Proyecto Faq «Todo atado y bien atado», con Felipe

martes, 11 de agosto de 2020

«Todo atado y bien atado», con Felipe


 
«Todo atado y bien atado», con Felipe
Juan Santiso Iglesias

El silencio sobre la verdad”

Un Estado totalitario realmente eficaz sería aquel en el cual los jefes políticos todopoderosos y su ejército de colaboradores pudieran gobernar una población de esclavos sobre los cuales no fuese necesario ejercer coerción alguna por cuanto amarían su servidumbre. Inducirles a amarla es la tarea asignada en los actuales Estados Totalitarios a los Medios de Comunicación, los directores de los periódicos y Television y los enseñantes de escuela. Los mayores triunfos de la propaganda se han logrado, no haciendo algo, sino impidiendo que ese algo se haga. Grande es la verdad, pero más grande todavía, desde un punto de vista práctico, es el silencio sobre la verdad.


El amor a la servidumbre sólo puede lograrse como resultado de una revolución profunda, personal, en las mentes y los cuerpos humanos. Para llevar a cabo esta revolución se necesita, entre otras cosas, un sustitutivo para el alcohol y los demás narcóticos, algo que sea al mismo tiempo menos dañino y más placentero que la ginebra o la heroína. Y finalmente, un sistema destinado a estandardizar el producto humano y a facilitar así la tarea de los dirigentes. Esta uniformización del producto humano sería llevada a un extremo fantástico, pero no imposible,  eso creen los que están, los 4 o 5 fascistas que mandan en eso que ahora llaman, «#NuevoOrdenMundial

Digamos que ya está aquí : (INTERNET , Las Redes Sociales) (Aldous Huxley Un mundo feliz – (traducción libre de Juan Santiso)



Todo atado y bien atado, con Felipe - Juan Santiso

Los dos últimos años del franquismo todo el mundo, que tenía, o creía tener algún poder, andaba buscando sitio donde colocarse. Por Madrid se veían muchos espías nuevos; eran sobre todo de los países de influencia soviética que se movían entre la gente de las posibles izquierdas y afines. Estaban los de siempre los que cortaban el bacalao, las CIA, el Mosat, los ya asentados, y los que en realidad mandaban.




Tres días antes de la muerte de Franco, en el Hospital La Paz donde estaba ingresado, un grupo de periodistas, – entre los que me encuentro- reunidos entorno a una mesa redonda, con un policía secreto y al menos un agente de la CIA y otro soviet, en el hall del Hospital, jugaban a la “Güija” (un juego – dicen de brujería- consistente en hablar con los espíritus de los muertos. Se coloca un baso sobre la mesa, boca a bajo, cada jugador pone el dedo índice de la mano derecha en el culo del vaso y se llama a los muertos; el “espíritu” que viene habla, haciendo que el vaso con todos los dedos encima, se exprese señalando las letras del alfabeto colocadas en círculo) Acudieron varios “espíritus de personajes conocidos, pero el mas significativo fué Carrero Blanco ( se cree, asesinado por ETA el 20 de diciembre de 1973, siendo presidente del gobierno de España. Nunca se esclarecieron los hechos. En el año 2008 se desclasifica una nota de la embajada de los EE. UU. en Madrid al Departamento de Estado del Gobierno de los EE. UU. en el que se afirma, refiriéndose a esas fechas, que “El mejor resultado que puede surgir… sería que Carrero desaparezca de escena”. Circularon rumores y sospechas que tal vez estuviera implicada, la CIA . Sucedió que durante la Guerra de Yom Kipur—octubre de 1973— Carrero Blanco impidió a los EEUU usar las bases en territorio español, además se negaba a entrar en la OTAN y a cumplir ciegamente las órdenes de Washington).



Para entonces la mesa de la “Güija” se encontraba rodeada de numerosos curiosos apuntando sus oídos para no perderse ni una palabra. No era para menos, Carrero habló de muchas cosas, desconocidas totalmente por la mayoría de jugadores y curiosos, como las guerras internas y los numerosos enemigos que tenía dentro del Régimen. Se levantó un murmullo general muy silencioso. Uno de los jugadores le preguntó si sabía quien había ordenado su muerte. Se hizo el silencio. Al cabo dijo: “Si, ahora lo sé”. Los cuerpos de los curiosos, periodistas, médicos, militares y la mayoría de policías secretas, se revolvieron, se giraron sobre si mismos, se alzaron voces diciendo, ¡ eso no es verdad, esto es una manipulación, farsantes, esto lo vais a pagar muy caro sinvergüenzas ! … Al rato otro jugador preguntó al “espíritu de Carrero”: ¿porqué dices que lo sabes ahora, y quien fué?. Al instante se sintió un silencio sepulcral, cesaron los insultos y los cuerpos de los curiosos quedaron parados en seco, todos atentos a los movimientos que, con todos los dedos encima, iba haciendo el vaso; la primera letra, una F le siguió una R y una A, el silencio se palpa, el vaso se encamina hacia la N y rápido a la C y la O : Franco, dice un jugador. “Eso es mentira” se oyen voces, si está ingresado en coma, es imposible. Vamos a preguntarle, dice alguien. El vaso se empieza a mover otra vez y letra a letra dice: “Me lo acaba de decir, ha muerto”. Un breve silencio y otra vez se alzaron las voces, esta vez insultos las más, todo el mundo tenía algo que decir, nadie estaba quieto, ni callado, se acercaron los militares de uniforme preguntando que pasaba, y el juego de la Güija se acabó. ( Hoy en día se sigue creyendo extraoficialmente, que la muerte del dictador no se produjo el día en que la anunciaron)





El 20 noviembre de 1975 es cuando el “equipo habitual” (médico) comunica la muerte de Franco en el Hospital La Paz de Madrid. Las calles se llenaron de gente, bajando por Castellana numerosos grupos lo festejaban, corrían como liberados al fin de un espíritu que les perseguía, y se oían como petardos, era el ruido del descorche de botellas de champán, a todos invitaban. Una gran alegría desbordante. El sentimiento de tristeza llenó Madrid el día del funeral, miles de personas, traídas en autobuses de todas partes, formaron una enorme cola para despedir al difunto en el Palacio Real de Madrid. Fue nombrado presidente del gobierno Carlos Arias Navarro ( del sector más inmovilista del franquismo, el denominado «bunker»)


De izda. a  dcha. el ex canciller alemán Willy Brandt, Felipe González y Alfonso Guerra, el 13 de octubre, tras el Congreso del PSOE en Surenses (Francia)

La creación del lider

Retrocedamos a 1974, ( escriben los agentes españoles del servicio militar secreto del SECED ): “En Suresnes, el PSOE es refundado con el apoyo de la CIA y del Servicio de Información de Carrero Blanco. Ellos son los que llevan a Felipe González a Suresnes, le escoltan y le dan el pasaporte. González se convierte en una alternativa controlada”. El comandante Miguel Paredes, del SECED, y el inspector Emi Mateos, destinado en la Jefatura Superior de Policía de Bilbao, ya han empezado a trabajar en lo que llaman Operación Primavera: una serie de contactos con algunos miembros del PSOE del interior, para ver cuáles son sus planteamientos políticos.

Nicolás Redondo, Secretario General de UGT  y Marcelino  Camacho de CCOO, en el Congreso. 

Especialmente con Nicolás Redondo y Enrique Múgica. «Después de cada encuentro redactábamos un informe para el Servicio», dice Paredes. El mayor peso moral lo tenía Nicolás Redondo. Felipe González “nos pareció un conversador ágil, brillante, con “charme”… Pero, de pronto, sacó un largo Cohíba, lo encendió con parsimonia y se lo fumó como un sibarita”. 

Felipe González en dos fotos de juventud. Estas fotos fueron presentadas con ánimo de desacreditarle, señalando-sobre todo- su saludo fascista, y otra como soldado. Es preciso aclarar que en aquellos tiempos, el ir a la «mili» era obligatorio-o eras declarado en rebeldía-. Cualquier joven que bajo el rágimen de Franco, que quisiera participar en eventos con sus compañeros, estaba obligado a saludar de esta forma, También era obligado pertenecer a falange y asistir a reuniones etc.( Eso era el franquismo, si participabas, no podías elegir -o ibas a la carcel-). Por eso que el hecho de aparecer en estas fotos no deben condicionar su ideario político. había quien iba sin saber y quien sí sabía).   (En la foto de arriba, vemos una de las pocas fotos de González, vestido de abogado, fumando un puro)
 
El PCE, ya legalizado, celebró en estas fechas una concentración en Torrelodones para demostrar su poder de convocatoria, donde acudieron miles de personas. El dia anterior los campos se llenaron de tiendas de campaña, como vemos en esta foto, preparando una paella.   

La pre-Transición


La incidencia del PSOE en la realidad política española de los primeros años setenta es inexistente. La oposición al franquismo era exclusiva del PCE del interior y las CCOO de Marcelino Camacho. Felipe González, conocido como Isidoro (Su historial había sido limpiado, era abogado laboralista, y defendía a trabajadores.); apareció por Madrid acompañado de Alfonso Guerra, (su valedor en el partido, -algún día Alfonso tendría que atreverse a contar esta historia, su mayor éxito -o fracaso-) entre ambos se habían hecho con el poder del PSOE en el congreso de Surenses (Francia) y venían a ejercerlo. Contaron con gente bien intencionada, muchos periodistas, que los presentaron a la sociedad política, y con “influencias” para ser presentados en las embajadas más poderosas. Enseguida demostraron su gran habilidad política.






En estas 4 fotos tomadas en Madrid, arriba, asamblea de trabajadores en las Cocheras de Metro, Una carga de la policía en Ciudad Lineal,corte de la autopista a Barajas por los trabajadores de la Pegaso, y una vista desde la azotea del Edificio Torre de Madrid, en la Plaza de España, donde tras un despliegue policial sin precedentes, con el objetivo de infringir una severa derrota -hacer muchos detenidos- al movimiento estudiantil, se saldó con su mayor fracaso,-como refleja esta foto durante el lanzamiento masivo de botes de humo, donde se suponía tenía que estar abarrotada de estudiantes- otra vez más, los estudiantes, con su estrategía, confundieron a los mandos policiales que ordenaron disparar donde no había nadie. 

Dos meses después de la muerte del dictador, “Primer trimestre de 1976, hace exactamente 40 años: Madrid es sacudido por un movimiento huelguístico sin precedentes, que pronto se extenderá al resto del país. Apenas hace tres meses que Franco ha muerto. Primero se inicia en Getafe, continúa en el metal (Standard), luego en la construcción, la banca, artes gráficas, seguros, grandes empresas públicas del transporte y las comunicaciones, etcétera. Renfe, Telefónica, Correos y Metro fueron militarizadas. Parecía que la recurrente metáfora de la llegada de la huelga general se había hecho realidad. Es decir, sin convocatoria a fecha fija, los paros se extendieron como una gran mancha de aceite hasta generalizarse” ( El espíritu del 76: Madrid en huelga. José Babiano, director del Área de Historia, Archivo y Biblioteca de la fundación primero de mayo).

   
1976 , el 3 de marzo tenían lugar en Vitoria la muerte de cinco personas y más de 100 heridos, por disparos de la policía.

Se declaró una huelga general en el País Vasco y en Navarra en solidaridad con las víctimas , se vió el auténtico rostro de la «reforma Arias-Fraga» y se recrudeció la represión de las fuerzas de orden público —en Basauri, cerca de Bilbao, moría poco después otro trabajador—

El ministro de la Gobernación Manuel Fraga llegó a comparar la huelga general que se declaró en Sabadell a principios de año con la «ocupación de Petrogrado en 1917»



Puedo prometer y prometo

En el segundo trimestre, (julio de 1976) es nombrado presidente del gobierno Adolfo Suárez, procedía del Movimiento Nacional, nada conocido, habló y dijo: puedo prometer y prometo…y empezó a hacer democracia, demostró una confianza y optimismo serenos, transmitía seguridad, -en tiempos de sables- que sabía muy bien lo qué tenía que hacer y como; daba la sensación de que estaba abierto, no solo a aceptar, sino a hacer-y solo- todo lo que fuera democracia, sin temblarle el pulso. Se ganó pronto la confianza de la oposición dándoles espacio de participación, siendo su valedor, campechano, actuaba como si invitara a amigos a jugar juntos una partida. Practicando una gran generosidad, creyendo y actuando como que todos son lo mismo de importantes, tratando a todos de igual a igual. Lo importante para él era construir la democracia. Un gran señor y magnífico presidente. Si añadimos su encanto personal y el optimismo firme que llevaba consigo, no es de extrañar la sensación de que España iba por buen camino y seguro.



Pero, el bunker franquista no lo veían así, ellos no querían democracia, ellos eran los “elegidos” , eso de todos iguales no estaba en sus genes y empezaron a ver el peligro de perder sus privilegios; controlaban el ejército, la policía, y las instituciones. Empezaron a torpedear las decisiones del presidente Suárez con actos de reafirmación de la falange, de insubordinación y declaraciones de militares manifestando su descontento-eran amenazas-.



De nuevo Fraga contribuyó con otra declaración: “La calle es mia”, lo demostraba con tal crueldad que se vivía bajo la amenaza permanente de los militares más ultras, se decía “ruído de sables”, a los que sólo el gran general Gutiérrez Mellado, era capaz de hacerles frente. Las amenazas de la ultraderecha terrorista de Blas Piñar, que llevaron a cabo el asesinato de los abogados de Atocha, los secuestros del Grapo y los atentados de ETA. Todo junto provocó que el miedo penetrara en lo más profundo del sentir de las gentes.


La Transición

En estas condiciones se empezó a negociar si había ”Ruptura o Reforma”. Tras duras discusiones, y como se veía venir, la amenaza militar y el miedo se impusieron. Desde el principio de decantaron por la Reforma, La UCD, de Suarez, Fraga y su AP, no tardó mucho en sumarse el PSOE, de Felipe en contra de muchos de sus militantes que más tarde se constituirían, en Izquierda Socialista. Santiago Carrilo, ya al frente del PCE legalizado, muy a su pesar, no tuvo otra opción mas que aceptarla, pese a la oposición de los dirigentes durante la época del franquismo, la militancia y las CCOO de Camacho.

Marcelino Camacho y Simón Sánchez Montero, PCE, en el Congreso
Fué el pago obligado para no quedarse aislado y tal vez por la legalización del partido, ¿o una política equivocada?. Ya había aceptado la bandera sin problemas. Pero la desactivación del Partido Comunista con la territorialización y el cierre del Diario Mundo Obrero (1979, dos años después de salir a la calle), fueron las decisiones que condicionaron el futuro marginal del PCE.

Vista la situación, los mas recalcitrantes defensores del franquismo, se sentían vencedores y exibían su desprecio a Adolfo Suárez, a Santiago Carrillo, al general Gutiérrez Mellado, insultado y vejado, rodeado amenazadoramente por coroneles y capitanes en funerales, e incluso al mismo Rey . Casi todo el mundo, incluido el que esto escribe, aceptó la Reforma, deseando que los males que se decían vendrían, no se produjeran.

Los siete miembros de la ponencia que redactó el anteproyecto de la Constitución de 1978 en 200. En la imagen, de izquierda a derecha. Jordi Sole Tura, Miguel Roca, Jose Pedro Perez Llorca, Gregorio Peces Barba, Miguel Herrero de Miñon, Manuel Fraga y Gabriel Cisneros. / MIGUEL GENER


Bajo esta presión constante del “ruído de sables” comenzó lo que se llamaría La Transición. Hay que señalar el gran trabajo que durante las negociaciones dirigidas por la UCD de Suárez para el contenido de la Constitución, llevaron a cabo las siete personas, conocidas como los «Padres de la Constitución», que fueron Gabriel Cisneros (UCD), José Pedro Pérez-Llorca (UCD), Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón (UCD), Miquel Roca i Junyent (Pacte Democràtic per Catalunya), Manuel Fraga Iribarne (AP), Gregorio Peces-Barba (PSOE) y Jordi Solé Tura (PSUC). Pero sobre todo destacar el protagonismo-bien ganado- de


Alfonso Guerra (PSOE) en su negociación dialéctica, mano a mano con Fernando Abril Martorell (UCD) se convirtieron en los auténticos muñidores, lograron introducir elementos democráticos suficientes – no había ninguno- para ser aceptada con una ilusión por la mayoría. Se trataba de vivir en democracia, Muy significativo fué el abandono de Manuel Fraga (El padre del PP) de la comisión de los “Padres de la Constitución” por estar en desacuerdo con las medidas democráticas que se adoptaron (esta renuncia de Fraga se vendió para ensalzar los logros: si era malo para Fraga, tenía que ser bueno para los demócratas). El Proyecto de Constitución, fue sometido a referéndum y ratificado el día 6 de diciembre de 1978 fué aprobado por el 87,78 % de votantes que representaban el 58,97 % del censo electoral.

Fue llamativa la abstención del PNV y el voto negativo de cinco diputados de alianza Popular (hoy PP), el partido que lideraba Manuel Fraga. Aunque su partido como tal pidió el voto favorable, y él votó SI ( Un militante de Alianza popular, llamado José María Aznar, escribía artículos contra la Constitución, en un diario de la Rioja).



Los “virajes” que Felipe González obligó a hacer al PSOE.-

1º.- “El abandono del marxismo”


Felipe González utilizó la amenaza a su partido, por dos veces. La primera en el XXVIII Congreso: “Construir en libertad” (Madrid, mayo de 1979) donde Felipe hace su propuesta de retirar la definición marxista. Sale derrotado, presenta su dimisión causando gran descontento. La gestora resultante convoca un  Congreso Extraordinario: “Forjando el socialismo” (Madrid, septiembre de 1979). El PSOE renuncia al marxismo como ideología oficial del partido, aunque “la mantiene como instrumento crítico y teórico”. Se define como un partido socialista democrático y de organización federal. ( En contra de esta decisión se produce una escisión interna que da lugar al surgimiento de

Pablo Castellano, izda. en el año 2000 y Luis Gómez Llorente, que llegó a ser vicepresidente de la Mesa del Congreso. Se retiró como maestro de Instituto al poco tiempo. 

Izquierda Socialista liderada por el ideólogo, “que pensaba más largo, más rápido y con más calado, Pablo Castellano”. (Definido así por los agentes del servicio militar secreto del SECED ) y Luis Gómez Llorente que soltó la frase: «Hay que ser socialistas antes que marxistas». Felipe González vuelve a la secretaría general, es el primer “viraje”. Había nacido el Felipe Gonzalez de hoy.
Felipe González y Willy Brand

El abandono del marxismo era la condición que el capitalismo exigía, la socialdemocracia europea Willy Brand (Alemania) fué la encargada de transmitirlo al PSOE. El aval necesario para mantener la/su “estabilidad”, la seguridad de mantenimiento del capitalismo, de hacer política dentro de lo que ellos llaman “SISTEMA”. De esta definición nace “el doble sentido, crítico y teórico, el prometer una cosa y hacer otra”.

Izquierda Socialista la define como “la venta del socialismo al capitalismo”.
Así consigue Felipe González, todo su apoyo, especialmente el económico (se habla de las maletas llenas de dinero que Felipe se trae de su visita a Willy Brand en Alemania) y el mediático. ( El País fundado en 1975 y dirigido por Juan Luis Cebrián, apuesta decididamente por Felipe.



( Continúará con: Ya publicado

Ya publicado: Todo atado y bien atado, con Felipe (II)
juansantiso.blogspot.com.es
 El Golpe23F y Bienvenido Felipe
*Las elecciones de 1982, fin de la Transición y el franquismo bien atado
*El 2º “viraje” de Felipe González: “OTAN, de entrada NO” y el incumplimiento de las promesas del Referendum
*Con el 15M llega la Libertad
*Como se plantea imponer el 3º “viraje” al PSOE?



Ya sabeís que se puede copiar todo o en partes.
Si agregais el link de este blog, sabeis que haceis lo correcto, y se os agradece. También es bueno si haceís comentarios aquí mismo.
Si quereis difundir, guayyy. Os recuerdo que el fachebouk, me tiene bloqueado. Juan


Fuente → kaosenlared.net

banner distribuidora

«Todo atado y bien atado», con Felipe Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR