Proyecto Faq El Rey sabe leer, el gobierno le quiere modernizar

viernes, 1 de enero de 2021

El Rey sabe leer, el gobierno le quiere modernizar


 
Una imagen vale más que mil palabras
 
El Rey sabe leer, el gobierno le quiere modernizar
Maité Campillo

Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé, en el quinientos seis y en el dos mil también; que siempre ha habido chorros, maquiavelos y estafáos, contentos y amargaos, valores y dublé. Pero que el siglo veinte es un despliegue de maldad insolente ya no hay quien lo niegue, vivimos revolcaos en un merengue y en un mismo lodo todos manoseaos.

Tarde o temprano la verdad se impone las contradicciones alumbran la lacra interna que mueven los pajes, la identidad es un eje, un núcleo de valores que orientan y definen frente a las circunstancias. Los asesores del poder al parecer consideran deficiente la imagen del rey, hay que modernizarla, el objetivo es básico para seguir alumbrando villancicos. Una imagen puede por si sola decir o no decir nada en particular, pero un conjunto de ellas, forman la verdad del árbol geológico sea real o plebeyo, puzle formando un mapa inconfundible de huellas biográficas de historia contracultura, ciencia abalando leyes corruptas, corrupción apuntalando sumisión y esclavitud. Degradación insostenible caracteriza el hedor del poder feudal de la monarquía, indefendible exponente negando pueblos y dignidad reflejando imposición, robando a las artes y culturas propias su realidad, ingenio y mensaje. El de la ministra muestra un cierto hedor extremadamente campechano, de un ameno como el de “el fugao” del reino, ubica con facilidad aplastante dentro de un contexto histórico social, cultural, económico e ideológico en frases preconcebidas: “El Rey sabe leer” (advierte) como si ello significara entender un pueblo su penosa y escalofriante realidad sanitaria, laboral, no digamos a nivel de enseñanza la decadencia a la que se ha llegado. Pantalla que forma parte de una unión gráfica -más que guión de cine- define el perfil de la parte por el todo entre dios, patria y rey alimentando una imagen disparando a la población sobre ella. Según la vicepresidenta asegura que el rey sabe leer muy bien nuestro país (¿?) y que estará a la altura de un año muy difícil para trasladarnos la seguridad y tranquilidad que le corresponde como símbolo de la unidad del Estado (¿?) sin posibilidad de comentario al respecto ni debate (O sea, muerto el perro, se acabó la rabia... “¡¡Viva la Libertad!!”). Me empeño insumisa a la corona por lo que pataleo frente a comunistas y socialistas del arte de birlibirloque cuando me obligan restas y nunca sumas en mi vida.

De ella, de la insumisión, he aprendido aportación colectiva a la luz como reflejo de lo oculto que nos acosa. Mensaje escrito por asesores para la estabilidad y aceptación monárquica encuadrado en un plano difuminado en la nada, lo antagónico, lo que destruye y desvincula toda realidad no crece unido al pueblo es casta corrupta impuesta por mandato de ley. Persigue doblegación prostituyendo la palabra, refuerza puertas y ventanas blindando la trampa, haciendo oídos sordos al robo y soborno a forma de mafias amparadas por las mismas leyes que obstaculizan la transparencia negando los hechos. Intenta ocultar la malversación de los fondos del Estado en un país donde paga más quien menos tiene. Amordaza la libre opinión y protesta desafiando al que lucha contra los que imponen a cualquier precio su desprecio globalizando la ley del embudo con normas extrañas a forma de mazo, cuños y sellos entre balas escritas que apuntan directas. Vulgariza el derecho propio a los sueños y libertad de opinión en su intento de hacer de ellos una imposibilidad, tanto como el derecho de independencia a empuñar bandera ajena a la monarquía y fascismo, por estar fuera de la ley de leyes insaciables, doblegándose ante la corrupción del rey emérito en beneficio de borbones y urdagarines de la misma fuente ponzoñosa en peste oligárquica financiera, que nos restriega sus leyes forcejeando imposiciones esclavas e imponiendo otras lenguas imperiales negando identidad, materializando sin pudor la opulencia entre chorizos de cuello duro que mientras roban de los fondos públicos se desentienden y evaden de los derechos que no sean sus propios intereses [Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor, ignorante, sabio, chorro, generoso, estafador. ¡Todo es igual, nada es mejor, lo mismo un burro que un gran profesor! No hay aplazaos ni escalafón, los inmorales nos han igualao... Si uno vive en la impostura y otro roba en su ambición, da lo mismo que si es cura, colchonero, rey de bastos, caradura o polizón].

¿Es esta la forma de sentir a los pueblos afligidos el leer por leer lo que ponen en sus manos -su máximo esfuerzo del año- su muestra de conocimientos por los acontecimientos diarios desquebrajándolos como a la miseria cultural y salarial que ciñe a los desheredados de Palacio en beneficio de Europa y FMI, en blanqueo de capital? Les hemos visto trabándose como niño o niña que se inicia en 'el parvulito' comiendo letras a trompicones, por lo que leer leer dudo mucho que supieran, pongamos a Isabel y Fernando los llamados reyes católicos, que bárbaros, como si los demás hubiesen sido ateos!!! Ya por esa época, solo, o casi solo, los clérigos estaban dotados para esos menesteres, y para otros, que siguen degradando la naturaleza humana, era la mejor forma que entendían de sentirse por encima del bien y del mal, por debajo y encima de sus reyes y reinas. Otra cosa fue el hijo de Fernando III “el santo” en el siglo XIII, de nombre Alfonso X “el sabio”, que era muy listo dicen, tanto tanto que dejó que los nobles robaran inmensas extensiones de tierras y ocuparan puestos determinantes en el reino, sin más artes el Alfonsito que la de ser sabio complaciente, vamos que adivinaba profecías y épocas de pandemias económicas científicamente cazadas a vuelo como salmones gigantes y truchas cazó el dictador, o elefantes “el fugao”, el que se caía de la moto o atravesaba puertas de cristal “campechanamente” sin enterarse. El de la pintura arriba de esta nota que enmarca como portada es Carlos II “el hechizado” [“Su cuerpo es tan débil como su mente”, dice el nuncio vaticano en España: “Se puede hacer con él lo que se desee, pues carece de voluntad propia”]. Sólo con ver su cara avinagrada se le indigesta a una la cena, es el último de los Habsburgo, que llamaron españoles. Según el médico forense el cadáver de Carlos II: <<No tenía ni una sola gota de sangre, el corazón apareció del tamaño de un grano de pimienta, los pulmones corroídos, los intestinos putrefactos y gangrenados, tenía un solo testículo negro como el carbón y la cabeza llena de agua>> Ciencia bárbara sarcástica, la del doctor, políticamente correctísimo digno de un mensaje navideño para motivar a los muertos en noches para no dormir, podrían integrarlo a la ciencia cambalache siglo veintiuno.

Un caso más reciente fue el de Isabel II, la borbona, empedernidamente descuidada dicen y hasta “desdichada”, que desde muy pequeña al parecer todos pasaban de ella excepto por intereses propios, por lo que se refugió en los juguetes sin hacer caso a letras ni números, apenitas sabía leer y menos escribir, en la pubertad sus juguetes favoritos fueron los mozos y los curas, religión y sexo, fusión predilecta influenciada por su confesor el Padre Claret y la monja Sor Patrocinio entre éxtasis y estigmas. La corte se llenó de religiosos sobre el control absoluto, dando gusto a la reina, así fue pasando de libros y quebrados, eso no iba con ella, por lo que a los 13 años su fiebre fue entrega con más fervor que a un libro, a uno de sus tutores, el resto de su vida se dedicó a coleccionar un número indefinido de amantes variopintos, sobretodo militares con influencia en la época como Serrano “el bonito”, general O’Donnell, y otros, además de cantantes y políticos a los que recompensaba generosamente para llenar su deficiencia en ciencias y letras tanto como en política y ética, ascendiendo, o entregando según jerarquía saquitos de platica a los menos “santos, sabios, o bonitos”. Los borbones que colocó el dictador por cojones que tanto venera Pedrito Sánchez, tartajear tartajeaba el novato a la hora de hablar pero no de robar. Claro que al hijo le llaman “el preparao”, y si está preparado además de casado con una periodista, se supone que sabrá muchas cosas secretas de palacio, de su padre “el campechano”, o de su madre (la ex-reina Sofía Schleswig-Holstein Sonderburg-Glücksburg, de su abuela Federica de Hannover, y de sus tíos, que pertenecieron a las Juventudes Hitlerianas del Partido Nazi), y por supuesto, de sus hermanas, cuñados, sobrinos...). En tales apariciones podría, digo yo, abrir su corazón a ese pueblo y esos jóvenes que nombra como “nuestros”, y contar, si tuviera el más mínimo escrúpulo la oscura historia interminable de la casta real, de la infección que la acosa, pandémica en eternidad de corrupción y respaldo al dictador de más de un millón de crímenes a “su pueblo”. Pero su hija va a ser reina, jefa del Estado y de todos los ejércitos, de palacios, castillos, cortijos y mansiones gracias a buena parte de los presupuestos del Estado, y como tiene cara “aria” como la abuela igual la casan con algún nieto de la Merkel y forman como Franco un nuevo imperio hispano-alemán [¡Pero que falta de respeto, qué atropello a la razón! ¡Cualquiera es un señor, cualquiera es un ladrón! Mezclaos con Stavisky van don Bosco y la Mignon, don Chicho y Napoleón, Carnera y San Martín. Igual que en la vidriera irrespetuosa de los cambalaches se ha mezclao la vida, y herida por un sable sin remache ves llorar la biblia contra un calefón].

Uno de los que alaban mucho al Rey es Arturo Pérez-Reverte, el afamado, forrado de dinero y polémico novelista que va de guapito y hasta de republicano, de la reconciliación, por supuesto. El que sin sonrojarse ni el más mínimo rubor grita a lo diablillo cojuelo aunque de forma insultante: soy republicano (jajaja jajaja) siempre lo he sido (jajaja jajaja) sacadme de esta botella que venda libros para poder gritar porque puedo y quiero “¡¡El Rey es lo mejor que España puede tener!!” (Ya decía yo, de por qué le llaman “el preparao”). O sea, que para el mentado, el rey representa “unidad” “sosiego” -un mismo mensaje- “viva España y el rey”. Claro que de su padre, “el fugao”, también decían muchos líderes “socialistas” y “comunistas” que era muy campechano, fiel y estable (jajaja jajaja). En fin que republicanos decir que ser eran, y son, según la intensidad de la campaña mediática sobre la “vía republicana y su unión”; pues eso, ser serán, más o menos... que está de “moda" oiga, hasta Otegi grita república donde antes independencia, si es que tenemos un Estado de monárquicos-republicanos, que da gusto, únicos en el mundo!!!

Parece que los asesores de la “izquierda” se inclinan ante la corona prestos a modernizar la institución monárquica, para que dure más siglos, menos deslavada pero más rica en lingotes de oro una especie de cura a lo Isabelica más allá de letras y ciencia, alegrarán su imagen, la harán menos tirante para que no se canse el cuello ni doblen mucho el espinazo, descansaran más y relajarán con una discoteca en Palacio de la Zarzuela, podrán desbloquear la tirantez interna entre karaoke, pista de patinete callejero y una tasca de cañitas de cerveza, vinos y whisky, e invitarán a la salud del pueblo y sus impuestos cantantes como Sabina entre otros bufones para relajar la estampa mediática vía “República” con súbditos de la “izquierda”. Quitaran los retratos de Franco, “el campechano”, ex-reina y Carmen Polo de Franco, y de todos los fascistas a los que abrazan sonríen y les dan la mano, es posible, quizá, quiten la de algunos militares vinculados con los 26 millones de hijos de puta que hay que fusilar de ese ala ponzoñosa de su “España”, supongo, en su lugar pondrán fotos de actores y actrices de hollywood y otras reliquias [Siglo veinte, cambalache, problemático y febril, el que no llora no mama y el que no afana es un gil ¡Dale no más, dale que va, que allá en el horno nos vamos a encontrar! ¡No pienses más, sentate a un lao, que a nadie importa si naciste honrao! Es lo mismo el que labura noche y día como un buey que el que vive de los otros, que el que mata o el que cura o está fuera de la ley (Cambalache, tango inmortal d` Enrique Santos Discépolo)].

PD.

(A propósito de monarcas) Hace décadas que la monarquía marroquí se impuso sobre el futuro del Sáhara: LA NO INTERVENCIÓN, refuerza la colonización, une a Francia y España franquista, que consienten y otorgan serviles al sátrapa de igual condición que infla sus beneficios personales, y de empresa, participando conjuntamente del saqueo (Mientras el rey alauita decide cuántos emigrantes, traficantes de mucha y poca monta, camellos y alijos cruzan el Estrecho).


Fuente → lahaine.org

banner distribuidora

El Rey sabe leer, el gobierno le quiere modernizar Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR