Proyecto Faq Republicana, asesinada con 16 años por los falangistas (por encabezar el 1 de mayo con una bandera roja)

lunes, 6 de enero de 2020

Republicana, asesinada con 16 años por los falangistas (por encabezar el 1 de mayo con una bandera roja)


DESIDERIA GIMÉNEZ MONER, REPUBLICANA, ASESINADA con 16 años por sicarios falangistas, por encabezar con una bandera roja el 1º de Mayo de 1936 en Jaca: Desideria Giménez Moner, nació en Bagüés (Cinco Villas, Zaragoza) en 1919. Poco después se trasladó a Jaca con sus padres. Apodada “La Cazoleta”, nombre de la taberna de sus padres. Tomó partido por la igualdad y la justicia social, se afilió muy joven a las Juventudes Socialistas Unificadas de Jaca (Huesca), una organización política fundada en 1936, resultado de la fusión de las Juventudes del Partido Comunista y las Juventudes Socialistas. También estaba afiliada al Socorro Rojo Internacional.

Su figura se convirtió en un mito y símbolo de la violencia de los insurgentes por dos razones: Con 16 años, fue la joven socialista que encabezó el 1º de Mayo de 1936, como abanderada portando una bandera roja, delante de más de 3.000 personas, la manifestación de los trabajadores y trabajadoras en Jaca. Tras el golpe fascista fue apresada. Desideria no tuvo tiempo a desarrollar su proyecto vital. Pocas semanas después, el 7 de agosto de ese mismo año, un grupo de franquistas sacaron de la cárcel a Desideria junto a Pilar Vizcarra, que estaba embarazada y que una semana antes había visto como era asesinado su marido. Las llevaron a campo abierto y las fusilaron. El cadáver de Desideria fue arrojada a una fosa del cementerio de Jaca. Su padre Juan José, albañil de profesión, también murió trágicamente en 1936; Como terroristas que eran, los franquistas fusilaron a Juan José después de Desideria, para que se fuera sabiendo que habían matado a su hija.

El fascismo no perdonó a la mujer adoptar otros roles diferentes a los asignados por el patriarcado. La II República llegó a plantear altas cuotas de igualdad que no pudieron desarrollarse, desde el derecho a voto de 1931 pasando por la ley del divorcio o la despenalización del aborto. Desideria y tantas mujeres anónimas Republicanas fueron represaliadas por adoptar un rol pensante, activo. Cualquier papel, más allá de la sumisión, cualquier posicionamiento en favor de la justicia social era considerado antinatural por el régimen franquista.

El nombre de Desideria Giménez Moner sustituye ya, en aplicación de la “Ley de Memoria Histórica”, a la antigua calle diez de agosto, que recordaba el golpe de estado encabezado por el General Sanjurjo en dicha fecha del año 1932, contra el legítimo y democrático gobierno de la II República. «Estamos felices de ver que por fin caen las placas que ensalzan la barbarie y se levantan otras para aplaudir a la juventud. Dándole una calle a Desideria rendimos homenaje a una juventud comprometida con su clase, con su barrio, con su ciudad. A una juventud capaz de levantar la bandera de la solidaridad, la libertad, la igualdad. La bandera de los y las trabajadoras, como hizo Desideria Giménez un Primero un de Mayo a costa de recibir la venganza del fascismo», afirmaron, durante el acto, desde la Asociación Vecinal de San José, impulsora de esta iniciativa que ha contado con el apoyo del barrio y de la Junta Municipal.

La Asociación Desideria Giménez es una organización feminista, laica, independiente, anticapitalista y comprometida con la transformación social. El 10 de abril de 2010 se inauguró en la parte nueva del cementerio municipal la obra “En memoria de los fusilados jacetanos”, obra del artista local Pablo Valdevira. La obra, sufragada por el Ayuntamiento de Jaca se erige en memoria de los 417 jacetanos fusilados entre 1936 y 1942. La muerte de Desideria dio origen a un conocido romance escrito por Gregorio Olivan, estudiado por filólogos franceses, y publicado en varios libros sobre la guerra civil.


banner distribuidora

Republicana, asesinada con 16 años por los falangistas (por encabezar el 1 de mayo con una bandera roja) Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR