Proyecto Faq Referéndum y abdicación del rey

miércoles, 15 de julio de 2020

Referéndum y abdicación del rey



Referéndum y abdicación del rey 
Manuel Ruiz Robles

Portugal reconoce el derecho de los pueblos a la autodeterminación e independencia y el desarrollo, así́ como el derecho de insurrección contra todas las formas de opresión.

Constitución de la República Portuguesa (Art. 7.1.)

Es evidente que el actual Régimen monárquico, “atado y bien atado” por la Ley Electoral y su Constitución fraudulenta, no posibilitará por las buenas su transformación jurídica en una forma de Estado democrático, similar al de nuestros países vecinos de la Unión Europea.

Sin embargo, es esperanzador el serio avance del BNG y de EH Bildu en las reciente elecciones autonómicas; dos partidos netamente contrarios al régimen borbónico, pues es obvio que no coquetean con el rey. La línea divisoria entre república y monarquía se hace cada vez más nítida. Ya no será posible nadar y guardar la ropa sin que tenga consecuencias. Hoy lo auténtico cobra más fuerza.

Por otro lado, la llamada “reconciliación” con el franquismo, que preconizaban los fundadores de la transición borbónica no fue ni es viable, pues sería como si la República Federal de Alemania pretendiese reconciliar a una parte de su población con otra que se reclamase simpatizante del nazismo.

De hecho, el Gobierno de la Sra. Merkel está investigando y actuando contra sectores de ultraderecha presentes en el ejército alemán, al contrario de lo que sucede en el Reino de España, en donde, por el contrario, se está postergando y expulsando del ejército, desde el inicio de la Transición, a militares demócratas.

Los militares recientemente expulsados son nuestros compañeros Teniente del Ejército Luis Gonzalo Segura, Cabo del Ejército Marco Antonio Santos y Cabo del Ejército Jenner López Escudero. Han sido expulsados por denunciar la corrupción imperante -el fascismo también es corrupción- con el beneplácito de la Sra. Ministra de Defensa, Margarita Robles.

Sin embargo, compañeros de la desaparecida Unión Militar Democrática (UMD) fueron condecorados por la añorada Ministra de Defensa Carmen Chacón, militante del Partido Socialista de Catalunya, que tuvo el coraje de imponer su voluntad a un sector de generales, ferozmente opuestos a dicho reconocimiento. ¿Lo habría hecho la actual ministra?

Por lo tanto, es necesario que los militares demócratas en activo seáis capaces de organizaros sindicalmente, a fin de afrontar la defensa colectiva de vuestros intereses legítimos, quebrantados por los abusos que a diario se producen en los cuarteles. Como bien sabéis, la sindicación de militares, a fin de cuentas trabajadores armados al servicio de la Administración, es algo muy normal en los países democráticos de nuestro entorno.

Se trataría, pues, de garantizar la defensa de los valores democráticos en las fuerzas armadas, como lo intentamos en los años 70 del siglo pasado los militares de la UMD. Sin embargo, es de esperar que los militares demócratas, es decir republicanos, sientan la proximidad y simpatía de su Gobierno y de los partidos republicanos afines, y no lo contrario, como es el caso de la actual ministra de defensa, cuyos hechos prueban de qué lado está.

Por otro lado, sería absurdo pretender avanzar hacia la proclamación de la República apoyándose en el Régimen borbónico, impuesto por la dictadura que la destruyó a sangre y fuego. Tampoco parece muy creíble que se pueda acabar con la impunidad reinante mediante una reforma de la Constitución borbónica, o “investigando” la infecta cascada de corrupción que fluye de la Familia Real, posible origen de las llamadas cloacas.

Es urgente, pues, acabar con los irritantes privilegios del rey Felipe de Borbón, que no se presenta a las elecciones y es además impune, por ser constitucionalmente inviolable. Un individuo encaramado a la jefatura del estado por “derecho” de cuna.

¿Cómo posibilitar un cambio democrático efectivo?

Mi criterio, y el de no pocos de mis compañeros, es el siguiente:

Acelerando el proceso de ilegalización de la Fundación Francisco Franco, dirigida por un general monárquico, y de todas aquellas asociaciones que enaltezcan la figura del dictador, como lo viene haciendo impunemente la Asociación de Militares Españoles (AME), presidida por un coronel.

Aislando políticamente a aquellos partidos que no condenen expresamente la dictadura franquista; una dictadura sanguinaria impuesta al pueblo español por el terror que inspiran las armas.

Impugnando las listas electorales que incluyan a personas que enaltezcan públicamente al dictador genocida Francisco Franco o a su dictadura.

Delimitando la justicia militar, tal como propuso recientemente Esquerra Republicana de Catalunya ERC, que presentó en febrero pasado una Proposición de Ley, en cuya redacción participó el colectivo de militares republicanos ANEMOI. Proposición que no fue aprobada, pues votaron en contra el PSOE junto a CDs, PP y VOX.

Sin dicha ley es evidente que seguirán quebrantándose los Derechos Humanos, no solo en los cuarteles, en tierra, sino también a bordo de los buques, en la inmensa soledad de la mar.

Por último, lo verdaderamente decisivo:

Exigiendo un referéndum y la consiguiente abdicación del rey con la proclamación de la República, seguido de la formación de un Gobierno provisional que decrete una ley electoral justa y convoque elecciones a una Asamblea constituyente de carácter federal, o en su caso confederal, si así se pactase.

¡Ánimo, pues, compañeras y compañeros!

¡Salud y República!
 

banner distribuidora

Referéndum y abdicación del rey Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR