Proyecto Faq La tercera República, solo una cuestión de tiempo

miércoles, 14 de octubre de 2020

La tercera República, solo una cuestión de tiempo


La tercera República, solo una cuestión de tiempo
Virginia P. Alonso

Uno de los papeles fundamentales de los medios de comunicación es ofrecer respuestas a las preguntas que se plantea la ciudadanía. Eso es lo que hacemos hoy, de manera conjunta, 16 publicaciones periodísticas ante la negativa del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) a pulsar el estado de la opinión pública acerca de la monarquía: desvelar y analizar los resultados la mayor encuesta hecha nunca sobre esta institución.

Casi 2.000 personas cubrieron en apenas 24 horas los 32.000 euros necesarios para que pudiera llevarse a cabo. Hay una interpretación nada descabellada para explicar esta velocidad de recaudación: las ganas de los españoles por saber qué opinan sus congéneres sobre la cuestión monárquica, dado que la última vez que el CIS preguntó por este asunto fue en 2015. Un interés que en Público ya intuíamos desde que hace más de dos años lanzamos una campaña de firmas por un referéndum que hoy recoge ya más de 257.000.

 

La encuesta, realizada por el instituto de opinión 40dB. (dirigido por la socióloga Belén Barreiro), es única por varios motivos, pero sobre todo porque da respuestas a cuestiones que nunca en la historia de la democracia se habían planteado de manera abierta a la opinión pública.

Cuando el CIS ha preguntado, lo ha hecho por la institución, y en rarísimas ocasiones por las personas que la integran. Ahora, la encuesta impulsada por la Plataforma de Medios Independientes (PMI) arroja detalles de la percepción de los ciudadanos sobre aspectos de Felipe VI, la reina Letizia, Juan Carlos I y la reina emérita Sofía desconocidos hasta el momento: su ubicación ideológica, sus cualidades y atribuciones, sus preferencias en el modelo territorial. Ofrece, además, datos cruzados por territorios, lo que permite indagar en la percepción de la monarquía que se tiene en Catalunya, Andalucía o Comunidad de Madrid, por ejemplo. Y pregunta a personas de 16 y 17 años, que habitualmente no son incluidas en este tipo de sondeos.

Estas son algunas de las conclusiones:

1. Quienes no votaron la Constitución son republicanos

Los ciudadanos que no pudieron votar la Constitución de 1978 son quienes se decantan más claramente por una república: aquellos entre 16 y 54 años. En general, el 40,9% de los españoles votaría esta opción. Pero solo se encuentran porcentajes superiores a esta media entre los más jóvenes: la república sería la elección para el 48,6% de quienes tienen entre 16 y 17 años, el 54,6% de los de 18 a 24 años, el 46,6% de los de 25 a 34 años y el 41,4% de los de 34 a 44 años; entre los de 45 a 54 años, el porcentaje bajaría al 39,5%, aunque la opción de la república seguiría siendo la más votada.

Solo los mayores de 55 años y, sobre todo, los de más de 65 años, prefieren monarquía, aunque en ninguno de los dos casos esta opción representa más del 50%: 47,3% para los últimos y 38,6% para la franja de 55 a 64 años.

El desencuentro de los jóvenes con la monarquía es un clamor cuando se les pregunta por su grado de satisfacción con la institución: el 43,5% de 18 a 24 años sitúa esa satisfacción entre el cero y el uno. Lo mismo hacen el 38,5% de 16 a 17 años y el 31,7% de 35 a 44 años. En una escala de 1 a 10, la satisfacción media de los jóvenes con la monarquía está entre el 3,1 y el 3,9; muy por debajo del 4,6 de media global.

Lo mismo sucede cuando se les pregunta por la confianza que les despierta la monarquía. De todas las variables que se ofrecen en la encuesta (Parlamento, Fuerzas Armadas, partidos políticos, poder judicial, medios de comunicación, sindicatos, Iglesia católica y monarquía), estas dos últimas son las que peor valoración reciben por parte de los jóvenes. En el caso de la monarquía, el suspenso es generalizado en todas las franjas de edad, salvo en la de los mayores de 65 años, pero son los más jóvenes los que peor nota ponen a la institución: por debajo del 3 entre los 16 y 24 años; por debajo del 4 entre 35 y 44 años; y entre 4,3 y 4,6 de los 45 a los 64 años.

Así, a medida que aumenta la edad, disminuyen la insatisfacción y la desconfianza.

Esta proporcionalidad se repite casi milimétricamente en las valoraciones a los miembros de la Casa Real. A más juventud, peor valoración (salvo en el caso del rey emérito, a quien el grupo de 16-17 años le da más nota que quienes están entre los 18 y los 44 años).

La realidad de una república en España es, por tanto, solo cuestión de tiempo.

2. Los españoles piden un referéndum

El 47,8% de los ciudadanos cree que es necesaria la celebración de un referéndum para poder elegir entre monarquía y república.

La única franja de edad en la que pesa más el 'no' a la votación es, de nuevo, en la de mayores de 65 años; y, aun así, el 41,1% elige el 'sí' al referéndum. Por encima del 50% de apoyo a la votación, tres grupos de edad: el de 25 a 34 años (54,3%), de 16-17 (56,1%) y de 18 a 24, el más favorable, con un 60,9%. No obstante, el porcentaje de 'no lo sé' en estos tres grupos es elevado: 17,6% para los de 18 a 34 años, y del 35,2% para los más jóvenes, entre los cuales solo el 8,8% no considera necesaria la convocatoria del referéndum.

Entre los votantes de Unidas Podemos es arrollador el 'sí' (un 94%); a bastante distancia, los del PSOE también avalan el 'sí', pero con un porcentaje muy inferior: del 59,8%. Por su parte, el 75,2% y el 74,6% de los afines a PP y Vox, respectivamente, consideran que no es necesario, una opción que también elige el 57,3% de los electores naranjas.

En cuanto a las comunidades autónomas, Catalunya es la que más claramente se posiciona a favor de un referéndum (así lo reivindican el 68,4% de los encuestados), seguida de la Comunitat Valenciana (41,6%).

3. La institución monárquica sale peor parada que sus miembros (con la excepción del rey emérito)

En una escala de 1 a 10, los españoles sitúan de media en un 4,6 su grado de satisfacción con la monarquía. Los más insatisfechos son los votantes de Unidas Podemos (1,6) y los más satisfechos, los de el PP (7). Por franjas de edad, tan solo entre los mayores de 65 años se da un aprobado a esta cuestión (5,7). Y por territorios, los catalanes son los únicos que la valoran con un suspenso (2,9).

En la misma escala de 1 a 10, los españoles dan de media un 4,3 a la confianza que les inspira la institución monárquica (la misma nota que la última vez que preguntó el CIS, en 2015). Sin embargo, cuando se les pide que evalúen (de 1 a 10) a los miembros de la Casa Real, el rey Felipe VI y su madre, la reina emérita Sofía, sacan un aprobado holgado (5,8 y 5,9, respectivamente), frente a los suspensos de la reina Letizia (4,7) y de Juan Carlos I, quien recibe la peor nota de todos: un 3,3. Los españoles no habían podido opinar sobre el rey emérito desde 2008, cuando aún ocupaba el trono, última vez que se pidió su valoración en el CIS.

Entre los votantes de los distintos partidos, solo los de Unidas Podemos suspenden al rey Felipe (le dan un 2,8). El resto le aprueban, y con nota: PSOE con un 6,1, Ciudadanos con un 7,7, Vox con un 8,1 y PP con un 8,3. Por edades, los mayores de 25 años también lo valoran con más de un 5. Y por territorios, aprueba en todos con más de un 6, salvo en Catalunya (3,6). Es decir, que a Felipe VI no le han afectado, o le han afectado poco -en cuanto a valoración ciudadana-, los escándalos de su padre.

Por el contrario, al rey emérito solo le dan más de un 5 PP y Vox (5,7 ambos) pero, por franjas de edad, ni una sola le aprueba, siendo los más disconformes los ciudadanos entre 16 y 24 años. Lo mismo sucede por comunidades autónomas: suspenso generalizado, especialmente en Catalunya (1,9).

A la luz de estos resultados, sobre todo los que tienen que ver con Felipe VI, sorprende todavía más que el CIS no haya querido preguntar por este asunto.

4. Cambiar el modelo de Estado: palabras mayores, de momento

El 40,9% de los españoles votaría por una república en caso de celebrarse un referéndum, frente al 34,9% que lo haría por la monarquía. Pero un 12,9% manifiesta no saber qué votaría, un 6,4% no iría a votar y un 4,9% lo haría en blanco; estas tres últimas variables, aunque no son homologables, sumarían un 24,2% del total. Es decir, uno de cada cuatro españoles no sabría qué votar, no votaría o lo haría en blanco.

Por afiliación política, los más indecisos son los votantes de Ciudadanos (el 10,1% no sabría decantarse por monarquía o república), seguidos de los del PSOE (8,6%) y los del PP (7,5%). Por grupos de edad, todos se muestran dubitativos por encima del 13%, salvo los mayores de 65 años (10,2%). Por territorios, la más segura sería Catalunya, y aún así el 9,6% de sus habitantes no sabría que votar.

Estos resultados apuntan a que, por mucho desgaste que presente la institución monárquica, si hoy se celebrara un referéndum para elegir el modelo de Estado no habría claras mayorías o, al menos, sería difícil anticipar el desenlace.

5. Los otros republicanos, aparte de los jóvenes

El 91,1% de quienes se sitúan en el espectro ideológico de Unidas Podemos elegiría una república en un eventual referéndum. Es la postura más definida en el ámbito de las afinidades políticas de la encuesta. Son además los únicos convencidos de que su opción sería la ganadora en esa votación (lo piensa el 55,9%). A bastante distancia les siguen los votantes del PSOE: un 55% elegiría también república, algo que llama la atención si se tiene en cuenta el apoyo cerrado de su partido a la monarquía; en este grupo, sin embargo, al ser preguntados por la opción que ganaría, el resultado arroja una fuerte división: el 38,2% cree que triunfaría la república frente al 37,2% que piensa que lo haría la monarquía.

En este aspecto, las diferencias entre el electorado del PSOE y de Unidas Podemos son claras. Al igual que se hacen patentes al ser preguntados por la necesidad de la celebración de un referéndum: el 94% de quienes votan a Podemos creen que este es necesario frente al 59,8% de los cercanos al PSOE.

También son los votantes de Podemos los que se muestran más convencidos de que Felipe VI conocía las supuestas comisiones ilegales recibidas por su padre (lo cree el 87,7% frente al 56,6% del PSOE) y los únicos que piensan que se benefició de ellas (el 70% frente al 32,6% entre los socialistas).

Catalunya es la única comunidad autónoma de las reflejadas en la encuesta en la que se elegiría una república, opción que recibe el 66,5% de los votos. En el resto ganaría la monarquía, aunque en ninguna con un respaldo superior al 50%.

6. PP y Vox, de la mano; Ciudadanos se desmarca

Los electores de PP (7), Vox (6,8) y Ciudadanos (6,2) son quienes más satisfechos están con la monarquía. Preguntados por el grado de confianza en la institución, los del PP y Vox ofrecen valoraciones parejas (7,1 y 6,8, respectivamente), y los de Ciudadanos la evalúan sensiblemente por debajo (5,9). Esta brecha se hace más notable en sucesivas respuestas durante la encuesta.

Por ejemplo, si el 58,1% de votantes de PP y el 58,5% de los de Vox consideran que es necesario modificar la Constitución, ese porcentaje sube hasta el 72% en el caso de los afines a Ciudadanos. Lo mismo ocurre al responder si es necesario un referéndum entre monarquía y república: para los cercanos a PP y Vox no lo es (75,2% y 74,6%, respectivamente), y tampoco para los de Ciudadanos, aunque con un porcentaje muy inferior: 57,3%.

En cuanto a la opción que elegirían, los votantes de los tres partidos se decantarían por una monarquía, pero frente al 79,2% de Vox y al 76% del PP, los votantes de Ciudadanos lo harían en un 59,8%. Algo similar sucede con sus valoraciones de Felipe VI y Juan Carlos I: si los votantes de PP y Vox dan más de un 8 al primero y un 5,7 al segundo, la nota de Ciudadanos es del 7,7 para el actual rey y de un suspenso para el emérito: 4.

Sin embargo, donde se hacen más palpables estas diferencias es en los cambios a introducir en la monarquía. El 45,6% de quienes votaron a Ciudadanos se muestran muy de acuerdo en que el rey pueda ser juzgado por su actos durante su reinado, frente al 29% y 29,7% de los afines al PP y Vox, respectivamente. El 65,6% de los primeros están igualmente muy de acuerdo en que debería modificarse la Constitución para que el hombre no tuviera prioridad sobre la mujer en el acceso al trono, mientras que ese porcentaje se reduce al 50,2% entre quienes votan al PP, y al 37,7% en el caso de Vox (el único partido, por cierto, en el que menos del 50% de los ciudadanos se muestran totalmente de acuerdo con esta opción). También los votantes naranjas que demandan más transparencia a la familia real son más numerosos que los de los otros dos partidos.

7. Felipe VI es de derechas, salvo para el votante del PP

En una escala en la que 0 es la extrema izquierda y 10 la extrema derecha, los españoles ubican a a Felipe VI de media en el 6,5, es decir en la derecha. Aquí, las diferencias más significativas se dan entre los electores de Unidas Podemos y los del PP; los primeros lo sitúan en un 7,9 (es decir, más a la derecha que la media, pero no en la extrema derecha) y los segundos, en el centro, con un 5,9. Solo el 2,2% de los votantes morados cree que no tiene ideología, frente al 17,2% de Vox, 15,3% del PP, 14,1% de Ciudadanos y 9,3% del PSOE.

De nuevo, por territorios la diferencia vuelve a marcarla Catalunya, donde le ubican en el 7,4 en esa escala.

Al rey emérito le sitúan los españoles más a la derecha que su hijo, en el 7. No se dan grandes diferencias entre los votantes de los distintos partidos, salvo, una vez más, entre los de Unidas Podemos, que colocan a Juan Carlos I en un 8,5 (aún derecha, pero a un paso de la extrema derecha). Para los residentes en Catalunya, estaría en el 7,6. Y, por franjas de edad, por encima del 7 lo ubican los de edades comprendidas entre los 16 y los 34 años, y los mayores de 65.

La reina Letizia, sin embargo, es percibida por los españoles como una persona más de centro: de media la ubican en el 5,7.

En cuanto a la percepción de los ciudadanos acerca de las inclinaciones más o menos centralizadoras de los miembros de la Casa Real, a Felipe VI se le sitúa en un 3,9 en una escala en la que entre cero y 4 se es "proclive a la centralización" y entre 6 y 10, a la descentralización. A Juan Carlos I se le otorga un 3,7 (más centralizador que su hijo) y a Letizia, un 4,4.

Y cuatro bolas extra

  • Aunque las respuestas de los electorados de Vox y del PP son bastante coincidentes en esta encuesta, se aprecia una tendencia de Vox a construir una identidad propia, que los diferencie de los populares. A la pregunta de "¿En qué medida es importante para ti vivir en un país gobernado democráticamente?", los votantes de todos los partidos afirman en porcentajes superiores al 70% que lo es "extremadamente", salvo los de Vox, donde el 61,4% escoge esta opción y el 2,2% afirma que es "nada importante". También el 39,4% de este electorado dice sentirse "nada" satisfecho con el funcionamiento de la democracia, frente al 18,3% del PP, el 15,8% de Ciudadanos, el 11,3% de Unidas Podemos y el 6% del PSOE.
  • Los electores del PP son los únicos que aprueban a la Iglesia católica, con un 5,6, en el apartado de confianza en las instituciones. Los medios de comunicación y el Parlamento solo reciben el aprobado de los afines al PSOE (5,3). Los votantes de Vox, PP y Ciudadanos son los únicos que dan en este capítulo institucional valoraciones superiores al 7, con una coincidencia: las Fuerzas Armadas reciben un 8,3 del PP, un 7,9 de Vox y un 7,5 de los naranjas. Aparte, en el PP le dan un 7,1 a la monarquía.
  • A la pregunta de "Si hubieras podido votar en el referéndum para la ratificación de la Constitución española de 1978, ¿qué habrías votado", los afines a Podemos son los que más hubieran votado en contra (el 26,1%), seguidos de lejos de los del PSOE (9,8%).
  • Los votantes de PP y Vox son los más indecisos a la hora de escoger entre una eventual república con un presidente elegido por el Parlamento y con pocos poderes u otra con un presidente elegido por los ciudadanos y con amplios poderes: el porcentaje de quienes no saben qué escoger es del 29,5% entre los seguidores de Abascal y del 27,4% entre los de Casado. El electorado de Unidas Podemos es el que tiene más claro que elegiría la segunda opción (59,7%) y el del PSOE le sigue de muy cerca con un 59,5%. Esta es la opción preferida por todos los espectros políticos, salvo para los votantes de Vox.

Aquí, la encuesta completa: es.scribd.com


Fuente → blogs.publico.es

banner distribuidora

La tercera República, solo una cuestión de tiempo Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR