Proyecto Faq Sobre el encuentro mantenido entre la dirección del PSOE y algunas asociaciones de memoria histórica.

lunes, 2 de septiembre de 2019

Sobre el encuentro mantenido entre la dirección del PSOE y algunas asociaciones de memoria histórica.


Sobre el encuentro mantenido entre la dirección del PSOE y algunas asociaciones de memoria histórica.: El secretario general del PSOE, acompañado de la actual Ministra en funciones de Justicia, han invitado a algunas asociaciones de memoria histórica a un encuentro oficial para, según informa el PSOE, intercambiar puntos de vista de cara a la elaboración del programa con el que dicho partido pretende que su secretario general sea investido próximamente presidente del gobierno.

Celebramos que al menos una de dichas asociaciones haya presentado como exigencias para un gobierno que pueda satisfacer las demandas de las víctimas de la Dictadura franquista, el pliego de acuerdos que elaboramos colectivamente la mayoría de ellas a partir del texto base presentado por AGE y el Equipo Nizkor en no muy lejana reunión de trabajo.

Lamentamos que en dicho conjunto falte alguna de las exigencias que nos parecen determinantes a la hora de medir la sinceridad de las reformas y normas legales a aprobar, como es la declaración de nulidad de raíz de la Ley de Amnistía preconstitucional que exonera a todos los torturadores y represores franquistas de cualquier responsabilidad ante los tribunales de justicia, pero aún así consideramos digno de mención el esfuerzo realizado por algunas de las asociaciones presentes en la citada reunión con el secretario general del PSOE para dignificar los trabajos de recuperación de nuestra memoria, de la memoria viva de las víctimas del franquismo.

De igual manera lamentamos que no se quisiera escuchar por el PSOE a AGE, la asociación no partidista en cuya Junta Directiva convivimos socialistas, comunistas, anarquistas, republicanos y un amplio abanico de antifascistas representantes de la vida y la sociedad como puedan ser militares, antiguos guerrilleros, sindicalistas, profesores universitarios, juristas, archiveros, etc., y que resulta ser, junto al Equipo Nizkor, las dos organizaciones más veteranas y con más alto nivel técnico con presencia en toda España y en numerosos países en los que aún residen exiliados, brigadistas internacionales, niños de la guerra de aquel trágico tiempo de guerra, supervivientes de los campos de trabajo y exterminio nazis, y sus numerosos descendientes que se siguen sintiendo profundamente unidos a la suerte de España y se consideran con todo rigor víctimas de la dictadura y el fascismo.

De igual manera queremos hacer resaltar que desde AGE y el Equipo Nizkor hemos mantenido la reivindicación, e incluso procedimientos judiciales, de la memoria de los centenares de muertos por la violencia policial y por la de grupos fascistas durante la autodenominada "modélica transición democrática".

Por todo ello queremos manifestar a la opinión pública nuestro profundo malestar ante la utilización de la memoria de las víctimas de la Dictadura franquista para usos estrictamente partidistas y de pura oportunidad.

El daño que esta utilización y manipulación provoca afecta de forma determinante a los cientos de miles de víctimas que aún hoy se ven en la exigencia de luchar por su reconocimiento jurídico ya que nunca hemos visto totalmente resuelta nuestra exigencia de Verdad, Justicia y Reparación.

Pero no sólo afecta a las víctimas directas y a sus descendientes, sino que sobre todo afecta a todo nuestro país, cuya historia reciente ha sido secuestrada, grotescamente deformada y apropiada por los vencedores de aquella ya lejana guerra, sus sucesivos colaboradores, e incluso por los fundadores de la actual democracia y que ha llegado a establecer como verdades históricas, falsificaciones espurias como la que señala el fin de nuestro pasado régimen democrático y republicano el día 18 de julio de 1936 y no el más real de 1 de abril de 1939, según han afirmado recientemente en una sentencia magistrados del Tribunal Supremo.

Esta deformación institucional hace material y moralmente imposible que todos podamos ser y sentirnos hijos de una común historia y en consecuencia conciudadanos de un único y común país.

Por eso hoy, ante la indignación de millones de ciudadanos que ven con horror un presente económicamente descorazonador, políticamente simplón, descafeinado y oportunista, y civilmente un continuo retroceso de los derechos y libertades civiles y democráticas, y en desaforada carrera hacia la caverna y el autoritarismo, queremos resaltar la lamentable labor de quienes pretenden que sólo sean admisibles las polémicas sobre aspectos accidentales de la vida e historia de un país, tal como pretenden ofrecer las más importantes fuerzas políticas estatales presentes en la vida pública.

Sólo es posible escuchar por boca de esos dirigentes o bien de vagos y abstrusos discursos ideológicos utilizados a modo de escapismo barato para rehuir la respuesta a los grandes problemas políticos que exigirían respuesta política inexcusable, o de un burdo reparto de cuotas particulares de poder.

Y para ello no tienen reparo alguno en servirse de lo más profundamente esencial de los valores y exigencias de la ciudadanía, y en particular denunciamos cómo se manipula con fines partidistas y de escaso alcance político y mucho alcance de oportunidad algo tan sensible y de tanto alcance como es la llamada Memoria Histórica Democrática.

Esta actual situación en la que miles de ciudadanos se muestran irritados e indignados ante la carrera hacia ningún sitio de los partidos de poder, las nuevas generaciones corren el riesgo de lanzar esta irritación contra su aterrador presente, no contra ese presente y la herencia de la que ese presente está cargada. Actuar de esta manera es como disparar con balas de fogueo contra la actual situación de crisis política, ciudadana y moral.

Sólo si esa indignación generalizada contra ese presente tuviera en cuenta la dura carga de la herencia del pasado reciente, se supiera heredera de tantas generaciones que lucharon por la libertad, la justicia y la legitimidad heredada, podría esa indignación ser semilla de una esperanza en tiempos mejores, más justos, más honrados, más humanizados.

Por todo ello la manipulación de los esfuerzos por la recuperación de nuestra Memoria Histórica Democrática, secuestrada por cuarenta años de Dictadura y cuarenta años de olvido exigido e impuesto desde los poderes fácticos presentes en la desdichada vida política española, dará necesariamente lugar a una verdadera catástrofe de dimensiones históricas.

Las charlas de café de uno u otro partido y especialmente del PSOE con algunas bien seleccionadas agrupaciones que trabajan en una gran cantidad de aspectos de la Memoria Histórica Democrática, resultan un intento de eludir y nuevamente apropiarse de los superficial, circunstancial y exterior de nuestra memoria, para a cambio de los restos físicos de nuestros viejos compañeros dejar enterrados en las cunetas, su memoria, sus ideales, y sus anhelos de libertad y de justicia.

Levantamos la voz por tanto ante el hecho de que se presente como un esfuerzo oficializado de crear un país que haya hecho justicia con el sacrificio de tantas víctimas, tales reuniones forzadas y de pura imagen, y en su lugar se ofrezcan una foto, unas vagas declaraciones ambiguas y ningún compromiso real.

Jugar con tal desprecio con las víctimas de la dictadura franquista es, sépanlo todos, garantía de un resurgir del fascismo. A eso nos está llamando esta mezquina política de saldo y subasta de nuestra memoria.

Queremos recordar que si hoy no hay némesis, mañana habrá fascismo.
Juan Barceló / Vocal de la JD de AGE

Fuente → derechos.org

banner distribuidora

Sobre el encuentro mantenido entre la dirección del PSOE y algunas asociaciones de memoria histórica. Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR