Proyecto Faq Patrimonio Nacional al servicio del emérito

sábado, 23 de enero de 2021

Patrimonio Nacional al servicio del emérito


Patrimonio Nacional al servicio del emérito
@ellibelaresc

Ya lo sabéis. No hay quincena que no tengamos novedades del emérito. La última es la de que Patrimonio Nacional no solo paga su seguridad, también paga los sueldos y viajes del personal desplazado a Emiratos Árabes Unidos para asistirle. Juan Carlos I dispone de tres ayudantes de cámara (“Criado cuyo principal oficio es cuidar del vestido de su amo”. RAE) en Abu Dabi, cuyos salarios y desplazamientos al país asiático también corren a cargo del Estado, según sabemos por elDiario.es. La Casa Real endosa a Patrimonio–que gestiona y conserva el patrimonio artístico e histórico del país, una entidad adscrita al Ministerio de Presidencia que dirige Carmen Calvo– el pago de las nóminas del personal desplazado a Abu Dabi.

¿Qué decir de la noticia? Muy sencillo: que el dinero público sigue gastándose sin control en sufragar la lujosa vida de su majestad, de ese rey emérito –es decir, retirado con honores– que hace tiempo que ya no debería merecer ningún honor, y si le se concede es porque hace tiempo que Patrimonio Nacional confunde a la familia real con un palacio más. ¿Acaso el exrey es un monumento histórico, como puede ser el palacio de Oriente, el de La Granja, el de San Lorenzo del Escorial, la Zarzuela, El Pardo…? ¿O es que tenemos un nuevo palacete en Abu Dabi que forma parte del Patrimonio Nacional?

Carmen Calvo, como responsable de estos dispendios, debería ser más clara cuando trata de justificar el gasto, porque hace meses la Casa Real anunció a bombo y platillo que el rey emérito ya no iba a seguir cobrando un sueldo del presupuesto público. El hijo le dejaba sin paga, en una suerte de castigo por todo lo que hoy sabemos sobre su patrimonio oculto en paraísos fiscales. Pero por lo que ahora sabemos Patrimonio Nacional confunde a la familia real con un palacio más, y afronta gastos que no debería asumir. Y ojo al detalle: cuando el PSOE estaba en la oposición reivindicaba lo contrario. ¡Cómo han cambiado! Ves tratar el tema a la vicepresidenta, no sabes a qué partido representa y la asociarías a una furibunda derecha monárquica. Vivir para ver.

En una entrevista con TVE Carmen Calvo aseguró que Juan Carlos I, en tanto que emérito, ya no tiene actividad pública, “ni vive con recursos públicos”. Pero ya nos hemos enterado de que eso no es así, que el Gobierno ha justificado que el rey emérito siga contando con ese tipo de asistentes de acuerdo con lo previsto en la legislación vigente y ha señalado que el coste es asumido por Patrimonio Nacional a petición de la Casa del rey y “siguiendo la tramitación habitual”.

Yo veo el asunto muy escandaloso, un multimillonario chupando hasta el final del Estado, cuando ya no forma parte del mismo. Un huido que si es inocente tendrá que justificar por qué está huido, y por qué no vuelve a casa y nos evita tantos gastos. Porque, y la transparencia está ausente y cada día que pasa es más opaca, ¿cuánto nos cuesta esta protección y lujo real, cuánto dinero público está destinando Patrimonio Nacional al pago de los gastos de desplazamiento y estancia del personal que asiste a Juan Carlos? Por lo que nos cuenta elDiario.es sabemos que el personal desplazado son unas 120 personas, que el montante total del gasto, solo en viajes, de sus asistentes de cámara ronda los 4000 € por persona. Este gasto solo es una parte del presupuesto, puesto que no figuran ni los hoteles del rey y su corte, ni sus dietas, ni tampoco el gasto en seguridad o las nóminas del personal, que siguen siendo un secreto de Estado.

Y concluyo: que la Casa Real “solo” tiene un presupuesto de 7 millones de euros es una falacia de proporciones similares a la nevada que ha caído sobre Madrid. Además de esa partida, están los gastos que imputan a Exteriores, a Interior, a Patrimonio y a otros departamentos del Estado que jamás se han hecho públicos.


banner distribuidora

Patrimonio Nacional al servicio del emérito Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR