Proyecto Faq Un republicano opina

miércoles, 23 de septiembre de 2020

Un republicano opina


Un republicano opina
Salva Artacho


¿Vamos por el buen camino hacia una sociedad plenamente democrática, libre y feliz? Voy a dar algunos “detalles” que me hacen dudar, o más claramente decir que no. 
 
1. Ahí está el bloqueo a la renovación del poder judicial, éste es uno más de los muchos fraudes que se producen a la sombra de esta democracia amañada. Permite que la política, como el arte de resolver los problemas que afectan al “gobierno de la polis”, quede en franco y vergonzoso fuera de juego. Los jueces que nadie elige, cuando todos los poderes del estado en una democracia dependen de la libre voluntad popular, se sitúan por encima de la política y la más de las veces deciden a favor de los de siempre... 
 
2. Los condenados por corrupción, cumplen sus ridículas penas y salen sin devolver lo apropiado indebidamente y a vivir a lo grande... 
 
3. La banca hace lo que le da la gana, sin devolver lo prestado para salvarse de su mala y sospechosa contabilidad, y si el gobierno de coalición, cosa que no tengo del todo clara, tenía algunos planes a favor de mantener un banco público, pues vaya corte de mangas que le han dado con la fusión que han llevado a cabo CaixaBank y Bankia. 
 
4. La covid-19, esa amenaza que asuela al planeta, pero que aquí tiene proporcionalmente una mayor incidencia, probablemente por causas del enfrentamiento autonomías-gobierno central y el torpedeo permanente de la ultraderecha, así como la mala educación sanitaria de gran parte de la sociedad haciendo caso omiso a las advertencias sanitarias, nos pone, pues, de nuevo en grave riesgo, probablemente tan grave como el que ya creíamos superado. Justa es la indignación de los sanitarios que ven las carencias de aprovisionamiento, de contrataciones de personal necesarias para hacer frente a la pandemia y justa su indignación ante el comportamiento anómalo de tantos saboteadores de las medidas sanitarias... 
 
5. Asistimos a la desvergüenza de ver como algunos gobiernos de la derecha que, para acallar su incapacidad de resolver y su mala gestión de la crisis se atreven a insinuar que los emigrantes vienen a ser, en parte, culpables de esa alza de la pandemia en su comunidad, alimentando de esta forma el más condenable de los racismos... 
 
6. La contra-reforma laboral de la derecha que el gobierno de coalición planeaba derribar (quizás desbordados por tantos acontecimientos negativos sobrevenidos), paralizada, mientra vemos como algunos empresarios siguen explotando la situación a su favor, mientras simulan lamentos y lloros, algunos de ellos, miserables y aprovechados, obligan a trabajar a empleados que están en los ERTES a cambio de la promesa de mantenerles el empleo en el futuro. ¿Dónde están los sindicatos de clase tan necesarios como inexplicablemente silenciosos y dejando hacer?... 
 
7. La clase política, con honrosas y pequeñas excepciones volcada en salvar la monarquía, pese al evidente escándalo de abusos y corrupciones, presuntas, puestas en evidencia por la prensa internacional y los bancos suizos investigando al “emérito” huido, que una vez más ha evidenciado de confirmase los hechos (pero que el Congreso se opone a investigar en sede parlamentaria y judicial) habría venido a comportarse como la mayor parte de sus predecesores en la corona... 
 
8. Empieza el curso escolar con gran zozobra para padres, alumnos, profesores y personal en general de la escuela. Con sorpresa , una vez más, del auge de la privada y la concertada frente a la pública. Sin una escuela pública fuerte, con recursos suficientes, la educación mayoritaria de los niños y jóvenes que mañana serán los ciudadanos no estará exenta de carencias que repercutirán en perjuicio de toda la sociedad... 
 
9. Nuestros futuros pensionistas y los actuales viendo en peligro la forma de ajustar sus pensiones de forma clara y libre de manejos interesados de futuros gobiernos. Viendo como se juega con la edad de acceso y la revisión justa de sus pensiones que estén por encima del IPC y les aseguren una vejez con dignidad. ¡Ay! Ya no hablemos de los dependientes, en lo que va de año y aun faltan tres meses largos, ya han fallecido esperando sus prestaciones más que en todo el año 2019... 
 
10. Mientras la Iglesia católica, la gran secta, moviéndose por encima del estado, haciendo y deshaciendo. Llevándose el dinero a toneladas de las arcas públicas, incumpliendo los acuerdos firmados de mantenerse por sí misma. El “Concordato” no puede seguir en un país no confesional y con el escandaloso número más de dos millones de pobres de solemnidad mientras los jefes de la secta se dan la vida de príncipes. Ni un “duro” más para estos vividores come cocos... 
 
Amigos podríamos rellenar folios de denuncia de situaciones tan anómalas propias de este régimen que se resiste y se opone al progreso al que todos tenemos derecho... Progreso que solo la República, como el gobierno más democrático posible, asentado en las solidas bases de la libertad, la igualdad y la fraternidad puede garantizar. 
 
Pero la República no puede venir sola, necesita de sus trabajadores, de los militantes republicanos, que la pongan en marcha y la construyan convenciendo y educando en sus principios justos, igualitarios, libres, laicos, solidarios... a la ciudadanía a la que en gran parte se les ha venido ocultando durante la vigencia del régimen político representado por la monarquía esa alternativa de progreso y futuro. 
 
Un último detalle: en el congreso la cuádruple alianza de PP-Cs-VOX-PSOE niega al CIS la posibilidad de preguntar en sus cuestionarios periódicos acerca de monarquía o república. Obviar la República como alternativa de progreso es su opción. 
 
Volviendo al inicio del escrito, reitero y concluyo que esta “democracia” amañada ni es plena ni real, ni por lo tanto está dispuesta a favorecer el verdadero progreso que la sociedad necesita. ¡Salud y República! 
 

Fuente → unionrepublicana.es

banner distribuidora

Un republicano opina Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR