Proyecto Faq Lluís Puig, exconseller de Cultura: "Lo que decía Valtònyc sobre la monarquía española se está demostrando cada día"

lunes, 1 de junio de 2020

Lluís Puig, exconseller de Cultura: "Lo que decía Valtònyc sobre la monarquía española se está demostrando cada día"

"Quién me habló por primera vez del glosar, el trovar y de todo esto en Murcia fue precisamente Manuel Luna y su grupo, la cuadrilla maquilera. El amigo Manuel Luna me contó de esta tradición en tierras murcianas"

Lluís Puig, exconseller de Cultura: "Lo que decía Valtònyc sobre la monarquía española se está demostrando cada día" / Iban Martínez:

Lluís Puig continúa en Bruselas en plena pandemia. Para algunas personas es un fugado de la ley, para otros es un exiliado como consecuencia de las injerencias de un Estado represor. Lluís Puig ha sido y es un trabajador incansable de la cultura, siendo uno de los activos más relevantes en el campo de la música y la danza tradicional en Cataluña. Llegó a Conseller de Cultura sólo tres meses antes del referéndum del 1 de Octubre y está en el exilio por lealtad a los valores republicanos. Contactamos con él con los objetivos de acercar su situación a los murcianos, visibilizar la virulencia del Estado y sobre todo, hablar de música.

Hola Lluís, gracias por tu tiempo y por aceptar esta entrevista ¿Cómo es el confinamiento en el exilio? 

El confinamiento en el exilio es casi como la normalidad. Llevamos ya dos años y medio aquí, y desde el exilio hemos reivindicado siempre poder trabajar de forma telemática. A través de los canales de comunicación de internet hemos estado presentes en centenares de actos culturales, en mi caso, en centenares de actividades, de debates políticos, de conferencias, y en medios de comunicación. Por tanto, digamos que nuestra vida no ha variado mucho en este confinamiento del exilio, además, por suerte o no, en Bélgica siempre se nos ha permitido salir cada día a pasear o a correr, y hacer un poco deporte al aire libre. Está siendo un confinamiento con salud básicamente, tengo la suerte de poder estar acompañado de mi esposa y por tanto tengo más compañía de lo habitual en un exilio. O sea que dispuesto a seguir luchando contra esta pandemia.

Innumerables catalanes son hijos o nietos de murcianos ¿Qué referencia o vínculo tienes con Murcia?

Mi referencia con Murcia viene dada básicamente porque yo soy de Terrassa. En mi ciudad una de las más grandes migraciones que hubo fue de Murcia y Almería sobre todo, si la memoria no me falla. Yo mismo tengo mi abuela por parte de madre de Almería y mi mujer es de Málaga. En Cataluña todos somos de orígenes mestizos, de orígenes mezclados, como pasa en todo el Mediterráneo, no solo en Cataluña. En todo caso, el hecho de que seguramente en Cataluña empezó antes la revolución industrial y tuviera más necesidad de mano de obra, ayudó seguramente a que estas migraciones internas dentro de la Península Ibérica tuvieran lugar.

Hablemos de música: glosar, trovar, hacer contrafactum, rapear son 'maneras de hacer' que han tomado diferentes formas en contextos culturales diferentes. En Murcia han surgido grandes troveros y también se han producido trovos colectivos por parte de las obreras dentro de las fábricas de conserva en la primera mitad del siglo XX, pero no acaba de enganchar a parte de nuestra juventud. ¿Cómo vivió usted el auge de las corrandes -canto tradicional improvisado- en Cataluña y por qué crees que muchos jóvenes se vieron interpelados por esta forma de hacer música? 

Yo creo, si no me equivoco, que quién me habló por primera vez del glosar, el trovar y de todo esto en Murcia fue precisamente Manuel Luna y su grupo, la cuadrilla maquilera. El amigo Manuel Luna me contó de esta tradición en tierras murcianas. En Cataluña se ha vivido muy bien porque enseguida se hicieron estudios muy serios de cómo esta práctica era una muy buena herramienta para los Institutos de secundaria, como ayuda para enriquecer el vocabulario, a trabajar el ritmo, la expresión oral, o la agilidad mental al improvisar frases con rima o sin rima. Por tanto, enseguida se conectó las corrandes improvisadas y el rap, -este juego de dominar palabras y de poder expresarse-, con una tradición antigua, seguramente tan antigua como en todas las culturas que tienen sus formas de improvisar, pero además dándole una función social de actualidad. Esto es lo más importante, no solo para las corrandes, las glosas y las trovas, sino para todo el folklore, para toda la tradición. En el momento que el folklore queda cerrado en un museo -en el sentido de cerrado como en un armario expositor-, empieza a perder su vida, y ya no tiene ningún sentido. Lo bueno de la tradición y del folklore es que sea vivo, que se adapte a cada momento.

El etnomusicólogo Jaume Ayats, tras estudiar la fiesta de Sant Antoni en Artà (Mallorca) llega a un horizonte: se tiene que cantar lo que no puede ser dicho. Es decir, la identidad, los vínculos sociales, las críticas, las discrepancias y los sentimientos. Su amigo Valtònyc, ha transgredido lo tolerable por el poder ¿se hubiera producido la misma reacción si en vez de rap lo hubiera dicho desde un trovo? 

Casi siempre, la fiesta popular auténtica busca transgredir el poder, sea monárquico, político, religioso, económico, y esto no solo es con el rap o con las glosas, sino también con los carnavales y con los bailes de diablos dónde se habla y se recitan poesías. En muchas manifestaciones culturales la fiesta es transgresión, en el momento que el poder pierde la capacidad de entender que ocupar ciertos cargos obliga a estar expuestos y a recibir críticas sociales, es cuando el poder se convierte en tiranía. Yo creo que Valtònyc, lo que dijo mientras realizaba el arte de estar cantando rapeando encima de un escenario, lo hacía desde la garantía de la libertad de expresión. Cuando un artista está encima del escenario no es la persona física la que la que dice o hace, sino que es un personaje de una obra, con un guión que está siendo interpretando. Yo creo que desde cualquier forma de expresión artística la ley habría hecho lo mismo que con Valtònyc. Pero en definitiva, lo que decía Valtònyc sobre la monarquía española se está demostrando cada día, y se puede observar en la prensa -más en la internacional que en la española-, como tenía parte de razón.

Uno de los padres del folklore murciano, Díaz Cassou, en su 'cancionero panocho' excluye los temas políticos porqué no los encuentran propios del folklore. ¿Hablar de la tradición es hablar de política? 

Ya lo venía diciendo en la anterior pregunta, por descontado, la tradición se adapta siempre constantemente. Si una viuda joven que no guardaba las formas se la criticaba o si era el capellán del pueblo que por las noches hacía mucho ruido en su dormitorio, pues también. Es como si el alcalde, el alguacil, el jefe del gobierno, el jefe de la monarquía o el Capitán General del ejército, si hacen cosas que provocan reírse de ellos, pues es que hay que reírse de ellos. Es que al final en la vida, la gente tiene que poder expresarse libremente y por eso la tradición molesta mucho y hay los políticos que han sido siempre un poco tiranos y han querido desprestigiarla y dejarla aparcada, como si la palabra folklore fuera un desprestigio, cuando folklore quiere decir sabiduría del pueblo. Si el pueblo critica un acto, unas declaraciones, una forma de hacer de los políticos, pues que tomen paciencia porque la libertad de expresión es esto.

Otro de los propulsores de la tradición en Murcia, José Martínez Tornel, sí muestra posiciones políticas en las coplas populares que recoge. Décadas después del fracaso de las revueltas cantonalistas, en 1892 todavía había coplas que decían: ¡Cuándo querrá Dios del cielo, que se vayan los rurales, que vayamos a la huerta, a comer higos verdales! Hoy en día estas expresiones a favor de la primera república son extrañas a la idea de memoria colectiva que las instituciones han establecido para los murcianos. ¿Piensas que los motivos por los cuales estáis exiliados pueden ser olvidados?

Este miedo o esta preocupación la tenía a los cuatro o cinco meses de estar en el exilio, pensando que cuando llegara el verano, tras las vacaciones, la gente se habría olvidado. Llevamos dos años y medio y la gente en Cataluña no se olvida del exilio, como no puedo olvidar que otra parte del gobierno está en prisión y no puedo olvidar que nuestra presidenta del Parlament, escogida democráticamente por el pueblo, está en prisión, además de los dos Jordis de la ANC y de Òmnium Cultural. Esto no se puede olvidar. Además hoy en día es difícil que te olviden en el exilio teniendo los medios de comunicación a nuestro alcance: con el teléfono móvil terminas una conexión con un pueblo y a los dos minutos estás conectado en otro sitio, y con el transporte aéreo hasta la llegada de la pandemia- subir y bajar de Cataluña a Bruselas eran 2 horas de avión. No hay olvido, ya que la presencia es constante y la legitimidad por la cual marchamos al exilio sigue siendo tristemente candente. Yo creo que va a costar que se olvide mientras haya estas circunstancias, además, debemos pensar que en Cataluña hay centenares de personas que están con querellas interpuestas por diferentes juzgados. No solo es la prisión y el exilio, es que hay muchos centenares de personas y sus círculos familiares y amigos que están sufriendo todavía esta persecución.

En Cataluña, en referencia a las revueltas cantonalistas de Murcia se decía eso de: “Viva Figueras y Salmerón, viva Lo Huerta y Pi Margall, republicanos, l’abajo el rey, viva Lo Huerta, la nueva ley. ¿Piensas que el movimiento rupturista catalán podría ser ejemplo para las reivindicaciones democratizadoras de los diferentes territorios de España?

No lo sé, porque no sentimos nuestro movimiento como rupturista, sentimos que queremos dejar atrás el lastre de un Estado centralista que no nos ayuda en nada, ni en la cultura, ni en la lengua por descontado, ni en muchísimas otras cosas de tema social y medioambiental. Los catalanes tenemos muchas relaciones de amistad, de familia y de relaciones profesionales en muchos lugares de España, pero no queremos un Estado que no está por ayudarnos en nada. Desde Cataluña se ha intentado muchas veces modernizar esta forma de gobernar, cambiar ese centralismo de Madrid y ha sido siempre un fracaso. En repetidas ocasiones durante nuestra historia, se ha intentado reformar o aportar este espíritu federalista o de respeto entre los diferentes pueblos ibéricos. Yo creo que la gente o una muy buena parte de la gente en Cataluña está harta y cansada ya. Yo quiero libertad para todos los pueblos ibéricos y europeos y del mundo, entonces si el camino y el trabajo que estamos haciendo sirve para que otros pueblos quieran tomar las decisiones que ellos mismos quieran tomar, pues adelante. Recientemente la Organización de Naciones Unidas ha reconocido al pueblo catalán como una minoría nacional, por tanto, las minorías son las que tienen el derecho a la autodeterminación, dicho por los del Gobierno central que negaban que antes pudiéramos tener derecho a hacer un referéndum de autodeterminación. Todo lo que sea libertad para los pueblos siempre será bueno.

Las juventudes comunistas abanderaron en Murcia una manifestación pidiendo libertad para los presos políticos, los exiliados y por el derecho de autodeterminación tras la sentencia al juicio del procés. ¿Les llegan informaciones de este tipo de protestas que se realizan fuera de Cataluña? 

Por descontado, las informaciones de lo que sucede en Murcia y de lo que sucede en Galicia y el País Vasco y en Canarias y en Madrid, donde hay alguna persona todavía en prisión también por manifestarse a favor a favor de Cataluña y en contra de las sentencias judiciales del proceso del 1 de Octubre. La suerte de las tecnologías actuales y de los medios de comunicación libres es que se mueven en las redes y que nos puede llegar informaciones de todos lados. Así seguí perfectamente todas las manifestaciones de Murcia en contra de la construcción del AVE para conseguir que se hiciera subterráneo y la gran victoria que supuso para el pueblo de Murcia, el cual se manifestó tenazmente días y días, semanas y semana, hasta conseguirlo. Por tanto, la información hoy en día no se puede controlar y mantener escondida, es como querer poner puertas al campo o poner una barrera de arena a las olas del mar. La información, quieran o no, es libre.

A todos aquellos interesados en las músicas tradicionales del mediterráneo, no podemos dejar de recomendar el nuevo canal de youtube que ha abierto Lluís Puig durante las últimas semanas. Lluís, muchas gracias por la atención, ¡Cuídate!, y como se dice ahora ¡Saldremos adelante!

Un abrazo muy fuerte para todo el pueblo de Murcia y salud, y a seguir trabajando por la paz.


Fuente → eldiario.es

banner distribuidora

Lluís Puig, exconseller de Cultura: "Lo que decía Valtònyc sobre la monarquía española se está demostrando cada día" Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR