Proyecto Faq La Fundación Franco presiona a Martínez-Almeida para que vuelva al callejero franquista

viernes, 13 de septiembre de 2019

La Fundación Franco presiona a Martínez-Almeida para que vuelva al callejero franquista


La Fundación Franco presiona a Martínez-Almeida para que vuelva al callejero franquista: La Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF) se ha convertido en un influyente lobby, un grupo de presión que trata de condicionar las decisiones de los sucesivos “trifachitos” que se han ido constituyendo en todo el país, sobre todo en el eje Madrid, Andalucía y Murcia. En los últimos meses la organización que dirige el general retirado de infantería de Marina Juan Chicharro Ortega no solo ha contribuido a paralizar la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos, sumándose a las pretensiones de los herederos del anterior Jefe del Estado, sino que ha presionado con fuerza e insistencia para que el Gobierno municipal de Madrid siga siendo “fiel” a la memoria del dictador.

El pasado mes de julio, la FNFF envió un escrito al Ayuntamiento madrileño en el que interpelaba directamente al actual alcalde, José Luis Martínez-Almeida, “instándole a revertir el cambio de nombre de varias calles de la capital que acometió el anterior gobierno municipal, dirigido por Manuela Carmena”.

De esta manera, la Fundación de Chicharro emprendía una ofensiva política y legal para que las calles de Madrid recuperen los nombres de personajes ilustres del franquismo, una medida que choca directamente contra la Ley de Memoria Histórica. ¿Cómo va a reaccionar el alcalde del Partido Popular ante lo que es una maniobra de acoso en toda regla para que el primer edil adopte finalmente una ordenanza que a todas luces sería inconstitucional? Es una incógnita que está por ver, aunque las organizaciones que defienden la memoria histórica se temen lo peor.

Apenas tres meses después de su llegada al poder local, el alcalde popular tiene no pocos frentes abiertos. De entrada, en los próximos días tendrá que presentar su controvertido plan anticontaminación con el que trata de tumbar Madrid Central, el eficaz proyecto ecologista de Carmena que según todos los informes técnicos redujo ostensiblemente las emisiones contaminantes en los últimos años. La papeleta para Martínez-Almeida no es nada fácil, sobre todo si se tiene en cuenta que Bruselas lo vigila con lupa y cualquier retroceso en las políticas medioambientales podría acarrearle una dura sanción económica al consistorio madrileño, además de un peligroso pleito en los tribunales por daño al entorno y a la salud pública.

De este modo, centrado como está el primer edil en el más grave problema de Madrid (la suciedad irrespirable de la ciudad) quizá pueda sentir la tentación de ceder a las presiones del principal lobby de la extrema derecha en un asunto que considera menor y volver a revisar el callejero municipal, devolviendo a las plazas y avenidas los infames nombres fascistas que las adornaron durante décadas de férrea dictadura. Así, los nombres de generales como Millán Astray, Fanjul, Mola o Cabanillas podrían retornar de nuevo a las placas que presiden calles importantes de la capital del país, un retroceso nefasto para la imagen de España.

La Fundación Francisco Franco ya llevó a cabo hace unos meses campañas para la recogida de donativos de ciudadanos y comerciantes con el fin de “parar en los tribunales los cambios en el callejero de Madrid”. Hoy, la asociación justifica esta petición en función de las “sentencias judiciales que se han ido dando en relación” a las 52 calles de Madrid que fueron cambiadas de nombre durante el mandato de Carmena, una actuación de la exalcaldesa que la organización de Chicharro considera “revanchista y de ajuste histórico de cuentas con la excusa de la aplicación de la Ley de Memoria Histórica”.

“Igualmente, en cuanto al resto de las 44 calles en las que el Comisionado de la Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid apreció motivos para su cambio, y se procedió a su sustitución sin esperar un pronunciamiento judicial, la fundación FNFF recuerda el consiguiente gasto que ha conllevado, no sólo el cambio de placas, sino los derivados de los registros públicos, tributos municipales, contratos, DNI, pasaporte, carné de conducir, gestiones de Catastro, Registro de la Propiedad, etcétera”, asegura en su página web. Por su parte, el actual equipo de Gobierno municipal sostiene que acata todas las decisiones judiciales, aunque actuará en cuanto “los tribunales se manifiesten de forma definitiva”.


Fuente →  diario16.com

banner distribuidora

La Fundación Franco presiona a Martínez-Almeida para que vuelva al callejero franquista Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR