, siniestro como su propia hija Mª Eugenia Yagüe, la que se jactaba de las peores matanzas cometidas por su padre el que llegó a general y ministro, y nunca, se arrepintió de ello; tampoco su hija Mª Eugenia, militante del PP durante 29 años, negando, que su padre fuera uno de los mayores asesinos de la historia, defendiendo a` El carnicero de Badajoz, su padre, con estas macabras palabras: “Mi padre defendió «a ultranza» la reconciliación de los españoles”, padre que declara en medios internacionales sin pudor alguno: ¡¡Por supuesto que los matamos!! ¿Qué esperaba usted? ¿Que iba a llevar 4.000 prisioneros, rojos conmigo, teniendo mi columna que avanzar contrarreloj? ¿O iba a soltarlos en la retaguardia y dejar que Badajoz fuera roja otra vez?. Pilar Primo de Rivera, es otra de ellos, otro macabro monstruo verdaderamente monstruo que preconizó que la familia y los niños, constituían, el único objetivo a conseguir en la vida para las mujeres, afirmando públicamente un día d` febrero de 1943: ¡¡La mujer nunca descubre nada; le falta el talento creador reservado por Dios, para inteligencias varoniles!!.

Monstruos lo fueron: Goebbels, Göring, Heinrich Himmler, Rudolf Hess, Menguele, el banquero Kurt von Schröder… y en general todos los empresarios de las grandes industrias alemanas tan conocidas hoy en día, y, en tiempos d` democracia, esta que nos ha tocado vivir de reconciliación nacional con el fascismo nunca ha dejado de estar presente, acosando con sus monstruos y sus grotescos personajes, que alimenta como esos generales que dicen que hay que fusilar a 26 millones de rojos y votar a VOX para salvar España. Ya ven, los militares siempre pensando en salvar su mítica España, limpiarla y pulirla como virgen de cartón piedra.

PSOE nombre grotesco en perfil usurpado; testigo entregado a manos llenas por la propia oligarquía, vía fascismo, tuvo y tiene sus monstruos y sus días. Monstruo fue Javier Solana, que siendo Secretario General de la OTAN ordena bombardear y destruir Yugoslavia asesinando a decenas de miles de personas (“socialista” genocida en manos del imperio y la CIA). PSOE de nombre y personajes grotescos entre ellos se encuentra Felipe González, el tan corrupto y maloliente como la propia metástasis invadiendo al ‘Rey’ (que aunque emérito sus leyes favorables le equilibran y adoran como al propio Franco, en actualidad de ley vitalizando la corrupción a nivel de Estado, uno de los mayores corruptos del continente y familia propia en vía similar directa) Una de las caricaturas del fascismo, en escala de honor de los grotescos, que sería capaz de fusilar a unos cuantos de miles de rojos y, “separatistas”, presuntamente lo hizo siendo Presidente del Gobierno, creando una organización criminal nazifascista en dictablanda reactiva del terrorismo de Estado, vivido en la dictadura, una de las más genocidas del mundo. Lo sigue haciendo, me refiero a Felipe, apoya organizaciones de terror fascista en Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Cuba… y gobiernos narcos-criminales como el de Colombia. PSOE tiene mas personajes grotescos dentro de él; fascistas, muy fascistas, han sido y son Barrionuevo, Bono, Ibarra, Chaves, Alfonso Guerra, García-Page, Fernández Vara, Susana Díaz… Dentro del gobierno, por sus actos son conocidxs Arancha González Calviño, Margarita Robles, Marlaska… Y uno de los más entre todos sus grotescos fue y es Josep Borrell, que se fue a la Unión Europea representando a la CIA, en asuntos exteriores, cuyo objetivo en su misión es sancionar con embargos a los países progresistas.

Ruedo ibérico de maldad e hipocresía, es el poder fascista en manos de la oligarquía, protagonista en espejo cóncavo de pudrición estimulante en siembra del ultraje público a nivel internacional: VERGUENZA. No dejan de crear esperpentos, grotescos, quizá el más popular aunque no por nuevo sea el ex-presidente J. María Aznar, del PP, otro modelo tan fascista como GAL-González de la nefasta monarquía en corte de Rey (más que campechano, d` mayor nausea en política del siglo veinte y veintiuno por su incultura, degradación física y psíquica de hedor nauseabundo hasta repugnar en imagen) y en la República del criminal Bush; el que según su corte fascista “ETA tiene la culpa de todo lo que pasa en su España, y además, dispone de armas de destrucción masiva”, eso dice, el maestro de la falacia crápula que entiende mucho de destrucción masiva en Iraq, pero no a deletrear el parvulario quedándose al chute del biberón fascista, a falta de luces, además, aprender hablar le haría menos carismático en la historia del crimen, por eso se regocija, de su ignorancia encubierta. Otro de los esperpentos es, Rajoy, que de tan inculto como Aznar, Bono, o… es un cómico-fascista, hasta se montó su propia réplica “CajaB” (Cosa Nostra en calle Génova de Madrid). Así es como entre las cloacas del Estado, se encuentran banqueros y empresarios de la misma condición en repugnante degradación, siguen sacando de la chistera nuevos personajes grotescos, el fascismo necesita renovarse, dar impulso a las nuevas generaciones de camisas pardas sin duda para crear contradicciones entre las capas marginadas menos instruidas, o instruidas por las cadenas de televisión, cuyos dueños son banqueros y empresarios.

De este ambiente y degradación pública, sacan todo tipo de personajes grotescos hasta del propio lumpen, panorama decrépito el que vivimos, moquean y babean a destajo sin control ni medida los sobresueldos son su garantía, es lo que tiene la militancia entre fascistas y socialdemócratas, la formación “universitaria” recibida les alimenta y orienta de esa manera; son los nuevos emprendedores. Cristina Cifuentes entra en política rebosante de impulsos y pasión ratera de supermercado hondeando bandera; con la intención de parar a los independentistas catalanes sacaron de la barita mágica a Albert Rivera, dando vueltas y más vueltas al ruedo Ibérico, en baja graduación para tal misión y luego relevar al PP, en fin, que de ser un personaje bufón de pocas luces, le auparon tanto hacia las estrellas que casi consigue llevar la cama a la sede de Génova y otra junto a Pedrito Sánchez (Este es el panorama impuesto “democráticamente” ¿reír para no llorar, o luchar hasta desbancar la fábrica de monstruos y grotescos?). Entre el mentado caos del poder, a algún iluminado de las cloacas empresariales, se le ocurrió que una muchacha sacada de algún convento de las redentoras de Cristo Rey, podría hacer cosas buenas y hasta jugar su papel político a las canicas, para los habitantes de la Comunidad de Madrid. Y, hete ahí, quién lo iba imaginar que la propia virgen de Fátima indicara con el índice a Isabelita Ayuso, a la que aparecer, se le apareció la propia Pilar Primo de Rivera en noche inquieta de luna llena, y dijo, sobre la tumba llena de flores frescas: “La única misión que tienen asignada las mujeres en la tarea de la patria es el hogar” (Y como fiel alumna dicen que contestó piadosa de esta manera): “¡¡Oh, Doña Pilar, no se olvide, soy fascista, estoy en el lado bueno de la historia!!”.


Fuente → kaosenlared.net

banner distribuidora

En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR