Proyecto Faq “El franquismo fue opresor para los perdedores de la guerra y muy bueno para los ganadores»

martes, 23 de junio de 2020

“El franquismo fue opresor para los perdedores de la guerra y muy bueno para los ganadores»

“El franquismo fue opresor para los perdedores de la guerra y muy bueno para los ganadores» / Salvador López Arnal:

Roger Molinas es arqueólogo y licenciado en Historia. Militó en ICV y es persona activa en movimientos antirracistas y antifascistas. Se define como federalista. Ha escrito un libro sobre patrimonio cultural (Patrimonici) y es conocido en las redes sociales a través de su blog Reflexions d’un arqueòleg glamurós glamboy69.wordpress.com

[Estación de Móra la Nova (andén en dirección a Barcelona) en 1967 (imagen incluida en Immigració. Les onades immigratòries en la Catalunya contemporània, Barcelona, Fundació Lluís Carulla, 2007)]

Estábamos aquí. Le vuelvo a citar. “Ya en 1934 se publica un manifiesto «Por la conservación de la raza catalana» en el que diferentes prohombres, como Pompeu Fabra, proponían velar por la preservación de las características raciales de la población catalana, ante el peligro que suponía mezclarse con los genes de las personas migradas”. Si tenemos en cuenta a fecha, 1934, ¿esto no recuerda un poco -o un mucho- la cosmovisión dominante en la Alemania de aquel período? Como en el caso anterior, también permite versiones actualizadas con fecha de diciembre de 2019.

Sí, anteriormente a la IIGM las teorías racistas, darwinistas sociales o de medidas craneales de la frenología era algo absolutamente normalizado. 

Usted asegura que Franco no sólo no promovió la inmigración hacia Cataluña sino que trató de impedirla. ¿Por qué razones quiso impedir esa migración si era necesaria, conveniente o compatible con el desarrollo capitalista español?

En primer lugar para impedir la fuga y el anonimato de los maquis y republicanos que utilizaban la inmigración interior para huir de la represión franquista y, posteriormente, para impedir un cinturón rojo de obreros potencialmente revolucionarios alrededor de Barcelona

Fue en este contexto, según cuenta, cuando apareció el DNI. ¿Nos pueda explicar un poco esta historia y la función de este documento nacional de identidad?

Como ya explico en el artículo, era una forma de controlar la sociedad, de tener a todo el mundo identificado para evitar que los republicanos o los maquis se camuflaran entre la sociedad.

Le vuelvo a citar: “En 1952, el Gobernador Civil de Barcelona, Felipe Acedo Colunga, emite una circular en la que ordena a alcaldes y jefes policiales impedir cualquier movimiento migratorio sin vivienda autorizada, para evitar el chabolismo. Así pues, la policía pasa a detener a los emigrantes en la Estación de Francia y aquellos que no podían demostrar que tenían domicilio o trabajo en Cataluña eran detenidos y encerrados en el Pabellón de las Misiones, en Montjuïc, para ser deportados posteriormente a su pueblo de origen”. Se calcula, afirma usted, que fueron deportadas más de 15.000 personas entre 1952 y 1957. Esa historia parece contradictoria con lo que se ha afirmado en ocasiones desde coordenadas históricas y nacionalistas: que el franquismo fue un régimen político opresor de Cataluña, contrario a sus intereses, que la España franquista maltrataba y oprimía a la Cataluña nada franquista. ¿Fue así realmente?

El franquismo fue opresor para los perdedores de la guerra: la clase trabajadora de toda España y fue muy buena para los ganadores: la burguesía, la iglesia y los caciques rurales, también los catalanes. 

Si el objetivo no fue colonizar Cataluña, ¿cuáles fueron en su opinión las principales causas de la migración durante el franquismo? ¿Fue Cataluña el único polo de atracción para estos trabajadores que emigraron desde tus tierras de origen?

La primera pregunta ya la he respondido anteriormente. La segunda: en los años 60/70 el principal foco de emigración es Europa (Alemania y Suiza) y dentro de la inmigración interior los tres grandes focos urbanos (Madrid, Barcelona y Bilbao), así como también Valencia y Alicante.

Más allá del artículo que hemos comentado usted opina con frecuencia sobre la situación política catalana. Déjeme preguntarle sobre ello. Desde su punto de vista, ¿cuáles serían los ejes centrales de la cosmovisión nacionalista catalana?

Bueno, no creo que haya una sola. La principal y mayoritaria se basa en un populismo victimista que busca una superioridad moral respecto a España.

¿Cuál es el objetivo real del procés y del procesismo? ¿La independencia?

No, en absoluto. Es mantener a la oligarquía burguesa convergente en el poder autonómico, lo cual se ha logrado a la perfección. 

Suele afirmarse que todo esto se inició en torno a 2012. ¿Qué pasó entonces, qué desencadenó toda esta situación que estamos viviendo?

El Procés se inicia en el momento que Artur Mas tiene que entrar en helicóptero en el Parlament para aprobar los mayores recortes de la historia al estado del bienestar catalán de la mano del PP. Meses más tarde aparece la ANC y Mas pasa de ser recibido a pedradas a ser un mesías aclamado por las masas, mientras seguía recortando sin oposición alguna. 

Ocultar la corrupción y distraer a la ciudadanía con otros asuntos, ¿pudo jugar su papel en todo esto? El ex conseller Santi Vila ha hablado en estos términos en algún momento.

Por supuesto hay una correlación directa ante la corrupción de CDC y el Procés. Mientras en Madrid, Baleares o Valencia echaban al PP de sus instituciones, aquí los hemos convertido en héroes aclamados con el fervor de las masas. A más casos de corrupción, mayor tiene que ser la bandera que los tapa.

¿La burguesía catalana es secesionista en su opinión? ¿Quiénes componen el grueso de los partidarios de la ruptura del demos común español?

Bueno, depende. Hay de todo. Varía en función de sus intereses coyunturales. Si para sus inversiones particulares les sale más a cuenta el estado español no lo son; si saliesen beneficiados con la creación de un paraíso fiscal pues entonces sí. Lo que está claro en todas las encuestas es que hay una clara correlación entre el nivel de renta y el voto independentista en cada sección censal. La mayor parte de las bases sociales del independentismo són clases medias urbanas y población rural. 

¿Cómo calificaría lo sucedido durante los días 6, 7 y 8 de septiembre de 2017?

Si bien no llegaría a calificarlo de golpe de estado, sí que fue un intento chapucero de atropello a los derechos de los diputados de la oposición y un simulacro de derogación de la legalidad vigente para introducir un sistema autoritario. 

¿Qué fue, en su opinión, el 1-O?

Un simulacro de falso referéndum, que no cumplía con ningún requisito democrático y que fue reprimido policialmente de forma muy desproporcionada. 

En cuanto al juicio del procés, ¿qué opinión le merece?

Creo que ha sido un juicio justo y con todas las garantías democráticas, aunque la sentencia me parece exagerada. Para mí hubiera sido más justa una multa e inhabilitación. 

¿Se puede afirmar desde algún punto de vista, desde alguna perspectiva de análisis, que Cataluña es una sociedad oprimida, menospreciada, castigada o explotada por España? Desde su perspectiva de historiador, ¿es verdadero el lema con el que se convocó aquel congreso -o lo que fuera- de 2014: “España contra Cataluña (1714-2014)?

Cataluña es una región rica de España que, como tal, aporta más de lo que recibe en los presupuestos, como pasa en todos los municipios donde hay un barrio más rico que otro. 

Ese simposio nace de una visión idealista y pseudohistórica que ha romantizado el feudalismo catalán como si fuera un estado democrático y libre, haciéndonos creer que la derogación de las instituciones en manos de la aristocracia catalana fue una pérdida de libertad, cuando simplemente fue un cambio de oligarquías, de nobleza a burguesía comercial. 

¿Cree que el nacional-secesionismo .Cat puede ganar más adeptos? Suelen hablar de ampliar su base social.

En todas las elecciones des de 2012 siempre están en torno a los dos millones. No parece que avancen, pero tampoco que retrocedan. Hemos llegado a un punto muerto. 

¿Se puede afirmar que, a día de hoy, la sociedad catalana está rota por la mitad o es más bien una exageración?

Más que rota, polarizada en torno a su identidad.

Por lo que veo, y me cuenten algunas personas amigas, suelen usar calificativos fuertes para comentar sus tuits, sus reflexiones en la red. ¿Le duele? ¿Se siente mal? ¿Qué piensa de ello?

Bloqueo directamente a todas las personas que me acosan, me insultan, me amenazan ya que no creo que pueda existir un debate intelectual con quien usa el ataque personal como único argumento. 

¿Por dónde cree usted que pueden ir las cosas en el futuro? 

Tengo la esperanza de que el nuevo Gobierno progresista de España abra un diálogo y realice reformas sociales y federales que permitan encontrar una solución con la que se sienta cómoda la gran parte de ciudadanos en Catalunya y en España.

Para la primera parte: Entrevista a Roger Molinas sobre ‘colonos franquistas’ y el procés. “Es falso que los movimientos migratorios fueran planeados por el Estado franquista para diluir la lengua o la cultura catalana” rebelion.org

Fuente: El Viejo Topo, mayo de 2020.


Fuente → rebelion.org

banner distribuidora

“El franquismo fue opresor para los perdedores de la guerra y muy bueno para los ganadores» Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR