Proyecto Faq Una falangista en el Parlamento Andaluz: el 'paso' de Vox al fascismo de una diputada almeriense

sábado, 25 de julio de 2020

Una falangista en el Parlamento Andaluz: el 'paso' de Vox al fascismo de una diputada almeriense

Luz Belinda Rodríguez rompió con el partido de Abascal a comienzos de 2020 entre graves acusaciones mutuas pero no dejó su acta. Este jueves citó y defendió las tesis de Primo de Rivera, tras anunciar que, sin ser afiliada pero sí ex votante, defendería las tesis en Andalucía

Una falangista en el Parlamento Andaluz: el 'paso' de Vox al fascismo de una diputada almeriense / Pablo Fdez. Quintanilla:

La Falange Española obtuvo en las pasadas elecciones autonómicas en Andalucía 2.449 votos, el 0,07%. Eso son 23 veces menos que Pacma, que no entró. En la provincia de Almería fue, de todos los que concurrían, el partido menos votado. 220 sufragios en total. Y, sin embargo, desde este 2020, La Falange ha vuelto, indirectamente, a obtener representación institucional. ¿Por qué?

Por la marcha de Vox de Luz Belinda Rodríguez. Cuestiones de acoso laboral, una renuncia a la militancia, una expulsión de Vox casi paralela en el tiempo, una denuncia ante la Policía… “Su calidad humana dejaba mucho que desear”, decía en enero el responsable del grupo parlamentario de Vox, Alejandro Hernández. Rodríguez indicó que la hacían de menos, que la ignoraban, y que le llegaron a abrir cartas personales en el Parlamento sin su consentimiento. Hacía un año que había tomado el acta, y no la abandonaba para pasar a los adscritos, algo que también ha hecho recientemente Francisco Serrano.

La pandemia ha dejado en segundo plano muchas historias. Pero una de ella es el desembarco de Luz Belinda Rodríguez en Vox.”No me considero falangista porque nunca he sido militante de Falange, aunque si he sido votante. Ahora me sumo al proyecto político de Falange Española de las JONS como independiente”, señaló en una entrevista para MediterráneoDigital, una web denunciada por difundir noticias falsas de corte ultraderechista.

En sus redes sociales, a fecha 24 de julio, se refiere a sí misma como “independiente en Falange de las Jons”. Tanto el partido fascista fundado por José Antonio Primo de Rivera como ella misma mantienen una relación por la cual las tesis se defienden en el Parlamento. Donde más se ha hecho notar en las Cinco Llagas ha sido en su rechazo a la inmigración y a la Ley de Memoria Histórica… Pero acusando a Vox de haberse vendido, y al PP de transigir.

“La Memoria Histórica va contra ustedes”, dice a los populares, “pero no solo porque su partido fuera fundado por un ex ministro de Franco, simplemente por no ser de izquierdas”. Igualmente ataca a la “ideología de género y el feminismo”, que dice que no valen para nadie. “No hagan seguidismo del PP”, decían a sus excompañeros de Vox. “Señores de la izquierda y de la extrema izquierda”, indicaba refiriéndose a PSOE y Adelante, “dejen a los muertos en paz. Ustedes son los herederos de las checas, de la persecución religiosa, de Paracuellos, y de tantas salvajadas. Pero de aquello hace mucho tiempo. Hagamos que el sueño de una de las víctimas de esa guerra entre hermanos, José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange Española, se haga realidad. ‘Ojalá fuese la mía la última gota de sangre española que se vertiera en discordias civiles. Ojalá encontrase ya en paz el pueblo español la patria, el pan y la justicia”.
Un mensaje en su página pública de ‘Facebook’ de Luz Belinda Rodríguez, con la bandera de Falange.
En un reciente artículo de opinión en Diario de Almería, Luz Belinda Rodriguez rechazaba que Vox pudiera aprovecharse de las tesis de Falange. Era una reacción al anuncio de que el partido de Abascal fundaría su propio sindicato. “Como Vox defiende la causa nacional y ahora realizará una incursión en el sindicalismo, Vox se abraza al Nacionalsindicalismo, que es la ideología de Falange“, pero “no basta compartir alguna de estas reivindicaciones por separado para que la comparación tenga sentido. La originalidad falangista está en ese afán por unir unas propuestas que en otros partidos aparecen enfrentadas”.

Y dice más. “Vox no es sindicalista por mucho sindicato que quiera poner en marcha, mientras entre sus propuestas figuran la bajada del salario mínimo, la desaparición de la negociación colectiva, la limitación del derecho de huelga o la legalidad del despido por enfermedad”.

Luz Belinda Rodríguez asegura que no es de Falange. Usa su simbología, dice que comparte frentes, cita a su fundador, José Antonio Primo de Rivera, y hasta sus cuentas de usuarios cuentan con un FE final, referencia probablemente a las siglas. Incluso los emoticonos de la palma de la mano indican, indudablemente, una especie de saludo fascista, aunque ella misma no aparece en imágenes, que se sepa, levantando el brazo.

No es ni mucho menos la primera vinculación entre Vox y Falange. El líder de los eurodiputados del partido de Abascal fue militante y candidato, Jorge Buxadé, señalando además que no se arrepentía. El partido además eliminó de sus listas tras anunciarlo al historiador Fernando Paz, quien había ofrecido charlas en Falange que pueden consultarse en internet con comentarios homófobos y negacionistas del Holocausto, como recogían y denunciaban las comunidades judías en España. Lo que sí es la primera vez que el partido entra en un Parlamento autonómico, aunque sea indirectamente. Eso sí, no tiene en apariencia mucho recorrido político. Si bien se presentó a las últimas elecciones autonómicas, al menos en apariencia no cuenta con una estructura autonómica organizada, sino con grupos en municipios y provincias. A fin de cuentas, no creen en el Estado Autonómico.


Fuente → lavozdelsur.es

banner distribuidora

Una falangista en el Parlamento Andaluz: el 'paso' de Vox al fascismo de una diputada almeriense Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR