Proyecto Faq Franquismo: la ciénaga que no se seca

jueves, 10 de diciembre de 2020

Franquismo: la ciénaga que no se seca

Franquismo: la ciénaga que no se seca
Acacio Puig

Ante el pronunciamiento (¿verbal?) del grupo de militares jubilados que apuesta por la solución-final-genocida de fusilar a más de 26 millones de personas para purificar “su” España, entiendo que proceden al menos tres apuntes.

1.- Son solo la punta del iceberg

Porque estos miserables partidarios del asesinato masivo no están gagá; cuentan con un apoyo institucional y social en absoluto despreciable y que no debe ignorarse.

En lo institucional cuentan con el apoyo o la complacencia de las tres derechas (la XXL-Vox, la XL-PP y la L-C’s). En lo social, con esos millones de descerebrados que votan esas opciones. No son lo mismo “las tres tallas” pero es destacable detectar -en los mapas de epicentro de su apoyo electoral- que diga lo que diga el Ministerio de Defensa, cuarteles militares y fuerzas del llamado orden público junto a las barriadas que habitan, son importantes viveros de voto de esas políticas reaccionarias y fascistizantes.

Por ello son un serio peligro y no vale mirar a otro lado, disimular con olímpico desprecio. Recordemos que la Segunda República encaró muy mal su política militar, no depuró esos enclaves de gente armada y mientras, militares africanistas, fuerzas del orden (con excepciones que confirman la regla) prepararon el golpe con colaboración conspirativa de aquellas derechas que encontraban apoyo en la Italia fascista y la Alemania nazi. Política suicida de oídos sordos ante lo evidente que los pueblos de España pagamos muy caro y debe servir para no tropezar con la misma piedra y cometer parecidos errores.

2.- Fascismos y neo fascismos

No estamos en los años 30, si bien los neofascismos avanzan en la Europa de la desigualdad y las mayorías institucionales de la UE están por opciones políticas democráticas y descartan (¿por ahora?) el “eje pardo”… además, esas opciones “democráticas” encuentran rentabilidad electoral al presentarse como alternativas de centro razonable frente al neofascismo alborotador y rampante. Pero conviene recordar que los neo fascismos son hoy muy funcionales en la UE.

La presión de esas derechas ultras sirve de cobertura para que “el centrismo” profundice políticas neo liberables muy restrictivas de derechos y libertades y esa enorme amenaza en el corto y medio plazo, se concreta día a día. Cuando -por ejemplo- el Reino Unido define para el futuro inmediato nuevas políticas que excluyen el asilo y aceptarán solo inmigración “muy cualificada” además de restringir la movilidad, avanzan directrices xenófobas similares a las de los Salvini, los Abascal o los Casado exigiendo devoluciones en caliente. El conjunto de las políticas de la UE respecto a inmigrantes (represivas fundamentalmente) completan el cuadro. Los ultras pues, moldean las propuestas políticas de los autodefinidos como partidos de centro, sirven de coartada y son muy funcionales en el uso del aviso: ¡qué viene el lobo!

3.- ¿Y los tribunales españoles?

 

Bien sabemos que no hubo ninguna depuración ideológica de los aparatos judiciales legados por la dictadura franquista. La judicatura del TOP (Tribunal de Orden Público) emigró a la Audiencia Nacional…limpia de polvo y paja.

El Tribunal Constitucional acaba de dar el visto bueno a la Ley Mordaza y esgrime como un garrote la constitución del 78 que condena el republicanismo y el derecho de autodeterminación, ideas que para el centro-izquierda del PSOE y la izquierda moderada del PCE constituían en los 70 del siglo XX señas de identidad y que habían defendido antes del gran pacto con los franquistas.

El tribunal Supremo prosigue su cruel ofensiva contra el soberanismo independentista catalán y vasco. A un@s los mantiene en el exilio, en la cárcel o los hace volver a ella y a otros como Otegui, la cabeza más visible de Bildu, le condenaron y aunque la judicatura europea declarase nulas las acusaciones y condenas que se le impusieron (y cumplió) cualquier sombra de reparación brilla por su ausencia.

Estos tribunales, si fueran legales y legítimos, deberían juzgar y llevar a prisión a esa cuadrilla de militares jubilados por ser apologetas del genocidio de millones de personas. Y desde luego, deberían privar a esos diseñadores de crímenes, de cualquier tipo de prebenda material, carrera y reconocimiento.

Sin embargo, dados los antecedentes bien conocidos respecto a golpistas, torturadores, carceleros y gentes de esa ralea y el encubrimiento de los desmanes del rey emérito, es más que dudoso que operen como jueces legales y legítimos.

Y es que la judicatura española necesita no solo “renovación” sino muy especialmente DEPURACIÓN de responsabilidades y en su caso, expulsión del oficio.

Pero al menos y mientras tanto, añadamos nuestra firma aquí:
http://chng.it/fvXmRB6TyX

* Artista plástico. Militante de la izquierda revolucionaria, represaliado por el franquismo, activista memorialista de la asociación «En Medio de Abril». Miembro del Colectivo LoQueSomos


Fuente → loquesomos.org

banner distribuidora

Franquismo: la ciénaga que no se seca Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR