Proyecto Faq Una fotografía histórica e inédita

lunes, 23 de julio de 2018

Una fotografía histórica e inédita


Aquel día de finales de septiembre de 1936, el grupo de republicanos encarcelados en el Castillo de Santiago de Sanlúcar por los militares sublevados contra la República recibió una visita inesperada. Se trataba de una representación de los oficiales de la Marina alemana destacados en el torpedero Wolf. Iban acompañados de los jerarcas falangistas de la ciudad. Mientras los visitantes observaban cuchicheando a aquellos infelices, sabedores la mayoría de que serían fusilados en los días siguientes, uno de los alemanes realizó una fotografía de los reos. La instantánea ha permanecido inédita hasta la actualidad y es un testimonió único de la represión durante la Guerra Civil.

Recientemente, en el número 61 de la revista Andalucía en la Historia, editada por el Centro de Estudios Andaluces, ha sido publicado el articulo La marina alemana en el Guadalquivir, firmado por los investigadores Rafael Montaño García y José María Hermoso Rivero. En ese trabajo, que toma como punto de partida la fotografía de los presos, ambos investigadores analizan la presencia de la Kriegsmarine en los primeros meses de la Guerra Civil. Aunque varios escritores contemporáneos a la época, como Pedro Barbadillo Delgado o Manuel Barbadillo, mencionaban la presencia en Sanlúcar de la Armada nazi, no había testimonios gráficos de ese episodio.

Rafael Montaño y José María Hermoso han investigado y documentado la foto

Hace unos meses, Rafael Montaño García, uno de los más importantes coleccionistas de cromolitografías del país, adquirió la fotografía de los presos del Castillo de Sanlúcar. Montaño era consciente de la importancia de esa instantánea para la historia de la Guerra Civil en la zona. Junto al historiador José María Hermoso, profesor en el colegio Compañía de María de Sanlúcar, emprendió una investigación que les llevó a indagar en la prensa de la época, que narraba la visita del torpedero Wolf a la ciudad de la manzanilla.

De esta forma, ambos investigadores, documentaron cómo el 28 de septiembre de 1936, las autoridades locales recibieron al capitán Hans Erdmenger y a otros oficiales, que fueron agasajados durante las horas que permanecieron en Sanlúcar. Uno de ellos tomó la foto, la firmó en el reverso con el nombre de Jacks e indicó la procedencia de la imagen: "Kommunisten hinter Scholß und Riegel im alten Kastell von Sanlúcar". Es decir: Comunistas detrás de los cerrojos y candados en el viejo Castillo de Sanlúcar.

Desde los primeros meses de la Guerra Civil, el Castillo de Santiago fue utilizado como prisión por los sublevados hasta principios de los años cuarenta. Entre sus muros fueron recluidos cientos de republicanos procedentes de Chipiona, Rota y Trebujena. También de otros pueblos de Andalucía. Muchos de ellos fueron asesinados en los caminos y viñas de la zona cuando oficialmente eran trasladados desde el castillo al penal de El Puerto de Santa María.

Gracias a los documentos del escritor Manuel Barbadillo, que salieron a la luz por primera vez en el libro Cien capítulos de retaguardia, del periodista Eduardo Domínguez Lobato, conocemos el nombre de la mayoría de las víctimas hasta enero de 1937. Pero hasta la fecha no existía ningún testimonio gráfico sobre la represión franquista en Sanlúcar.

De este modo, junto con el testimonio de los presos republicanos, se abre otra línea de investigación: la participación de la Marina alemana en la zona, eclipsada por la presencia de la Legión Cóndor, que fue vital para el triunfo de los sublevados. No en balde, Franco había solicitado a Hitler apoyo aéreo y medios para trasladar nuevas tropas desde África a la Península. En los primeros meses de la Guerra Civil, Cádiz y Sevilla fueron los puntos de abastecimiento de todo el material destinado al Ejército sublevado, enmarcado dentro de la operación Feuerzaber (Fuego Mágico) que tenía como objetivo la ayuda militar para el triunfo de los franquistas.

Siguiendo otras fotografías realizadas por Jacks en España, los investigadores han podido reconstruir el periplo del torpedero Wolf entre los años 1936 y 1937. Ha sido documentada así la participación del buque en la evacuación de refugiados en el norte de España y la participación en la toma de ciudades como Santander.

Con este trabajo, Rafael Montaño y José María Hermoso aportan un valioso documento que nos acerca al horror de la contienda. Gracias al testimonio de un fotógrafo alemán, hoy por fin podemos ponerle rostro a una parte de aquellas víctimas de la barbarie.

Seguir leyendo más sobre esta información... Fuente de la noticia →
diariodecadiz.es

Una fotografía histórica e inédita Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar
 
  • BR