Proyecto Faq La resistencia antifranquista del FRAP

jueves, 11 de junio de 2020

La resistencia antifranquista del FRAP

La resistencia antifranquista del FRAP
Oscar Díaz 
 
La denominación de “terrorista”, usada por Cayetana contra el padre de Pablo Iglesias Turrión, vicepresidente del gobierno de España, es el fruto de no haber condenado al franquismo por parte de la derecha española. La misma proviene de una transición que significó la entrada del neoliberalismo, permitida por el revisionismo de la izquierda histórica del siglo XX que aceptó la amnistía como la “vuelta a empezar” de una página de la historia de España que aún no se ha cerrado.

Demonizar al Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP) y al padre del vicepresidente de España, Javier Iglesias sólo demuestra la enorme falta de compromiso con la democracia instalada en Occidente tras la Segunda Guerra Mundial, siendo su pilar más importante el antifascismo. Como lo demuestran la resistencia italiana del Comité Nacional de Liberación (CNL), integrada por comunistas italianos, monárquicos, liberales, socialdemócratas y anarquistas unidos para liberar a su país del fascismo. La resistencia francesa en París junto con el Batallón de la Nueve (compuesto por españoles antifranquistas exiliados), que reciben homenajes de Estado el día de la liberación de París.

Mientras que en España todavía se sigue condenando la historia y la cultura del pueblo llano, obviando la condena a la dictadura franquista por todas las fechorías y ataques que llevaron a cabo contra los derechos humanos y la legalidad republicana, en Alemania la presidenta Angela Merkel, homenajea a los oficiales alemanes que dieron el fallido golpe de Estado contra Hitler en la llamada “Operación Valkiría” pactada con el Imperio Británico. ¿Acaso Merkel es una bolivariana que pertenece al crimen político, señora Cayetana?

El FRAP, al igual que muchos otros, con un origen arraigado en la promoción de la justicia social, el socialismo científico que llevaba al estudio del marxismo-leninismo, opuesto a los intereses imperialistas yankees en la península ibérica, y dedicada al combate contra los crímenes franquistas.

Con héroes y heroínas que muchos aún recuerdan como Cipriano Martos Jiménez, torturado y posteriormente asesinado por la Guardia Civil el 17 de septiembre de 1973 a la edad de 30 años. Su crimen fue repartir propaganda en Reus tras una redada.

Por medio de interrogatorios y del registro del piso, la Guardia Civil encontró una botella con los productos necesarios para hacer un Cóctel Molotov, obligándole a ingerirlo, abrasándole por dentro y destrozándolo físicamente. Murió de camino al hospital.

El FRAP no sólo estuvo activo en la lucha armada apoyado por el Partido del Trabajo de Albania (PTA) y el Partido Comunista de China (PCCh), también llevó a cabo importantes actividades populares como recogida de alimentos para los barrios más pobres.

De igual forma denunciaba las guerras que Estados Unidos llevaba a cabo con la ayuda de la dictadura franquista. El FRAP también tuvo un papel preponderante entre distintos sindicatos obreros aliados como el O.S.O. (Oposición Sindical y Obrera) en la huelga de los estibadores de Vigo (Galicia) en 1972.

Había dentro de sus filas personas que venían de la legalidad republicana y del Frente Popular como lo era Julio Álvarez del Vayo, militante socialista, representante de España en la Sociedad de Naciones, luego ministro con Largo Caballero y Negrín. A principios de la II República había sido también embajador en México.

Asimismo, personalidades del mundo de la música como Pedro Faura, cantautor antifascista, antimonárquico y patriota español que en sus canciones defendió al FRAP, a los trabajadores del campo y del metal.

El PCE y el FRAP tienen una historia complicada y no puedo decir que con sus actuales posiciones me siente identificado. Sin embargo, en los momentos más difíciles de la dictadura franquista, cuando se vivía una represión brutal por parte de los Guardias Civiles, no sólo hay que darles las gracias, también nos quitarnos el sombrero ante todas las personas que arriesgaron su vida por defender la España republicana y a sus milenarios pueblos.

En el País Valencià, el PCE y el FRAP fueron también protagonistas en las luchas autonómicas y la defensa de la lengua catalana. El FRAP tomó parte en importantes luchas sindicales y de trabajadores del campo junto a la Unión Popular del Campo.

Su recuerdo histórico lo posiciona como uno de los más conocidos partidos marxista-leninistas españoles que enfrentó al franquismo. Defendía la unidad de los pueblos de España, defendiendo sus lenguas, culturas e historias.

Tanto el PCE como el FRAP se merecen un mayor respeto y reconocimiento mayores que el de los valores inhumanos que se ven últimamente promovidos por la oposición en el barrio de Salamanca.


Fuente → elestado.net

banner distribuidora

La resistencia antifranquista del FRAP Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR