Proyecto Faq La barbarie franquista sembró Elgeta (Guipúzcoa) de brutalidad y muerte

sábado, 28 de marzo de 2020

La barbarie franquista sembró Elgeta (Guipúzcoa) de brutalidad y muerte

 
La barbarie franquista sembró Elgeta (Guipúzcoa) de brutalidad y muerte: A partir del 20 de abril de 1937 los franquistas atacaron el frente Republicano en Guipúzcoa, una lucha encarnizada que milicianos y gudaris, con escaso armamento, lograron contener; hasta que la aviación alemana bombardeando todo el día rompió las líneas del Ejército Vasco. El día 24, las tropas de Mola tomaron Elgeta. Era primavera, pero se volvió invierno. Los primeros en comprobarlo fueron los dueños de los caseríos que se encontraban situados a los pies de Intxorta. Ellos fueron los primeros que vieron bajar a los fascistas victoriosos, y también los que antes que nadie comprobaron sus ansias de sangre.

La celebración de los verdugos duró 48 horas. Su reino, 40 años. Cuando las tropas franquistas entraron en la pequeña localidad de Elgeta, los mandos dieron 2 días de “asueto” a sus soldados. Querían que descansaran y festejaran. Las calles de Elgeta se inundaron de horror mientras eran pisadas por tipos que lanzaban soflamas fascistas. Los franquistas mataron a personas desarmadas, civiles, milicianos y gudaris apresados, y violaron a mujeres y niñas. Aquellas 48 horas se hicieron eternas. La impunidad de las bestias, también.

En la madrugada del día 24, varios sublevados, seres sin alma ni estómago, acudieron al caserío Sesto-Gain, con la intención de violar a Antxoni Tellería Lamarain, una jovencita de 14 años. Sus padres intentaron evitar la tropelía interponiéndose entre los soldados y su hija. A Pedro le dispararon 2 veces en la cabeza, matándole en el acto. En el 2º disparo, la bala arrancó también varios dedos a Antxoni, cuando puso la mano sobre la cabeza de su padre. A continuación, a culatazos, golpearon en la cabeza a Frantsizka, que murió a los pocos días. Todo delante los aterrorizados ojos de la niña. Después continuaron su agresión violando a Antxoni hasta cansarse.

En el caserío Antzuategi Bastarrekoa fueron ejecutados 9 personas, entre ellas José Vicente Garai Arenaza, su propietario, un hombre que cometió el gravísimo delito de salir a la puerta de su vivienda para ver qué pasaba. Se encontró allí con 4 jóvenes milicianos que se convertirían en sus compañeros de muerte. Los franquistas cogieron a Garay y a los chavales y los fusilaron. A los milicianos los enterraron debajo de un manzano, con la firme intención de que nunca, nadie, supiese de sus restos. Al dueño del caserío lo dejaron allí tirado: ni siquiera se tomaron la molestia de echarle tierra encima.

En la Fosa Intxorta se han localizado 3 milicianos Republicanos, entre ellos probablemente Luis Elicegui Arregui, 24 años, natural de Donostia, del batallón Dragones. En la Fosa Antzuategui Bastarrekoa se han hallado al menos 3 cadáveres, fusilados sin juicio previo tras ser detenidos en la toma de Elgeta. La fosa se hizo, probablemente, aprovechando un cráter producido por la aviación alemana. Además fueron ejecutados otros 3 vecinos de Elgeta en los días posteriores a la entrada de las tropas rebeldes: Canuto Ugalde Marcaide (concejal Republicano), Dimas Aranzeta Etxezarreta e Hilario Aranzeta Aranzeta.

Una jueza de la localidad de Bergara admitió a trámite la querella presentada por el ayuntamiento, para esclarecer al menos 14 crímenes franquistas cometidos tras la toma del pueblo. Sin embargo, la sensación de justicia duró muy poco: La magistrada que había admitido la denuncia estaba en esa plaza en calidad de sustituta, así que a las pocas semanas regresó a su puesto. El juez titular decretó el sobreseimiento de la causa. Fin del espejismo.

La “modélica” transición española, la que se quiso mostrar al mundo como ejemplo a seguir, estuvo basada en la represión a los luchadores obreros y populares y en un obsceno pacto de impunidad que bajo la cantinela de la “reconciliación nacional” impidió, y sigue impidiendo hasta hoy, juzgar los crímenes del franquismo.





Documentos: Danilo Albín en Público (1 y 2). Testimonio para la querella Argentina. Aranzadi (Iñaki Egaña). Izquierda Diario (Diego Lotito)


banner distribuidora

La barbarie franquista sembró Elgeta (Guipúzcoa) de brutalidad y muerte Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR