Proyecto Faq El Rey de España pretende ‘regalar’ Ceuta y Melilla a Marruecos “a cambio de impunidad”

miércoles, 19 de agosto de 2020

El Rey de España pretende ‘regalar’ Ceuta y Melilla a Marruecos “a cambio de impunidad”

El Rey de España está realizando ‘gestiones diplomáticas’ para ‘regalar’ las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla al monarca alauita de Marruecos para conseguir ‘salvar su corona’. ¿Sorprendente? ¿indignante? ¿falso? Pues sí, es tan sorprendente, como indignante, como falso. Sin embargo, lo que sí es rigurosamente cierto, indignante, y no tan sorprendente conociendo la dudosa moralidad del Rey de España, es que esto fue exactamente lo que hizo Juan Carlos de Borbón en 1975 con la Provincia española en África del Sahara.

El Rey de España pretende ‘regalar’ Ceuta y Melilla a Marruecos “a cambio de impunidad” / Leonor Aquilué:


El Rey de España 1, y padre del Rey de España 2, esta intensificando sus contactos con los gobiernos de EEUU -vía la CIA-, y de Mauritania y Marruecos “para establecer un territorio autónomo con soberanía compartida” en las ciudades de Ceuta y Melilla, y del resto de territorios del Estado español en África, a cambio de “reconocimiento oficial y salvaguarda de sus privilegios como Rey de las Españas”.

¿Sorprendente? ¿indignante? ¿falso? Pues sí, es tan sorprendente, como indignante, como falso. Sin embargo, lo que sí es rigurosamente cierto, indignante, y no tan sorprendente conociendo la dudosa moralidad del Rey de España, es que esto fue exactamente lo que hizo Juan Carlos de Borbón en 1975 con la Provincia española en África del Sahara.

Las trápalas -del por aquel entonces príncipe a título de sucesor del genocida Franco- Juan Carlos de Borbón para mantenerse en el poder con el franquismo o sin él, y consolidar la Casa de los Borbones en la jefatura del estado español llegaron al punto de conspirar para ‘regalar’ una provincia española entera a su ‘hermano’ el Rey de Marruecos.

El Sahara pasó de la noche a la mañana de ser una provincia española más a todos los efectos, a someterse al dictado de la monarquía aluita de Marruecos. Para los ‘ciudadanos y ciudadanas’ españolas residentes en la provincia española del Sahara su DNI y Pasaporte dejaban de tener validez, y se abría un nuevo escenario geopolítico en el que estos ‘españoles’ dejaban de serlo, el pueblo saharaui fue sometido ‘a fuego’ por Marruecos, y a cambio el Rey de España se consolidaba como ‘un buen hermano’ para las monarquías autoritarias del norte de África.

Como bien señala Sidi M. Omar en “: la ocupación militar del Sahara Occidental por parte de Marruecos afectó de lleno dos principios fundamentales del orden internacional vigente, a saber, el derecho de los pueblos a la libre determinación y la inadmisibilidad de la adquisición de territorio por la fuerza. Sin embargo, el Consejo de Seguridad, que tiene, en virtud de la Carta de la ONU, la responsabilidad primordial de mantener la paz y la seguridad internacionales, no tomó ninguna medida decisiva contra Marruecos por razones relacionadas principalmente con la realpolitik. Obviamente, este no es el lugar para abordar críticamente la realpolitik y su “aceptación dogmática” del poder como el determinante fundamental de la política internacional, entre otras cosas. No se puede negar, sin embargo, que su enfoque doctrinario centrado en el poder en la toma de decisiones ha causado (y sigue causando) mucha inestabilidad e inseguridad en muchas partes del mundo.

Recientemente, este pasado mes de junio, la Sala Primera del Tribunal Supremo español, reunida en Pleno, estimaba el recurso de casación interpuesto por la Dirección General de los Registros y del Notariado -en la actualidad, Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública- contra la sentencia de una Audiencia Provincial que había declarado la nacionalidad española de origen de una demandante, nacida en el Sahara Occidental en 1973.

Sirvan como ejemplo estas dos cuestiones para explicar el zancocho internacional que comenzó a organizar el Clan de los Borbones en cuanto volvieron a tener algo de poder. Desde 1975 hasta 2020 sumamos 45 años de inviolabilidad penal del Clan, lo que sin duda ha favorecido su capacidad ‘de gestión e intermediación’ con las dictaduras monárquicas del norte de África.

Hoy el Rey de España duerme a pierna suelta en Abu Dhabi mientras ciudadanas españolas se costean un farragoso periplo judicial para su reconocimiento como como tales, y el Pueblo saharaui malvive en campamentos de refugiados en el desierto.


Fuente → arainfo.org

banner distribuidora

El Rey de España pretende ‘regalar’ Ceuta y Melilla a Marruecos “a cambio de impunidad” Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR