Proyecto Faq Post Procés, bienvenidos a la España Facista

domingo, 20 de octubre de 2019

Post Procés, bienvenidos a la España Facista


Post Procés, bienvenidos a la España Facista:
«Al Fascismo no se le discute, se le destruye» – Buenaventura Durruti

En esta República Bananera Post Franquista, en que todo quedó atado y bien atado, el poder ejecutivo elige al poder legislativo y entre ambos eligen al poder judicial, por tanto no hay separación ni independencia de poderes, por este motivo la imposición de la justicia es irresponsable y carece de credibilidad, quienes la imparten son los compiyoguis de la casta de seudo políticos del bipartidismo.
La sala de justicia que ha juzgado el Procés, es la misma que ha archivado innumerables casos de corrupción contra el PP, ha archivado el caso Máster del analfabeto de Casado, no tienen intención de investigar las mordidas que se llevó nuestro comisionista emérito por la adjudicación del Ave en la Meca, son solo algunos ejemplos de a quienes sirven estos jueces franquistas.
 Una vergüenza de proporciones descomunales, las condenas de entre 11 a 13 años para los políticos y de 9 años para los activistas sociales, las acusaciones por las cuáles fueron llevados a juicio, no se ajustan a la realidad, además de una interpretación muy particular en el momento de dictar sentencia delinquiendo de forma flagrante en contra de todos nosotros los españoles.
 Los delitos de la acusación son la Rebelión y Sedición, vamos por partes, la rebelión es un alzamiento en armas contra el orden establecido y la Constitución y no hemos visto en ningún momento que estos funcionarios y activistas sociales hayan sacado un revólver como si lo hizo Tejero en el Congreso ese 23F, muy providencial para Juan Carlos, legitimando ante la opinión pública su parasitismo en las instituciones, por tanto esa acusación no es correcta.
 Los Jordis activistas pacíficos y conciliadores, son acusados de sedición,
este fue un delito de tiempos oscuros y anacrónicos en que los campesinos se reunían y levantaban contra el poder de su patrón, la libre expresión y derecho a reunión en ese entonces no existían, la Democracia tan solo era una utopía, respetar la ley consistía en que los jornaleros debían tragar con los abusos que los terratenientes les impusieran, este delito no está contemplado en la inmensa mayoría de las Constituciones Europeas porque carece de vigencia y en consecuencia en ninguna sociedad desarrollada se debería siquiera mencionar, pero la nuestra dista mucho de serlo.
 La oficina de los derechos humanos de la ONU, ha calificado de arbitrarias las detenciones de Oriol Junqueras, Jordy Cuixart y Jordi Sánchez, en su informe no vinculante dice que las intervenciones no fueron violentas o incitaron a la violencia, los procesados estaban haciendo uso de su derecho a la libre expresión, participación, reunión y opinión, amparados por la «Declaración de los Derechos Humanos» recomendando al Gobierno de Sánchez su inminente puesta en libertad además de las indemnizaciones económica que les correspondan por daños y perjuicios, además se vulneró su presunción de inocencia.
Insta al gobierno de España a que abra una investigación independiente para castigar a los responsables de esas detenciones.
El grupo de trabajo de la ONU, los considera presos políticos, algo inaudito a día de hoy en Europa occidental.
 La justicia ha brillado por su ausencia, solo se ha aplicado el escarmiento y el aviso a navegantes, quien ose alterar el Status Quo impuesto por esta banda de malhechores, será castigado de forma desproporcionada, todo sea para preservar el orden y la seguridad social, con este mantra se vende esta infamia demonizando a los imputados y a la sociedad catalana al enfrentarla a la española, cuando los verdaderos monstruos habitan en el poder judicial y el bipartidismo que parasita las instituciones, con ese tufo franquista que no nos quitamos de encima.
 Seremos los campesinos de otrora sin derechos ni libertades, tragando a las malas y si no nos gusta a la mazmorra.
El escenario ya se estaba labrando con la ley mordaza y la modificación del código penal, el Procés catalán ha sido el catalizador para dar el golpe de gracia a la Democracia, criminalizando a quienes defendemos la libertad y los derechos civiles; el solo hecho de manifestarnos en las calles contra un desahucio, por la corrupción, por el desmantelamiento de nuestro Estado del Bienestar, etc., nos convierte de Ipso Facto en delincuentes, nuestro delito la sedición.
«El opresor no sería tan fuerte, si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos» – Simone de Beauvoir
 Los Estados fascistas se construyen paciencientemente, apilando los bloques necesarios para poder llevar a cabo esa transformación silenciosa en la que lastimosamente la mayoría aún no se percata del futuro salvaje que nos aguarda, una vez las piezas estén bien encajadas.
O echamos a esta gentuza de las instituciones o viviremos en una cárcel perpetua.
Como sucedió en el 33 con el ascenso del nazismo, cuando la gente vio al monstruo que dirigía su nación, ya era tarde para reaccionar y se vieron consumidos en esa pesadilla.
Se hace de la aceptación, con propaganda barata se blanquea a los fascistas imprimiéndoles cercanía, cordialidad, empatía y humanidad, engañando a la mayoría haciéndoles creer que son campechanos, uno más de nosotros, nada más lejos de la realidad, son tan solo animales que nos quieren despedazar.

Fuente → lasrepublicas.com

banner distribuidora

Post Procés, bienvenidos a la España Facista Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR