Proyecto Faq Leslie Howard, la gran estrella del cine que murió tras entrevistarse con Franco

domingo, 15 de marzo de 2020

Leslie Howard, la gran estrella del cine que murió tras entrevistarse con Franco


El actor británico murió en 1943 cuando el avión en el que viajaba fue derribado por la Luftwaffe. Regresaba a Londres tras haber sido enviado por Churchill a entrevistarse con Franco. La actriz Conchita Montenegro fue el gran amor de su vida.. 
 
Leslie Howard, la gran estrella del cine que murió tras entrevistarse con Franco:
Leslie Howard era la gran estrella británica del cine cuando murió el 1 de junio de 1943 mientras volvía en el vuelo 777 de la BOAC de Lisboa a Londres. El avión fue abatido por cinco cazas de la Luftwaffe frente a la costa de Cedeira (La Coruña). Su cuerpo no se encontró nunca.

Sigue siendo un misterio por qué los alemanes decidieron derribar un aparato británico en el que viajaban civiles. Se ha escrito que la razón es que creían que Winston Churchill se hallaba a bordo, lo cual no es inverosímil porque el dirigente había viajado por aquellos días a entrevistarse con Roosevelt en Argelia.

La muerte de Leslie Howard produjo una gran conmoción en su país porque el actor había adquirido notoriedad mundial por su papel de Ashley en “Lo que el viento se llevó”, estrenada con un éxito espectacular en 1939.

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, el actor, movido por su patriotismo, regresó a Gran Bretaña. Allí se involucró personalmente en el conflicto: trabajó en programas de radio orientados a animar la moral del pueblo británico, produjo algunos documentales y participó y dirigió varias películas de propaganda aliada como “Los Invasores” de Michael Powell.

Leslie

Howard tenía 50 años en el momento de su fallecimiento. Había nacido en Londres en el seno de una familia de ascendencia húngara. Tras terminar sus estudios, empezó a trabajar en un banco de la mano de su padre, que era agente de Bolsa. Se alistó como voluntario para combatir en la I Guerra Mundial, pero fue dado de baja por problemas de salud. En ese momento, decidió dedicarse al teatro y luego al cine, donde debutó en 1930 en una película de Robert Milton, titulada “Outward Bound”. Otra cinta que resultó exitosa fue “Pimpinela”

Con su elegancia innata y un gran talento interpretativo, Howard hizo una meteórica carrera que le llevó a Hollywood a rodar con grandes directores como Michael Curtiz y Archie Mayo. Conoció a Humphrey Bogart en Los Ángeles, trabando una estrecha amistad que duró hasta el final de la vida del actor británico.

Howard se casó en 1916 con Ruth Evelyn Martin con la que tuvo dos hijos. Pero su gran amor fue la actriz y bailarina donostiarra Conchita Montenegro, con la que mantuvo una larga y apasionada relación. Howard y Montenegro tuvieron su último encuentro en el hotel Ritz de Madrid pese a que ella estaba saliendo con quien posteriormente sería su segundo marido.

Conchita 

Conchita Montenegro fue su amante durante largo tiempo, aunque sus relaciones no fueran seguidas, consecuencia de los desplazamientos periódicos que realizaba a causa de su trabajo el muy solicitado galán inglés. Se hubieran, quizás, casado pero Leslie tenía mujer y dos hijos y nunca estuvo en sus planes divorciarse, aunque adoraba a la bella española y ella hubiera estado dispuesta a seguirlo a cualquier parte.

Conchita Andrés Picado había adoptado el sobrenombre artístico reservando su nombre y añadiéndole el apellido Montenegro. Nacida en San Sebastián en 1911, se dedicó al baile. Corista en París, donde se desnudaba en el escenario, pasó por el triste trance de un aborto, al quedarse, con quince años de edad, embarazada de un bailarín. Recurrió a los servicios de una comadrona rumana, que cometió tal desaguisado, que dejó a la joven sin poder ya engendrar un hijo. Conchita llegó al cine de la mano del marqués de Santo Floro, que la descubrió para su película Sortilegio… incluso llegó a Hollywood.

Allí conocería a Leslie Howard, aunque las diferentes vidas de cada uno de ellos les llevaría a la separación, quedando rescoldos de aquel amor que el tiempo iba a remover cuando se reencontaron en Madrid en el ao 1943. Para entonces, Conchita mantenía relaciones con el diplomático aragonés Ricardo Gimenez-Arnau (tío carnal de Jimmy Gimenez-Arnau), culto y atractivo personajes con quien finalmente contrajo matrimonio, pues había enviudado su primer marido.

De profesión espía

Leslie Howard aterrizó en Madrid en misión secreta como espía del Gobierno inglés. Winston Churchill le había urgido a entrevistarse con Francisco Franco con el fin de asegurarse de que el Jefe del Estado español debiera abandonar su posición de “no beligerancia” durante la II Guerra Mundial adoptando la neutralidad. A cambio los ingleses apoyarían su régimen para que fuera reconocido internacionalmente. Eran tiempos muy difíciles y complicados. En la capital española abundaban capitostes alemanes, espías nazis y la embajada inglesa maniobraba asimismo por sus intereses. Lo complicado en la misión del actor Leslie Howard en esas tareas de espionaje por su acendrado espíritu militar en pro de Gran Bretaña y el deseo de paz en el conflicto en el que ardía Europa, era ser recibido por Franco. Y recurrió, aparte de estar asesorado por diplomáticos ingleses, a Conchita Montenegro, en la creencia de que su antigua amante era la prometida de alguien muy bien relacionado con el Poder, el falangista ya mencionado Ricardo Giménez-Arnau.

Fue Giménez Arnau quien hizo de intermediario para que Franco le recibiera en El Pardo. La gestión se efectuó discretamente, sin recurrir a los cauces diplomáticos, porque Madrid estaba atestada de espías alemanes. Tal vez éstos tuvieran información de la visita y avisaran a sus jefes en Berlín.

Esta versión fue corroborada por la propia Conchita Montenegro antes de morir en 2007. Confirmó que Howard no había venido a España para promocionar sus películas y que había estado cumpliendo una misión de alto secreto a instancias de Churchill. Nunca volvió a pisar la tierra en la que había nacido.

Interrogantes

El fatal desenlace sucedió el 1 de junio de 1943 cuando el avión que trasladaba a Howard de regreso a Londres –después de haber hecho escala en Lisboa- fue abatido por cazas de Luftwaffe frente a la costa de Cedeira, en A Coruña.

En el momento del suceso Leslie Howard tenía 50 años. Su cadáver nunca fue recuperado de las profundidades del océano Atlántico, al igual que el del resto de las personas que viajaban a bordo del aparato derribado. Unos hechos que durante décadas han planteado varios interrogantes. Por ejemplo, ¿por qué un avión civil fue atacado en una ruta considerada neutral y en la que nunca hasta entonces había habido incidentes?.

Una hipótesis es que el objetivo del ataque fue el propio Leslie Howard, ya que el régimen de Hitler estaba molesto con él, ya fuera por la influencia de sus películas propagandísticas o por sus labores de espionaje. Otra teoría apuntan a que se debió a un error: los servicios secretos del régimen nazi pensaron que en el interior del aparato viajaba Winston Churchill.

Una falsa información facilitada por un espía a la que los alemanes habrían dado veracidad al confundir a uno de los pasajeros del avión con el primer ministro de Reino Unido, que en aquellos días había viajado a Argelia para entrevistarse con Roosevelt y se esperaba que volviera a Londres haciendo escala, al igual que Leslie Howard, en Portugal.

Por todo ello, casi 80 años después de aquel capítulo de la historia, la muerte del actor británico continúa envuelta de misterio.
 

banner distribuidora

Leslie Howard, la gran estrella del cine que murió tras entrevistarse con Franco Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR